70 SSIFF. Crónica 3. ‘El suplente’, ‘R.M.N.’ y ‘Argentina, 1985’.

Cobertura realizada por Daniel Farriol:
70 Festival de San Sebastián 2022
No es cine todo lo que reluce se ha desplazado hasta el 70 Festival de San Sebastián 2022. Cada día os contaremos nuestras primeras impresiones sobre todas las películas que tengamos la oportunidad de ver, así como todas otras cosas interesantes que sucedan en estos días tan señalados y dedicados al mejor cine nacional e internacional que se estrenará en los próximos meses. Hoy os hablamos de las películas: El suplente, R.M.N. y Argentina, 1985.

El suplente
EL SUPLENTE

Dirigida por: Diego Lerman
Intérpretes: Juan Minujín, Bárbara Lennie, Alfredo Castro, María Merlino, Lucas Arrua, Rita Cortese
País: Argentina – España – Italia – México – Francia
Sección Oficial

Sinopsis: Lucio, un prestigioso profesor de literatura en la universidad, toma un curso en una escuela del barrio donde creció, en los suburbios de Buenos Aires. Allí intentará ayudar a su padre a salvar a Dilan, un estudiante perseguido por un grupo de narcos.

Nuestra opinión: El suplente es un interesante drama argentino que mediante una narrativa dinámica logra sortear los lugares comunes que propone tanto en la trama educativa como en la criminal. No es la primera vez que asistimos a la llegada de un nuevo profesor a una universidad a la que acuden estudiantes conflictivos o que proceden de barrios marginales. En esta ocasión, se trata de un profesor de literatura, Lucio, el cual se implica más allá de las paredes del centro educativo para intentar que los chavales no pierdan el rumbo en sus vidas, abandonen los estudios o caigan en la delincuencia de las bandas que controlan la droga que se mueve en el barrio.

Aún y tirando de tópicos, esta «mentes peligrosas» bonaerense tiene un buen personaje protagonista al que el actor Juan Minujín logra insuflarle la suficiente energía para mantenernos atentos a sus peripecias. Como no podía ser de otra forma, al final se ganará las simpatías de su difícil alumnado que reconocerá sus esfuerzos para acercarles a la poesía. Peor hilvanada está la trama criminal y las escenas de tensión que se derivan del enfrentamiento con los narcos locales (la escena en los lavabos con el cabecilla cantando «Anton Pirulero» a modo de amenaza hacia el profesor es bastante ridícula). De todas formas, se consigue crear una atmósfera bastante realista que describe la vida de los barrios periféricos y la dificultad de acceder a una educación de calidad por parte de los jóvenes que han tenido la mala suerte de nacer en lugares donde reina la violencia. Diego Lerman firma un trabajo sólido aunque carente de sorpresas y en cuyo reparto encontramos al siempre estupendo Alfredo Castro o a una desaprovechada Bárbara Lennie.

R.M.N.
R.M.N.

Dirigida por: Cristian Mungiu
Intérpretes: Marin Grigore, Judith State, Macrina Bârlădeanu, Orsolya Moldován, Andrei Finți
País: Rumanía – Francia – Bélgica
Perlak

Sinopsis: Unos días antes de Navidad, Matthias vuelve a su pueblo natal en Transilvania para recuperar el contacto con el hijo que abandonó mientras trabajaba en Alemania. Allí, mientras intenta implicarse más en la educación de su hijo, la tranquilidad se verá truncada cuando una empresa local decide contratar a trabajadores extranjeros.

Nuestra opinión: R.M.N. es una película que deja poso para el debate con sus incisivas reflexiones sociales sobre el cáncer que supone el racismo en la Europa actual, el declive económico de las sociedades capitalistas y las dificultades de adaptación de los emigrantes. El director rumano Cristian Mungiu es fiel a su estilo áspero y frío para cocinar un relato a fuego lento durante la presentación de personajes y ambientes que tarda casi una hora en arrancar para focalizarse por fin en los verdaderos asuntos que quiere tratar. Esa segunda mitad del filme es implacable y contundente en el reflejo de las miserias humanas y el racismo estructural que va más allá de religiones, razas o nacionalidades.

Precisamente lo más interesante que cuenta la película es plantear el racismo como algo que afecta a todas las minorías, es decir, lo vemos en el trato que recibe el trabajador rumano en Alemania, pero luego vemos que son los propios rumanos los que tratan igual de mal a los inmigrantes de Sri Lanka que llegan al pueblo para trabajar en la panadería. La ignorancia y el miedo son las claves para entender las situaciones en que las personas achacan sus males y penurias económicas a los extranjeros «que vienen a quitarnos el trabajo», incluso cuando los parados locales han tenido la posibilidad de optar a esos mismos trabajos. La tiranía de la economía, la intransigencia del colectivo con la complicidad de los estamentos religiosos y la falta de empatía con las necesidades del prójimo son algunos de los temas que se incorporan a un relato que peca de disperso donde el protagonista masculino, Mathias, es demasiado obtuso y hermético como para que nos podamos identificar con él, estando mucho mejor definida la protagonista femenina que es la única que busca mantener un equilibrio ético entre todas las partes implicadas.

 

Argentina 1985
ARGENTINA, 1985

Dirigida por: Santiago Mitre
Intérpretes: Ricardo Darín, Peter Lanzani, Alejandra Flechner, Norman Briski
País: Argentina – EEUU
Perlak

Sinopsis: Argentina, 1985 está inspirada en la historia real de los fiscales Julio Strassera y Luis Moreno Ocampo, que en 1985 se atrevieron a investigar y perseguir a la dictadura militar más sangrienta de la historia argentina. Sin dejarse intimidar por la todavía considerable influencia militar en la nueva y frágil democracia, Strassera y Moreno Ocampo reunieron un joven equipo jurídico de inesperados héroes para su batalla de David contra Goliat.

Nuestra opinión: Probablemente haya sido Argentina, 1985 la película que se ha llevado la mayor ovación de lo que llevamos de festival. El director Santiago Mitre, con la inestimable colaboración en el guion de Mariano Llinás, ponen en imágenes uno de los episodios claves de la historia reciente en Argentina: los juicios llevados a cabo contra los dirigentes de la dictadura militar que torturaron y asesinaron a miles de personas, de las cuáles muchas de ellas aún siguen desaparecidas hoy en día. La película logra un equilibrio envidiable entre reconstrucción judicial, emotividad y humor. Sí, el gran hallazgo que hace que la película conecte tan bien con el público es la capacidad que tiene para integrar chascarrillos, réplicas divertidas y chistes sin llegar a banalizar nunca el alma crítica y didáctica de un material tan sensible.

Para lograr algo tan difícil se requería de alguien «grande» en el papel del fiscal Julio Strassera y quién mejor que Ricardo Darín, grande entre los grandes, que nunca pierde el tono de su personaje y es uno de los artífices principales para que la película llegue a buen puerto. A su lado también brilla Peter Lanzani. Los espectadores de la sesión a la que he asistido han llorado, reído y aplaudido al unísono, en clara comunión con lo que acontecía en la pantalla. Argentina, 1985 da en la diana al transmitir un relato denso e inspirado en hechos reales desde una perspectiva lúdica que no elude los momentos que te ponen los pelos de punta como el testimonio de la mujer que explica ante el tribunal el trato vejatorio sufrido durante su detención cuando se encontraba a punto de dar a luz. La película, según la revista Variety, es una de las favoritas para alzarse con una nominación/premio en la categoría de Película Internacional de los Oscar, y también es seguro que será una de las favoritas de la crítica y del público en esta edición del Festival de San Sebastián.


70 Festival de San Sebastián70ssiff poster - 70 Festival de San Sebastián

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: