Crítica de ’¿Qué culpa tiene el karma?’: Comedia romántica sobre la suerte – Netflix

Las críticas de David Pérez «Davicine»:
¿Qué culpa tiene el karma?

Sara es una diseñadora de moda frustrada que culpa al karma de su mala suerte. Pero pronto se las tendrá que ver cara a cara con su hermana Lucy, a quien la suerte le sonríe, y deberá enfrentarse a una serie de situaciones que la llevarán a tomar una decisión crucial. Son cosas del destino. Cuando su hermana y el chico que le gustaba en el instituto deciden casarse, Sara debe averiguar si su supuesta mala suerte es realmente la culpable de sus desdichas.

Aislinn Derbez y Renata Notni son dos hermanas en esta comedia dirigida por Elisa Miller, ganadora de la Palma de Oro en el Festival Internacional de Cine de Cannes con su cortometraje Ver llover. ¿Qué culpa tiene el karma? completa su reparto con Gil Cerezo, Giuseppe Gamba, Miriam de Jesús Chi Chim, Carmen Madrid, Mauricio García Lozano, Carlos Morett y Romina Montalvo. La película se estrena Netflix el 3 de agosto de 2022.

De nuevo adaptando la novela de Laura Norton

¿Qué culpa tiene el karma? es una adaptación mexicana de la novela de Laura Norton «No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas», que ya tuvo su pertinente adaptación cinematográfica en España de la mano de María Ripoll, y repite básicamente los mismos esquemas y hasta nombres de la novela, por lo que no aporta demasiado a la adaptación previa, más allá de llegar unos años después a una plataforma que seguro hace que sea vista en todo el mundo.

El personaje de Sara en la película de 2016 tiene un trabajo diferente al de la novela, y sus relaciones con otros personajes difieren de lo que pudimos leer. Esta nueva adaptación agrega y modifica diferentes detalles en comparación con el libro original o la película española, pero no son trascendentes. Así, por ejemplo, esta película de Netflix está ambientada principalmente en la ciudad de Mérida, México, como era de esperar debido a la nacionalidad de la producción, a diferencia de la película de María Ripoll, que tiene lugar en Madrid, España.

Siempre hay que buscar culpables

En ¿Qué culpa tiene el karma?, Sara es una diseñadora de moda frustrada que culpa al karma de su mala suerte. Según ella, Lucy, su triunfadora y guapa hermana, le echó una maldición sin querer cuando eran pequeñas. Mientras lucha por mantener a flote su ruinosa tienda de recuerdos de Mérida, su mundo se tambalea cuando vuelve a su vida Aarón, su amor de juventud y mejor amigo, convertido en toda una superestrella de la música.

Por casualidades del destino, Aarón se casará con su hermana Lucy, con la que lleva comprometido solo unas semanas. Sara deberá plantarle cara a su mala suerte y aceptar que su amor de juventud seguirá siendo platónico. Y todo eso mientras vienen a visitarla Roberto, su novio online, y sus padres, que están a punto de separarse porque su madre está empeñada en tener una relación abierta.

El karma no siempre trae malas cosas

Aunque la trama apunta hacia una historia triste, la película es bastante ligera y entretenida, y a pesar de los caóticos primeros 20 minutos de película en los que suceden todo tipo de cosas desastrosas a la protagonista, pronto todo se encauza y podemos seguir la historia con facilidad (que tampoco es que merezca de toda nuestra atención, todo hay que decirlo).

Para alguien que culpa de todos sus males al karma y a su propia hermana, ella es su mayor animadora. Sara culpa a su hermana de sus males, enlazado con el mal de ojo que la echó de pequeña, pero las cosas malas que suceden en la vida de Sara son el resultado de sus malas decisiones y no de la mala suerte, lo que ella misma tendrá que aprender, y no dudamos en ningún momento que lo hará pues es la típica historia en la que todo sucede como esperamos.

Tomando decisiones correctas

Cambiar tu vida no es cosa del destino, sino que depende de cómo juegues tus cartas y de las decisiones correctas que tomes, y los guionistas (o más bien la novela en la que se basa, pero no quitemos mérito a quienes la han adaptado) no han querido complicar demasiado la película, por lo que todo sigue por los cauces habituales de forma predecible, para que el resultado quede como el de una comedia romántica mexicana entretenida y sin pretensiones, pero sin nada que destacar.

Si bien la mala suerte podría haberse llevado por el lado del drama, la película opta por distanciarse de ese tono serio que habría hecho algo más pesada la película, y tan sólo la dramática parte de los padres rompe el tono general de la película, pero es un tema que ya teníamos en la novela y la adaptación previa, por lo que tampoco innova en este punto pero sirve para abrir la discusión sobre cómo la separación de una pareja puede afectar a sus hijos, independientemente de la edad que éstos tengan.

Un reparto con buen karma

Elisa Miller sabe aprovechar al máximo el reparto de gran fama en México, y a pesar de su país de procedencia se nota que está rodada para llegar a un público internacional. Aislinn Derbez y Renata Notni toman el relevo de las actrices Verónica Echegui y Alba Galocha, consiguiendo una gran química como hermanas, luciendo excepcionales y recreando de forma natural su relación fraternal. Aislinn plasma en pantalla con facilidad las inseguridades de una mujer que vive a la sombra de su hermana, mientras Renata capta perfectamente la idea de celebridad llena de confianza y que llama la atención por donde pasa. Es cierto que es fácil culpar a un hermano de casi todo lo que se quiera, pero no hay nadie como un hermano para consolar y apoyar en los peores momentos, y ambas nos lo demostrarán con creces en la película.

El actor Gil Cerezo realiza el mismo papel que Álex García en la película previa, Aaron, quien no solo hace las veces de romance de ambas hermanas, sino que junto al toque romántico también aporta el elemento musical, mostrándose encantador en todo momento.

¿Qué culpa tiene el karma? es una comedia sencilla y predecible, con una buena carga de romance, humor y música, que si bien carece de parte emocional y equilibrio entre comedia y drama, sirve para dejarnos con una sonrisa tras su hora y media escasa de duración. No se convertirá en la comedia romántica del verano, pero suplirá las necesidades de los fans menos exigentes de este género.


¿Qué te ha parecido la película ¿Qué culpa tiene el karma??

¿Qué culpa tiene el karma?

5.5

Puntuación

5.5/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

7 comentarios en «Crítica de ’¿Qué culpa tiene el karma?’: Comedia romántica sobre la suerte – Netflix»

  • el 5 agosto, 2022 a las 03:39
    Enlace permanente

    Muy mala película, es una pena pues tiene buenos actores.

    Respuesta
  • el 5 agosto, 2022 a las 06:50
    Enlace permanente

    Me gustó pero ojalá no se quede con ese chavo que no sabía ni lo que quería y aparte se volvió el ex de la hermana

    Respuesta
  • el 11 agosto, 2022 a las 15:01
    Enlace permanente

    La historia tiene potencial pero la ejecución es pésima, no hay continuidad en la historia y a ratos es confusa, no porque sea difícil de entender, si no porque no hay contexto de muchas situaciones, el final pretende ser diferente cuando sólo logra ser incongruente.

    Respuesta
  • el 11 agosto, 2022 a las 16:07
    Enlace permanente

    Entretenida y divertida me gusto aunque pudo haber sido aun mejor

    Respuesta

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: