Crítica de ‘Cómo mandarlo todo a la mierda’: Un viaje a la aventura, o una aventura vital

Las críticas de Laura Zurita:
Cómo mandarlo todo a la mierda

Seis jóvenes harán creer a sus padres que están en el viaje de fin de curso cuando en realidad el viaje ha sido cancelado. En un viaje por carretera, descubrirán lo que es la libertad y las consecuencias de tomar sus propias decisiones.

Cómo mandarlo todo a la mierda está dirigida por Jamie Olías y protagonizada por Naira Lleó, Malva Vela, Nadia Al Saidi, Óscar Ortuño, Gabriel Guevara y Sergi Méndez. La serie se estrena en España el 1 de julio de 2022 en HBO Max.

Dos viajes en un viaje

Hay varias historias dentro de Cómo mandarlo todo a la mierda. En apariencia es un grupo de jóvenes viajando juntos, en una ruta sin planes y un destino claro. De camino les acontecen todo tipo de azares, buenos y malos, pero los viven juntos y eso los va uniendo. Ocurre, sin embargo, que están en viajes distintos.

Por una parte hay un grupo de jóvenes (el grupo menos Alba) cuya ambición es irse de viaje de fin de curso, aunque lo hayan cancelado. Quieren aventuras, diversión y libertad, unas vacaciones de una vida, mejor o peor, pero segura y lo que se llamaría normal.

Por otra parte, el viaje de Alba, que vive sola con su hermano mayor y está, desde un punto de vista legal, completamente a su merced. Su hermano vive una vida arriesgada, y ella teme también por sí misma. Para ella, el viaje es algo muy serio, su camino a la seguridad que otros dan por sentada, casi un viaje a vida o muerte.

El contraste entre ambas situaciones se siente a lo largo de los capítulos, y crea buena parte de la tensión que se siente, y del interés que la serie mantiene. 

Actuaciones naturales y espontáneas

Cómo mandarlo todo a la mierda está bien rodada, tiene un buen ritmo y la banda sonora es adecuada para la serie y los personajes, Pero, además, la serie es atractiva porque los personajes podrían ser el hijo del vecino de al lado. No tienen poderes ni habilidades especiales, no pertenecen a ninguna élite, y se comportan de manera creíble y comprensible, sus acciones pueden chocar a veces, pero tienen lógica y coherencia.

De hecho, los diálogos y las actuaciones parecen naturales y espontáneas, es como ver a un grupo de jóvenes en la puerta de su casa. Buena parte de ello se debe al trabajo de dirección de actores, que consistía en trazar unas líneas maestras y hacer que los jóvenes las ensayaran, pero dándoles libertad en su modo de expresarse y permitiendo improvisaciones. La naturalidad de situaciones y actuaciones, y la entrega de los intérpretes a la historia son evidentes y refrescantes. 

Todo el elenco trabaja bien, y muy probablemente veremos más de ellos en el futuro. Entre ellos destacan Alba e Irene.  Alba (Naira Lleó) tiene una fotogenia que traspasa la pantalla, y muestra de manera igualmente poderosa la fragilidad y la tristeza que siempre acompañan al personaje, la alegría de vivir que le comunica el grupo y un gran deseo de ser aceptada. Incluso su expresión corporal, muy trabajado, nos deja entrever un fondo de apatía e inquietud. Aunque no se nos dan detalles de su vida anterior, adivinamos que ha sido difícil y que, probablemente, la marcará de por vida.

Por su parte, Irene (Malva Vela) tiene una gran presencia escénica, una mirada intensa y una belleza y una fuerza naturales que no precisan artificios. El liderazgo de su personaje no precisa esfuerzo, y se siente desde el primer momento, al tiempo que comunica una buena dosis de madurez y reflexión, aunque intervenga en cosas alocadas. 

Un pero es que Cómo mandarlo todo a la mierda cuenta una historia muy cotidiana, y puede resultar indiferente. Pero eso no dejar de ser un asueto generacional, es muy posible que los jóvenes, un segmento muy atractivo y que consume muchas series, se sientan sientan identificados y disfruten de esta serie, que tiene un formato muy cómodo, de 6 episodios de unos 25 minutos, que hace que se puedan ver fácilmente en tiempos muertos. Visto lo visto, no es imposible que haya una nueva temporada en ciernes.

En resumen, Cómo mandarlo todo a la mierda es una serie ligera y fresca, con personajes reconocibles y bien dibujados, dirigida principalmente a menores de 30 años.


Listado de episodios de ‘Cómo mandarlo todo a la mierda’

La serie Cómo mandarlo todo a la mierda está compuesta de 6 episodios de 25 minutos de duración cada uno.

Episodio 1

La esperanza de Alba de escapar de su hermano, y los trapicheos de este, se desvanecen cuando el viaje de fin de curso es cancelado. Alba descubre que un grupo de su clase pretende hacer su propio viaje sin avisar en casa. 

Episodio 2

Para sorpresa de Alba, y por primera vez en mucho tiempo, empieza sentir que tiene amigos. Su hermano no deja de llamarla para que vuelva. Empiezan a pagar las consecuencias de un viaje improvisado.

Episodio 3

Un accidente durante la huida de la casa que habían ocupado complica el viaje, que parece haber llegado a su fin. Alba tiene un plan para alargar su aventura.

Episodio 4

El plan les permite disfrutar unos días más de su libertad. Pero Alba siente que su viaje está llegando a su fin.

Episodio 5

Sus padres descubren la verdad, el viaje ha terminado para todos. Alba les cuenta porque no puede volver a casa. 

Episodio 6

De vuelta a casa Alba se ve obligada a retomar los trapicheos con su hermano. El grupo planea una forma de rescatarla para huir lejos de él. 


¿Qué te ha parecido la serie?

Cómo mandarlo todo a la mierda

7

Puntuación

7.0/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: