martes, febrero 27, 2024

Crítica de ‘Entre copas’: Comedia dramática en la Rioja

Las críticas de Laura Zurita:
Entre Copas

Una impredecible semana de vacaciones. ¿Qué pasa cuando tienes cuarenta y tantos y te das cuenta de que nadie volverá a tutearte? Miguel y Andrés, amigos de toda la vida, se enfrentan a esa pregunta cada uno a su manera. Miguel, divorciado deprimido, escritor frustrado y apasionado del vino, es un pesimista. Andrés, un actor fracasado que está a punto de casarse, un seductor. Ambos deciden realizar un viaje como despedida de soltero para Andrés y arrastran sus inseguridades de copa en copa, intentando encontrar algo que les permita escapar de la mediocridad y sentirse vivos. Hasta que se encuentran con Amaia y Terra, dos entendidas en la elaboración del vino que trabajan en bodegas de la zona. Estas dos mujeres independientes, emprendedoras y temperamentales introducen un elemento de desequilibrio, una sacudida vital que les exigirá madurar y decidir con qué perspectiva van a afrontar la segunda mitad de su vida.

Tal y como su propia directora afirma, Entre copas es una de esas historias pequeñas, llena de detalles y de vida. Una comedia en apariencia ‘blanca’, divertida y serena, pero que conforme avanza se muestra llena de cargas de profundidad que, por momentos, la vuelven inquietante y resbaladiza. Una historia narrada con sencillez, con actitudes, gestos, réplicas y contrarréplicas exactas y reconocibles, y en donde nada parece fingido o falso. Sin dejar de entretenernos, nos enfrenta a temas como la soledad y el individualismo, el sentido de la amistad, la melancolía por el paso del tiempo y la juventud perdida, la autosuperación y el disfrute de la vida.

Entre copas nos invita a caer en la tentación de gozar. De superar lo gris y prosaica que puede ser la existencia, sin caer en la desesperanza ni en la amargura. Y de fondo a ese viaje, un paisaje de bodegas y viñedos, como un personaje más de la obra: un remanso de paz sacudido por la explosión de los sentimientos de los cuatro personajes.

Basada en una novela de Rex Pickett, y adaptada por Garbi Losada y José Antonio Vitoria, esta obra está dirigida por la misma Garbi Losada. Los intérpretes son Juanjo Artero, Patxi Freytez, Ana Villa y Elvira Cuadrupani. «Entre copas (Sideways)» es la primera novela publicada por Rex Pickett y en 2004 tuvo una deliciosa y muy aclamada versión cinematográfica de la mano de Alexander Payne. La obra se puede ver desde el 5 de mayo de 2022 en el Teatro Reina Victoria.

Una actualización acertada

La obra de teatro no se basa en la película, sino en la novela. Con mucho acierto, en mi opinión, se ha actualizado y trasladado la acción y los vinos citados a La Rioja, en vez de a la California original. Adopta, asimismo, una forma más teatral, en la que las actrices protagonistas, además de los papeles que interpretan, toman también el papel de narradoras y comentaristas.

Juanjo Artero tiene un excelente físico para este papel, e irradia esa vitalidad y ausencia de complicaciones que tan bien le sienta al personaje. Da vida a un tipo divertido y amable que se cree él mismo sus propias fantasías, enamorado del amor. Con toda su estentórea presencia y su irreflexivo optimismo, sabe en el fondo que la edad demanda que siente la cabeza, por más que él intente vivir como si lo ignorara.

Patxi Freytez le da perfectamente la réplica, con una vis cómica sosegada, pero eficaz. Da vida a un intelectual neurótico y fracasado, que encajaría perfectamente en una película de Woody Allen. Es, en realidad, el verdadero protagonista de la obra, en el sentido de que es quien más cambia y se desarrolla en el curso de la acción, y al que la vida quizás dé otra oportunidad.

Ana Villa y Elvira Cuadrupani alternan entre la naturalidad alegre de los personajes de Amaia y Terra y la sabiduría de las narradoras. Ellas aportan la integridad y la coherencia y muchos espectadores sentimos más simpatía por ellas que por los cuarentones con los que se encuentran.

La escenografía está bien concebida, con pocos elementos móviles para crear distintos ambientes, y concentra la atención en los protagonistas de la acción: los actores y el vino. La puesta en escena es ágil y divertida, las réplicas ingeniosas y los espectadores nos reímos con ganas, pero también nos lleva a reflexiones sobre la vida y las relaciones.

Entre copas está impregnada de una suave melancolía, porque este viaje y sus azares no consiguen ocultar que el tiempo no perdona, que la juventud ha quedado atrás y que la realidad está esperando a la vuelta, en la forma de una prometida expectante o de una novela no publicada. La obra acaba de manera abierta, con el comentario de que la vida no tiene finales, sino transiciones. Miguel podía haber elegido otra cosa, y su vida no hubiera cambiado mucho, y no sabemos cómo va a gestionar Andrés su futuro.

En resumen, Entre Copas es una comedia dramática, que entretiene y divierte, pero que también da lugar a reflexiones sobre temas importantes y universales.


¿Qué te ha parecido la obra?

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

9,670FansMe gusta
2,070SeguidoresSeguir
500SeguidoresSeguir
23,108SeguidoresSeguir
5,210SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad-

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

AMC+ estrena hoy en exclusiva ‘The Walking Dead: The Ones Who Live’

La espera ha terminado, y hoy el servicio de streaming AMC+ estrena en exclusiva The Walking Dead: The Ones Who Live, un día después...