70 SSIFF. Retrospectiva – Claude Sautet. Crítica de ‘Garçon!‘ (1983)

Las críticas de José F. Pérez Pertejo en el 70 Festival de San Sebastián:
Garçon!

Del mismo modo que Una vida de mujer fue un proyecto concebido por y para Romy Schneider, Garçon! fue, desde el principio, un vehículo para el lucimiento de Yves Montand que, por lo visto, también respondía a una promesa de Claude Sautet al actor que había protagonizado dos de sus grandes éxitos: Ella, yo y el otro y Tres amigos, sus mujeres y… los otros. Montand, con status de gran estrella en la cinematografía francesa, impuso un sinfín de condicionantes en el guion y en la concepción de su personaje y su agenda retrasó el rodaje durante un año.

Garçon! una de cuyas acepciones en francés es camarero, se desarrolla en una Brasserie en la que trabaja Alex (Montand) un hombre maduro, elegante, y de refinadas maneras, que se ve obligado a trabajar en un oficio por debajo de sus expectativas para poder sostenerse económicamente tras su divorcio. De hecho, comparte piso con su compañero Gilbert interpretado por Jacques Villeret, actor que quince años después alcanzaría gran popularidad al protagonizar La cena de los idiotas.

Yves Montand derrocha todos sus recursos interpretativos para construir un personaje encantador y, como todos los derroches, termina resultando excesivo en algunos momentos. Su personaje, un hombre que sobrepasa los sesenta (Montand tenía 62 años en el momento de rodar la película) tiene relaciones con mujeres jovencitas que le confrontan con su edad cuando le dejan por otro. El reencuentro con Claire (Nicole García) con quien había coincidido muchos años atrás en una boda, despertará su pasión y tratará de conquistarla desplegando todo tipo de atenciones.

Garçon! fue un éxito de taquilla y obtuvo cuatro nominaciones a los César incluyendo a Yves Montand como mejor actor principal y una doble nominación en la categoría de mejor actor secundario para Jacques Villeret y Bernard Fresson. Sin embargo, la crítica fue despiadada con la película y el propio Sautet la consideró un fracaso que le hizo pensar en abandonar la dirección a la que no volvería hasta cinco años después con Unos días conmigo.

Fruto de este descontento, Sautet fue reduciendo paulatinamente el metraje. La primera versión de 112 minutos se redujo a 102 para su estreno en salas. Años después, en 1998, tras el abandono definitivo de la dirección cinematográfica, el propio Sautet supervisó la remasterización de sus películas y recortó catorce minutos más de Garçon! hasta dejarla en los 88 que dura la versión actual.

El caso es que ya sea por una mala concepción del guion desde el principio (no he podido ver el montaje original) o porque a Sautet se le fuera la mano con la tijera, hay demasiadas cosas en Garçon! que sencillamente no se entienden: la relación entre el personaje de Yves Montand y el de Nicole García pasa de un desplante en plena calle a, unas secuencias después, amanecer juntos en la cama sin que medie explicación alguna. El personaje de Bernard Fresson (que está muy bien, por otra parte) pasa de ser un jefe de cocina tiránico, violento e insoportable a un tío majete amigo de los camareros sin que los espectadores podamos entender la transición. Todos los camareros se reúnen en una cena casi al final de la película exaltando su amistad y compañerismo cuando durante toda la película hemos visto cómo se trataban con frialdad. El negocio de entretenimiento (o vaya usted a saber qué) que Yves Montand pretende montar comprando unos terrenos aparece casi de la nada y sirve para cerrar la película en una secuencia multitudinaria en la que los personajes tienen vínculos que no han sido explicados durante todo el film. Y así podríamos seguir.

Vista hoy, Garçon! no pasa de ser una curiosidad que, con benevolencia, podría calificarse de “entretenida”, sin duda una obra de clase baja en la filmografía de Claude Sautet cuya mayor virtud son las vistosas secuencias filmadas en el interior del restaurante en las que los camareros, incluyendo a Montand, se desplazan bandeja en mano entre las mesas de los clientes cruzándose unos con otros en una suerte de coreografía bastante natural. Tampoco es la mejor interpretación de Montand a quien, como se ha dicho, se le va la mano con la gestualidad. Resulta más gratificante ver a la estupenda actriz y notable directora Nicole García que, por aquel entonces, ya había protagonizado una veintena de películas y atesoraba dos nominaciones al César. El resto del reparto funciona a gran altura aunque sus personajes estén tan solo abocetados en el guion.


Garçon! podrá verse durante el 70 Festival de San Sebastián en dos pases:

  • Lunes 19 a las 16:00 en la Sala Príncipe 6
  • Viernes 23 a las 18:45 en la Sala Príncipe 6

Garçon!

5

Puntuación

5.0/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: