Crítica de ’¡Caña al extraterrestre!’: Divertida comedia de acción y ciencia ficción

Las críticas de David Pérez «Davicine»:
¡Caña al extraterrestre!

Dos amigos de la infancia vuelven a formar un dúo imbatible cuando sacan sus pistolas láser para luchar contra los alienígenas que han interrumpido su fiesta. Ingrid Bolsø Berdal (Westworld) protagoniza ¡Caña al extraterrestre!, comedia de ciencia ficción inspirada en un fenómeno OVNI real, dirigida por Martin Sofiedal, y cuyo reparto completan Axel Bøyum, Fredrik Skogsrud, André Sørum, Mathias Luppichini, Eirik Hallert, Evelyn Rasmussen Osazuwa, Ingar Helge Gimle, Rune Temte, Modou Bah, Idun Daae Alstad y Cecilie Svendsen. La película se estrena en Netflix el 28 de junio de 2022.

Extraterrestres en la gélida Noruega

¡Caña al extraterrestre! es una película noruega de Netflix que mezcla bastantes géneros, desde la ciencia ficción a la acción, pasando por la comedia. Además de mezclar géneros que suelen funcionar bien, también tiene en el reparto rostros familiares para quienes acostumbren a ver producciones noruegas de éxito, por lo que está garantizado que la película se haga amena, cómoda de ver, y tan sólo se eche en cara un exceso de duración para una historia sencilla.

La película comienza cuando el empresario Sebastian (Bøyum) intenta conseguir un gran cliente, Kasper (Sørum). Luchando por conseguir su objetivo y ganarse su confianza, lo invita a su despedida de soltero. Audun (Luppichini) y Pelle (Hallert) organizan la fiesta, con el amigo de la infancia Mikkel (Skogsrud), aunque no se han visto en años.

Los cinco se dirigen a una cabaña remota donde disfrutar de una gran fiesta, pero sin darse cuenta de lo que ha estado sucediendo en el bosque cercano, donde ha comenzado una invasión alienígena. Los cinco acabaran teniendo que aprender lo que necesitan para luchar contra los invasores extraterrestres.

Un reparto poco conocido… pero no importa

Ingrid Bolsø Berdal es una actriz a quien conocemos de producciones de Hollywood como Hércules y Hansel y Gretel: Cazadores de brujas, o la serie Westworld, pero también es una habitual de las películas de terror noruegas, por lo que es un lujo contar con ella en esta película, haciendo más familiar el reparto noruego. Curiosamente, la actriz aparece prácticamente irreconocible al presentarse como una sheriff local embarazada y con grandes gafas, oculta tras un largo y frondoso pelo, estando completamente genial a pesar de ser un personaje muy diferente de lo que se esperaría de ella. Su personaje, Hjørdis, está acostumbrada a escuchar historias de extraterrestres, pero no las cree hasta que están demasiado cerca ya de no tener solución.

Otro rostro conocido para los amantes de las series es André Sørum, a quien conocemos de la serie de vampiros de Netflix Post mortem: Nadie muere en Skarnes o La chica de Oslo, y junto a él tenemos a Axel Bøyum, menos conocido en nuestro país, pero considerado uno de los actores noruegos más prometedores de Noruega, e interpreta a Sebastian, un adicto al trabajo que se prepara para casarse pero a quien está afectando mucho la presión laboral. Sebastian es algo paranoico cuando se trata de tener éxito en la vida, una persona egoísta que ignora a su amigo de la infancia y utiliza a sus compañeros de trabajo, pero aún tiene por delante que aprender lo más importante de su vida, y lo tendrá que conseguir mientras lucha por sobrevivir.

A pesar de estos actores conocidos, no hay que esperar reconocer muchas de las caras de la serie, cosa que importa poco pues todos ellos resultan convincentes en sus roles y el guion ayuda a que conozcamos mejor sus personajes, desarrollados bastante bien a pesar del apocalipsis que se cierne sobre ellos. Fredrik Skogsrud consigue grandes momentos de humor en el papel de un holgazán, un nombre familiar en la escena teatral noruega, formado parte de varias obras aclamadas, y Mathias Luppichini y Eirik Hallert completan el reparto principal, manejando muy bien los estereotipos.

De la normalidad al caos

Ya casi se ha convertido en un género en si mismo aquel que agrupa películas cómicas que comienzan con el día a día de un grupo de amigos que planean un fin de semana de fiesta, pero acaba derivando en una espiral de locura, bien sea por ataque de zombis o vampiros, una invasión de extraterrestres o el fin del mundo.

Estas películas suelen tener como personajes principales a un grupo de adolescentes o adultos jóvenes que aún tratan de descubrir quiénes son y lo que aspiran en la vida, y eso mismo lo encontramos en ¡Caña al extraterrestre!, aunque en una versión más light.

Las comedias de este género que más me gustan son las que derivan en un baño de sangre o en una comedia muy oscura, muchas veces combinada con bastante suspense, pero la nueva película de Netflix es más en una comedia de acción y ciencia ficción que nos adentra en una divertida historia con dos vertientes: por un lado tenemos la invasión alienígena, y por otro está la necesidad de tener contigo a tus amigos, demostrando lo necesario que es relejarse algunas veces en la vida, para no tomarse todo tan en serio.

¡Caña al extraterrestre! es una película que podría haberse resumido algo más, aunque merece quedarse hasta el final de los créditos pues aún ahí nos espera alguna sorpresa. A pesar de su duración, es una comedia de ciencia ficción muy divertida, que ofrece muy buenas escenas cómicas, e involucra una invasión extraterrestre, lo que es de agradecer tras tantas películas centradas en ataques de zombis.


¿Qué te ha parecido la película?

¡Caña al extraterrestre!

7.5

Puntuación

7.5/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: