Crítica de ’Turno de día (Day Shift)’: Amena comedia de acción vampírica – Netflix

Las críticas de David Pérez «Davicine»:
Turno de día (Day Shift)

Tiene una semana para reunir el dinero necesario para pagar las clases y el dentista de su hija. Pero ganarse la vida como cazador de vampiros cada vez es más arriesgado. Jamie Foxx lucha con uñas y dientes en Turno de día (Day Swift), comedia de «terror» llena de acción con Dave Franco, Meagan Good y Snoop Dogg. Dirigida por J. J. Perry, completan el reparto Natasha Liu Bordizzo, Karla Souza, Steve Howey, Scott Adkins, Oliver Masucci, Eric Lange, Peter Stormare y Zion Broadnax. La película se estrena Netflix el 12 de agosto de 2022.

Hasta los cazavampiros necesitan sindicatos

Jamie Foxx interpreta a Bud, un padre trabajador que se deja la piel para darle una vida decente a su avispada hija. Pero su empleo rutinario de limpiapiscinas en el valle de San Fernando no es más que una tapadera para su verdadera fuente de ingresos: perseguir y matar vampiros como miembro de un sindicato internacional de cazadores de chupasangres.

La relación de Bud con el sindicato no es particularmente buena, y le asignan al empleado de la oficina administrativa Seth (Dave Franco) para que vigile sus actividades. Desafortunadamente, no tiene experiencia en el campo combativo, y una ayuda extra en la lucha contra los vampiros no sería mala idea, ya que la agente inmobiliaria y vampira pura sangre Audrey San Fernando (Karla Souza) quiere sacar adelante un siniestro plan…

Matando vampiros con humor

No son pocas las películas y series de vampiros que han acumulado cantidad de fans, como Buffy, cazavampiros o la saga Crepúsculo, y tras una larga temporada en la que no faltaba en los cines o en casa una producción repleta de chupasangres, parece que cedieron el testigo a los zombis, que han acaparado las pantallas en los últimos años. Por suerte para los que adoramos las historias vampíricas en todas sus formas, recientemente hemos vuelto a tener producciones como la reciente La primera muerte en Netflix, y la plataforma no quiere desaprovechar lo bien que funcionan los vampiros, lanzando ahora Turno de día.

Lejos de ser una historia de vampiros al uso, de las que más se han visto en los últimos años, con romances entre humanos y vampiros, Turno de día recupera a los cazadores de vampiros y los pone al frente de esta película de acción cargada de humor en la que además no sufrimos de un exceso de cromas.

Acción sin terror a la antigua usanza

Aunque con un uso cada vez mejor y que pasa más desapercibido (al menos en las producciones de más presupuesto), las pantallas verdes son empleadas de forma exagerada en las películas de acción estadounidenses, permitiendo movimientos imposibles a sus protagonistas, lo que se refuerza con cortes muy rápidos en el montaje para evitar tener que esmerarse demasiado en las coreografías cuerpo a cuerpo. Quienes adoramos una buena pelea en el cine, de lo más realista posible aunque espectacular, el estreno de Bullet Train ha supuesto un soplo de aire fresco al haber contratado a coreógrafos que han sabido mostrar en pantalla peleas increíbles sin necesidad de un exceso de cromas o un montaje en el que no nos enteremos lo que sucede.

Pues bien, siguiendo la estela de la última película de Brad Pitt llega a las pantallas de nuestros hogares otra película que sigue ese camino, mostrando de manera humorística pero sorprendente peleas entre vampiros y humanos, lo que no nos coge por sorpresa al saber que se trata del debut en la dirección de J.J. Perry, quien ha trabajado en numerosas películas de acción como coordinador de dobles y coreógrafo, incluyendo participación en John Wick (Otro día para matar), que son palabras mayores. Gracias su buen ojo para la acción, cuando en pantalla tenemos un enfrentamiento entre cazavampiros y vampiros, nos faltarán ojos a nosotros para ver todo lo que sucede, aunque parece que J.J. Perry no estaba demasiado preparado para la silla de dirección, y no se puede vivir solo de escenas impresionantes, por lo que tendremos que esperar a su segunda película para confirmar si sabe sacar como director algo provechoso más allá de mero entretenimiento.

La película también tiene el sello de identidad de 87Eleven, quienes han demostrado en poco tiempo que pueden llevar el cine de acción a una nueva era, o más bien recuperar un tiempo pasado, en el que los equipos de dobles pueden mostrar todo su talento frente a la cámara sin tener que esconderse detrás de ediciones alocadas, siendo la saga John Wick el buque insignia de la productora hasta la fecha.

Y ese esfuerzo que se ha realizado para dotar a Turno de día de una acción increíble se nota que va destinado a un público que busca entretenimiento palomitero en casa, pues la excusa de los vampiros tan sólo es para mostrar el enfrentamiento entre dos bandos, dado que ya no queda nada del horror de las representaciones vampíricas del pasado que tanto miedo nos infundían. Y si terror ya no va implícito con la palabra vampiro, lo que han elegido es dirigir otra parte de los esfuerzos en hacer humor de escenas que en otras películas sería difícil de conseguir entre cortes de cabeza y desmembramientos varios. El humor tiene un gran peso en la película, y ayuda a hacer más disfrutables algunas peleas que podrían parecer inverosímiles.

Una buddy cop vampírica

Desde hace años hay un género que parece no pasa de moda, y es el de las «buddy cop», que son esas películas en las que sus dos protagonistas deben trabajar juntos para resolver un crimen o vencer a un criminal, al tiempo que van entablando una amistad o bien refuerzan una relación existente. En esta ocasión tenemos también a dos personajes muy diferentes que deben combatir juntos contra una gran vampiresa con aires de grandeza.

Jamie Foxx da vida a un rudo cazador de vampiros, y está acompañado por Dave Franco en el papel del típico empleado de oficina que tiene miedo a los vampiros con una vejiga muy suelta. La actuación de Foxx es sólida como siempre, aunque no hay nada que destacar de su actuación. Dave Franco actúa como el alivio cómico en la película y gracias a su carisma saca adelante muchos de los chistes malos. Obviamente, con una pareja tan diferente, las escenas de humor están casi escritas y, aunque parecen hechas con plantilla, con una repetición excesiva de algunos chistes que en su primera aparición fueron buenos, tienen la suficiente dosis de humor como para sacarnos más de una sonrisa aunque sepamos hacia donde dirigirán el siguiente gag. El resto del elenco cumple con lo que se les exige, y hay que destacar el cameo de Snoop Dogg que es bastante divertido.

Turno de día (Day Shift) es una comedia de acción entretenida y con peleas sorprendentes, aunque en esta ocasión no han logrado capturar la esencia y el estilo que hace que las películas de John Wick sean tan convincentes de ver, pero al menos tiene muy buenas ideas que habrían salido mucho mejor con un guion más sólido y un director con más experiencia en ese puesto.


¿Qué te ha parecido la película Turno de día (Day Shift)?

Turno de día (Day Shift)

6.5

Puntuación

6.5/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: