Crítica de ‘Lunana, un yak en la escuela’: Una película encantadora sobre un modo de vida lejano

Las críticas de Laura Zurita:
Lunana, un yak en la escuela

Ugyen es un joven profesor en Bután, que elude sus deberes mientras planea ir a Australia para convertirse en cantante. Como reprimenda, sus superiores lo envían a la escuela más remota del mundo, una aldea glacial del Himalaya llamada Lunana. Desesperado, quiere abandonar y marcharse cuanto antes, pero poco a poco se ve seducido por la sencillez, la bondad y las ganas de aprender de los pequeños y sus familias, con los que formará una hermosa relación.

Lunana, un yak en la escuela está escrita y dirigida por Pawo Choyning Dorji e interpretada por Sherab Dorji, Ugyen Norbu Lhendup y Kelden Lhamo Gurung. La película se estrena en España el 22 de julio de 2022 de la mano de A Contracorriente Films.

La felicidad nacional bruta

Lunana, un yak en la escuela está rodada en Bután, lo que en sí mismo ya es inusual. El reino de Bután, como se llama oficialmente, es un país pequeño situado en el Himalaya y embutido entre China y la India. Bután, fuertemente impregnado por la filosofía y los valores budistas, es único en muchos sentidos, por su belleza, por su altitud media sobre el nivel del mar y porque ha elegido un modo propio de medir su éxito, como es la felicidad nacional bruta (FNB) o felicidad interna bruta (FIB).

Es un indicador que mide la calidad de vida en términos más holísticos y psicológicos que el producto interior bruto (PIB). El término fue propuesto por Jigme Singye Wangchuck, rey de Bután, en 1972, como respuesta a las críticas de la constante pobreza económica de su país. Este concepto se aplicaba a las peculiaridades de la economía de Bután, un país pequeño, budista y aislado. Mientras que los modelos económicos convencionales observan el crecimiento económico como objetivo principal, el concepto de FNB se basa en la premisa que el verdadero desarrollo de la sociedad humana se encuentra en la complementación y refuerzo mutuo del desarrollo material y espiritual. Se echa de menos que otros países busquen también medios alternativos para medir el éxito y la buena vida. Los cuatro pilares de la FNB son: la promoción del desarrollo socioeconómico sostenible e igualitario, la preservación y promoción de valores culturales, la conservación del medio ambiente y el establecimiento de un buen gobierno.

Un documento antropológico

Lunana, un yak en la escuela es un documento antropológico sobre la vida en Bután. A través de Ugyen se muestra el día a día de las generaciones jóvenes en las ciudades, en cuyas vidas se mezclan tradición y modernidad, viviendo entre camisetas y rock por un lado, y la ropa tradicional y los valores budistas por otro. Muy oportunamente, al principio de la película, Ugyen lleva el lema de felicidad nacional bruta en la camiseta, aunque no se le ve demasiada felicidad ni en la familia ni en el trabajo. Sus deseos están muy lejos de su país, en una carrera como cantante en Australia. Su trabajo, no obstante, lo lleva en otra dirección, al distrito de Lunana, a la escuela más aislada de Bután, lo que significa, probablemente, del mundo. En cierta forma, está más lejos de su hogar que Australia, porque tras un largo viaje en autobús tendrá que caminar varios días para llegar.

Desde el momento en que se inicia el viaje a Lunana, el ritmo de la narración se ralentiza, para darnos tiempo para recrearnos en la belleza y la unicidad de sus paisajes, valles fértiles encajados entre montañas, y de su población. Lunana, un yak en la escuela es una oda a la vida tranquila lejos de internet y la cobertura móvil, un modo de ser y vivir que todos saben está abocado a desaparecer. Desde el principio se ve venir la evolución que va a tener el protagonista, pero se evitan los efectos facilones. El final, muy emotivo, habla de  la búsqueda de la propia identidad y también de la dualidad de todos los migrantes, que van dejando pedacitos de corazón tanto en el lugar donde moran como en el hogar de donde vienen.

Lunana, un yak en la escuela es una película hermosa y emotiva, encantadora en su ingenuidad, muy recomendable para ver la vida de otra manera y como cine familiar.


¿Qué te ha parecido Lunana, un yak en la escuela?

Lunana, un yak en la escuela

7.5

Puntuación

7.5/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: