domingo, julio 14, 2024

Centenario Ava Gardner: Crítica de ‘Sacerdote del amor’ (1981)

Las críticas de Daniel Farriol:
Centenario Ava Gardner
Sacerdote del amor (1981)

Sacerdote del amor (Priest of Love) es un drama romántico británico dirigido por Christopher Miles (Un toque de suerte, La virgen y el gitano) que funciona a modo de biopic sobre la polémica figura del escritor D.H. Lawrence. El guion fue escrito por Alan Plater (Agente invisible, Una guerra feliz), adaptando el libro «The Priest of Love» de Harry T. Moore, y tomando como referencia las cartas y escritos del propio D.H. Lawrence. La historia nos sitúa en los últimos años de vida del escritor, cuando huye de Inglaterra a raíz de la prohibición y quema de su novela «The Rainbow». La situación se agrava cuando contrae tuberculosis y se refugia en Italia, donde escribirá «El amante de Lady Chatterley». Está protagonizada por Ian McKellen, Janet Suzman, Ava Gardner, Penelope Keith, Jorge Rivero, Maurizio Merli, John Gielgud y James Faulkner.

Una biografía honesta sobre el escritor D.H. Lawrence

Sacerdote del amor es una biografía de los últimos años de D.H. Lawrence (Ian McKellen) centrada en sus problemas con la censura británica y, en especial, en su pasional relación con Frieda von Richthofen (Janet Suzman), una traductora perteneciente a la nobleza alemana que abandonaría a su marido y a sus tres hijos para pasar el resto de su vida con el escritor. El guion de Alan Plater adapta la última parte del libro «The Priest of Love» de Harry T. Moore, para relatar la vida del escritor a partir del año 1914 con la destrucción un año después de los manuscritos de «The Rainbow» por ser considerados obscenos, mostrando su posterior exilio en países como Australia, México e Italia, y finalmente su muerte por tuberculosis en 1930 a la edad de 44 años.

Christopher Miles realiza un acercamiento honesto a la controvertida figura del escritor, tachado a menudo de pornógrafo y lascivo, pero sin abarcar otras características de su ambigua personalidad como eran una compleja ideología política, su presunta misoginia (también hubo quién le acusó de eso) o esas tendencias homosexuales aparentemente no resueltas que tanto gustaba recrear en sus escritos (en la primera escena de la película lo vemos retozar desnudo con otro hombre, pero a partir de entonces no se muestra nada más que su pasión por pintar cuerpos desnudos en actitudes sexuales con personas del mismo sexo).

El director realizó un extenso trabajo de documentación para recrear con realismo la personalidad del escritor, lo que le llevó a estudiar en profundidad su obra y leer más de 100 libros que versaban alrededor de su figura. Se nota que no se trata de un interés esporádico para esta película ya que con anterioridad Miles había dirigido La virgen y el gitano (1970), adaptando otro de sus libros, y también tuvo en proyecto «La serpiente emplumada» contando con Robert Redford y Faye Dunaway en los papeles protagónicos, aunque finalmente no consiguió la financiación necesaria para llevarla a cabo.

El amor y la furia

El título de la novela y del film, Sacerdote del amor, está extraído de una cita del propio D.H. Lawrence que dice: «Siempre seré un sacerdote del amor, y uno alegre. Una vez que hayas sabido lo que el amor puede hacer, no hay decepción ni desesperación».

La película nos presenta a un personaje libre de pensamiento que se entrega al amor por la literatura, la pintura y los cuerpos ajenos. Polémico y transgresor, su fuerte carácter se perfila con sentido del humor y sarcasmo en un guion que, sin embargo, no profundiza del todo en la complejidad del personaje. Por otro lado, sí ofrece un retrato fidedigno del desafío que representó su obra para una sociedad británica adormecida por las leyes morales constrictivas. Para darle mayor veracidad a las escenas del exilio, muchas de las localizaciones empleadas en la película fueron lugares reales en los que vivieron o visitaron juntos D.H. Lawrence y Frieda.

Lamentablemente la versión original de la película estrenada en 1981 que duraba 125 minutos se ha perdido, hasta donde yo se, los originales fueron destruidos y no se ha podido ver nunca más a posteriori. En 1985 se realizó un nuevo montaje de 99 minutos que volvió a reestrenarse en cines obteniendo mejores críticas que coincidían en el acierto de ese recorte que servía para perfilar mejor la historia del escritor. Sin embargo, mi sensación sin haber visto la primera versión es que el actual montaje tiene momentos precipitados, escenas que aparecen como píldoras inconexas o incompletas dentro de la narración, algo que le crea problemas de ritmo durante algunas partes.

Un reparto de lujo con un inconmensurable Ian McKellen

Lo mejor de todo es la interpretación de Ian McKellen, en uno de sus primeros papeles importantes, completamente mimetizado con el físico del D.H. Lawrence real. También destaca a su lado una visceral Janet Suzman como su esposa y amante Frieda, mientras que también encontraremos secundarios de lujo como John Gielgud, interpretando al obsesivo censor Herbert G. Muskett, una divertida Penelope Keith como la pintora sorda Dorothy Brett, James Faulkner como Aldous Huxley o Ava Gardner como Mabel Dodge Luhan, la ricachona mecenas que cedió un terreno al matrimonio Lawrence para que se establecieran durante su exilio voluntario. El rol de Gardner es aquí muy secundario, pero es uno de los pocos papeles destacables del final de su carrera, en esta película contaba ya con 59 años y aún mostraba en pantalla todo su glamour de antaño.

Sacerdote del amor es un biopic menos fascinante que el personaje que representa, pero tiene suficientes elementos de interés en su retrato social donde se contrasta la vida bohemia de los artistas durante su idílico retiro espiritual en contraposición a la represión moral acometida por las autoridades públicas. Esas mismas que fueron capaces de confiscar cuadros de una exposición por mostrar actitudes indecorosas o cuerpos desnudos. Un filme semi perdido y poco conocido que sirve como testimonio parcial de la vida de un autor irrepetible que poseía una personalidad llena de contradicciones y ambigüedades, algo que precisamente lo hace más humano e interesante en una época actual donde parecen repetirse gestos censores del pasado.


¿Qué te ha parecido la película?

Sacerdote del amor

6.5

Puntuación

6.5/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

9,670FansMe gusta
2,070SeguidoresSeguir
500SeguidoresSeguir
23,108SeguidoresSeguir
5,210SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad-

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Avance oficial de ‘El Hoyo 2’, que llega a Netflix en octubre

El Hoyo fue una de esas agradables sorpresas que te encuentras en Netflix, y supuso un soplo de aire fresco a lo que habitualmente...