Crítica de ’La casa del dragón’: Regreso por todo lo alto a Poniente – HBO Max

Las críticas de David Pérez «Davicine»:
La casa del dragón

Basada en «Fuego y Sangre» de George R.R. Martin, el drama original de HBO de diez episodios La casa del dragón, ambientada 200 años antes de los hechos de Juego de Tronos, cuenta la historia de la Casa Targaryen.

Dirigida por Miguel Sapochnik, Greg Yaitanes, Clare Kilner y Geeta Vasant Patel, La casa del dragón está protagonizada por Paddy Considine, Matt Smith, Olivia Cooke, Emma D’Arcy, Steve Toussaint, Eve Best, Sonoya Mizuno, Fabien Frankel y Rhys Ifans. El reparto lo completan Milly Alcock, Bethany Antonia, Phoebe Campbell, Emily Carey, Harry Collett, Ryan Corr, Tom Glynn-Carney, Jefferson Hall, David Horovitch, Wil Johnson, John Macmillan, Graham McTavish, Ewan Mitchell, Theo Nate, Matthew Needham, Bill Paterson, Phia Saban, Gavin Spokes y Savannah Steyn. La serie se estrena el 22 de agosto de 2022 en HBO Max.

Una precuela que amplía el universo que conocemos

Juego de Tronos tiene millones de fans a lo largo y ancho de todo el mundo, y las miradas estaban puestas en el regreso a Poniente con la primera precuela, La casa del dragón, que amplía el universo que ya conocemos y nos cuenta la historia de la Casa Targaryen. Hasta la fecha conocíamos poco del pasado de esta Casa, y los datos que teníamos eran contados en el libro «Fuego y sangre» a través de las palabras del archimaestre Gyldayn, quien estuvo al servicio de la Casa Targaryen y fue el último maestre que sirvió en Refugio Estival, un castillo que fue usado por los Targaryen como residencia de verano y, posteriormente, residencia real.

Gyldayn murió presuntamente poco tiempo después de la tragedia de Refugio Estival, aunque antes recogió en un escrito toda la historia de los Targaryen, desde Aegon el Conquistador hasta Aegon el Improbable, siendo considerada su obra como la principal fuente de información sobre los reyes Targaryen, y de la que parte esta precuela, de ahí que sea una adaptación de «Fuego y sangre».

La serie está ambientada aproximadamente 200 años antes de los eventos de Juego de Tronos, y hay que quitarse el sombrero ante el arrojo de sus creadores, pues realizar una serie como esta casi siempre puede provocar una gran disparidad de opiniones se haga como se haga. Si no tiene un guion potente que nos atrape y eleve como Juego de Tronos, diremos que esta serie es un fiasco como fans de la original, pero si intentan mantener la esencia de la original, muchos se quejarán de la falta de originalidad y la tildarán de plagio. Por suerte, La casa del dragón tiene la esencia de la original pero también se nota auténtica.

La necesidad de empatizar rápidamente

La casa del dragón tiene a su favor centrarse en una Casa conocida, pero en contra que no tiene personajes que reconozcamos y a los que agarrarse. Las grandes historias épicas, bien sea Juego de Tronos o El señor de los anillos, funcionan bien pues vamos conociendo a sus protagonistas y los acompañamos en su viaje de transformación hacia la madurez y la superación. Vamos viendo ante nosotros como crecen o evolucionan, y eso nos hace engancharnos aún más. En esta ocasión tenemos que comenzar a arropar a quienes creemos que continuarán el viaje, pero ya sabemos que en estas historias no siempre sobreviven quienes más queremos.

Juego de Tronos tuvo grandes temporadas que nos hicieron vibrar con cada episodio, pero al final perdió parte de su encanto al precipitar ciertos acontecimientos y ciertas reacciones de sus protagonistas, no siendo capaces de comprender las emociones de algunos de ellos. Sabiendo lo que falló en la original al final de su trayectoria, los creadores de La casa del dragón pueden tener el camino bien señalado para no repetir esos errores, y esta primera temporada opta por equilibrar el conjunto.

La casa del dragón no tarda en colocar todas las piezas sobre el tablero para que disfrutemos de una partida en todo su esplendor, y descubrimos desde el primer episodio a los diferentes personajes y qué los impulsará en los próximos episodios. Sin desvelar demasiado, la historia arranca con el rey Viserys I Targaryen, el hijo mayor del príncipe Baelon Targaryen y la princesa Alyssa Targaryen, y nos lo presentan junto a su inestable y violento hermano Daemon. También nos presentan a la princesa de voluntad fuerte Rhaenyra y a la gentil Alicent Hightower en medio de una incierta sucesión al trono que enfrenta a todas las partes de la Corte. Desde el principio tenemos mucha intriga y conflicto político como adelanto de lo que nos deparará esta temporada.

Personajes que nos evocan a Juego de Tronos

Si algo caracterizó a Juego de Tronos era la lucha constante de los personajes por estar en el poder, siendo capaces de todo por lograrlo, incluso aquellos que menos parecía que aspiraban al trono. A grandes rasgos, eso mismo lo tenemos en esta precuela, que incluso se permite adelantar algunos temas que vimos en Juego de Tronos, especialmente los que rodean al poder y la mujer, dejando claro que la mujeres hasta la fecha no se habían sentado en el Trono de Hierro ni conseguido ningún puesto de poder, viviendo en un mundo patriarcal que ha permanecido durante siglos. Personajes como Arya Stark, Cersei Lannister o Daenerys Targaryen tienen buenos referentes en esta precuela gracias a la princesa Rhaenyra Targaryen, Alicent Hightower o la princesa Rhaenys Valaryon, nieta del rey Jaehaerys I Targaryen y prima hermana de Viserys I Targaryen y Daemon Targaryen, siendo todas ellas mujeres de gran coraje y determinación, luchando por tomar las riendas de su propia vida.

Si un personaje destaca desde el primer episodio, es Rhaenyra Targaryen, interpretada por Milly Alcock en su etapa más joven, y no hace más que recordarnos a Daenerys en su lucha contra el patriarcado y la necesidad de aspirar a algo más en la vida, cueste lo que cueste, siendo un reemplazo maravilloso para este personaje, y por quien rápidamente sentimos simpatía. Alrededor de ella tenemos a una gran cantidad de hombres que parecen estar cegados por sus propios egos, dando demasiada importancia a sus propios actos y desmereciendo los de los demás. Así, La casa del dragón tarda poco en presentarnos a los personajes principales, con quienes queremos empatizar o a quienes querremos odiar cada vez más, con una amplia colección de antagonistas masculinos para todos los gustos, dejando claras sus intenciones para que entendamos sus decisiones, entre los que no se puede dejar de destacar el gran papel de Matt Smith como Daemon Targaryen.

Una digna heredera

Juego de Tronos era impactante a nivel visual, y la apariencia que luce esta precuela es similar, sin necesidad de tacharla de plagio, pues al final es una ampliación de lo que conocemos y no hay necesidad de crear nuevos diseños de personajes, de dragones, o de decorados. Todo lo que vemos nos resulta familiar, y es lógico, pues regresamos al Poniente que tanto adoramos, volvemos a ver el Trono de Hierro que tantos quebraderos de cabeza dio a sus protagonistas, y los problemas de sucesión siguen estando a la orden del día (o estaban, que esto es anterior a lo que ya conocemos).

Los efectos especiales, como no cabría esperar de otra manera, son francamente espectaculares, demostrando que en televisión se siguen pudiendo hacer series que mejoren lo que a veces llega a los cines, pero no es lo único que se debe destacar de La casa del dragón, pues para que cada escena luzca impecable también hay un equipo impresionante dedicado a la edición y el arte, pero también al vestuario y al maquillaje. Aquí hay que destacar que la diseñadora de vestuario Jany Temime toma el relevo de Michele Clapton, quien diseñó el vestuario de Juego de Tronos, y mantiene el estilo de su predecesora aunque creando nuevos estilos para los personajes.

La banda sonora juega un papel importante, y de forma sutil pero evidente nos van introduciendo acordes que claramente nos traen a la mente recuerdos de Juego de Tronos, una reminiscencia que funciona a su favor y nos emociona por momentos. Ramin Djawadi regresa para poner ofrecernos otra impecable banda sonora con el estilo de la original y unas pocas diferencias, con algunos temas que se repiten y nos evocan gratos recuerdos.

Lo que tampoco falta de la original es su capacidad para deleitarnos con un festival de sangre. Juego de Tronos destacaba por sus escenas de sexo explícito e impactantes imágenes de violencia aún más explícita, y eso no se ha perdido por el camino, estando presente la violencia desde el primer episodio. La casa del dragón también es capaz de alternar escenas de lucha violentas con otras claramente más metafóricas, creando su conjunto la sensación de estar viendo algo que de nuevo puede marcar el contenido televisivo, aunque sea difícil pasar a la historia como lo hizo Juego de Tronos, pues esta precuela quedará por desgracia como lo que es, una ampliación de ese universo, pero honra el legado de forma maravillosa para recordarnos de donde procede.

La casa del dragón es una serie prometedora, capaz de honrar sus orígenes y ofrecer una nueva historia auténtica y atractiva tanto para nuevos espectadores como para fans de Juego de Tronos. Son inevitables las comparaciones, pero esta precuela merece ser vista con los ojos de alguien que llega por primera vez a Poniente para descubrir los conflictos de poder que se viven en ese momento.


Listado de episodios de ‘La casa del dragón

La serie La casa del dragón está compuesta por 10 episodios de alrededor de 1 hora de duración cada uno.

Episodio 1

Sinopsis oficial no revelada en la fecha de publicación de esta crítica.

Episodio 2

Sinopsis oficial no revelada en la fecha de publicación de esta crítica.

Episodio 3

Sinopsis oficial no revelada en la fecha de publicación de esta crítica.

Episodio 4

Sinopsis oficial no revelada en la fecha de publicación de esta crítica.

Episodio 5

Sinopsis oficial no revelada en la fecha de publicación de esta crítica.

Episodio 6

Sinopsis oficial no revelada en la fecha de publicación de esta crítica.

Episodio 7

Sinopsis oficial no revelada en la fecha de publicación de esta crítica.

Episodio 8

Sinopsis oficial no revelada en la fecha de publicación de esta crítica.

Episodio 9

Sinopsis oficial no revelada en la fecha de publicación de esta crítica.

Episodio 10

Sinopsis oficial no revelada en la fecha de publicación de esta crítica.


¿Qué te ha parecido la serie La casa del dragón?

La casa del dragón

8

Puntuación

8.0/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: