Crítica de ’El acusado perfecto’: Noir nórdico sobre una búsqueda tardía de la verdad

Las críticas de David Pérez «Davicine»:
El acusado perfecto

Thriller de suspense en la mejor tradición del noir nórdico, El acusado perfecto cuenta la historia del considerado como mayor escándalo mediático en la historia de Suecia, relacionado con un asesino en serie. Dirigido por Mikael Håfström (Plan de Escape, 1407), obtuvo 7 nominaciones a los premios de la academia de cine sueca, y cuenta en su reparto con David Dencik, Jonas Karlsson, Alba August, Suzanne Reuter, Linda Ulvaeus, Peter Andersson, Björn Bengtsson, Christopher Wagelin, Johan Hedenberg y Anders Mossling. La película se estrena filmin el 15 de julio de 2022.

A la caza del asesino…

Habitualmente, las películas centradas en asesinos en serie suelen ocupar su parte central en cómo atraparlos, aunque también en ocasiones intentan realizar un estudio psicológico sobre el asesino en cuestión. Ciertamente, en todas estas variantes se busca la verdad, aunque no siempre de la misma manera, como en El acusado perfecto, que nos muestra la búsqueda de la verdad repasando el pasado del «supuesto» asesino en serie, que ya ha sido atrapado pero demasiadas cosas apuntan hacia un error judicial y que llega hasta mucho más arriba.

El acusado perfecto cuenta la historia real del considerado como mayor escándalo mediático en la historia de Suecia, en la que el reportero Hannes Råstam cuestionó el sistema legal de un país. Råstam se dedicó a investigar la historia tras Thomas Quick, un asesino en serie acusado de ocho asesinatos y relacionado con más de una veintena.

Un thriller oculto tras un gran drama

El acusado perfecto aborda la investigación al completo, desde el primer encuentro entre Råstam y Quick a través de la investigación hasta la resolución del caso, centrando el foco de atención en el galardonado periodista, quien como personaje principal no solo descubre la verdad, sino que también nos muestra su lucha contra el cáncer, que poco a poco lo deja fuera de combate. Más allá de centrarse en los asesinatos, que hubiera sido lo más fácil, lo importante es ver cómo es la investigación con tiempo para mostrarnos la vida del periodista con su familia, su esposa Lena (Tova Magnusson) y su hija Emma (Aiva Anani), y cómo lidian con la situación.

La combinación de thriller y drama está muy bien equilibrada, aunque la historia gira más alrededor del drama que del thriller que intenta vender que es, dado que no hay más asesinatos que prevenir, por lo que hay una ausencia de tensión real, aderezada por conocer el desenlace de la investigación. Saber de antemano que Quick no es el asesino que causó pavor hace décadas anula la parte intrigante de la película, pero eso no quiere decir que el caso no sea lo suficientemente atractivo como para que desde la reconstrucción del caso a los hechos que provocaron que acabara preso si que se muestran de forma apasionante. Y lo que hace aún más interesante esta historia es que no ha sido inventada por ningún guionista o escritor, sino por la propia vida real.

Gran montaje y mejor reparto

La ingeniosa edición nos mantendrá alerta durante todo su metraje, aunque más allá del excepcional nivel de producción, la película se sustenta por sus grandes interpretaciones, que nos brindan una experiencia adecuada para este thriller con toques de drama, o viceversa.

Jonas Karlsson como Hannes Råstam es el verdadero protagonista, de quien conocemos tanto sus motivaciones laborales como personales, y nos muestra su interés en destapar esta caso mientras lidia contra el cáncer, a la vez que lucha por mantener unida a su familia aunque no quiera que sepan lo que le sucede. Junto con su compañera Jenny Küttim (interpretada por Alba August) sospecharon que algo andaba mal en las confesiones de Quick, de manera puramente intuitiva, también sin pruebas suficientes, y nos muestran las dificultades para abrir de nuevo el caso.

David Dencik interpreta al asesino Thomas Quick, que desde el inicio se muestra como un hombre solitario y triste más que un psicópata capaz de asesinar a sangre fría. Originalmente encerrado por un robo a mano armada, Quick sufrió un largo y solitario confinamiento, y vemos cómo fue su evolución a lo largo de años marcados por su deseo de atención y las drogas. Los primeros encuentros de Hannes con el psicópata en la sala del centro donde está recluido nos recordarán al momento de la entrada de Clarice Starling en la guarida del Dr. Hannibal Lecter en El silencio de los corderos, pero no intentan plagiar sino que cada uno de los actores dota de personalidad propia a sus personajes y se distancian de cualquier comparación posterior.

El director Mikael Håfström sabe que como thriller es más fácil captar espectadores, y pretende en todo momento que lo aparente, aunque no siempre lo logre. Aún así, El acusado perfecto es un drama lo suficientemente emocionante como para que valga la pena su visionado y queramos ir descubriendo los entresijos del caso real de este hombre que confesó una amplia cantidad de asesinatos con una acertada reconstrucción de los incidentes.


¿Qué te ha parecido la película?

El acusado perfecto

7

Puntuación

7.0/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: