Crítica de ‘Moonshot‘: El amor está en el espacio

Las críticas de David Pérez «Davicine»:
Moonshot

En un futuro en el que la élite humana ha hecho habitable y colonizado Marte, dos estudiantes universitarios se unen y embarcan en una lanzadera espacial para viajar al Planeta Rojo y reunirse con sus seres queridos. Christopher Winterbauer (Wyrm) dirige Moonshot a partir del guion de Max Taxe (su debut como guionista cinematográfico), estando protagonizada por Cole Sprouse, Lana Condor, Emily Rudd, Mason Gooding y Zach Braff. La película se estrena en HBO Max el 31 de marzo de 2022.

Comedia romántica lejos de la Tierra

En Moonshot, como muchos veinteañeros de su edad, Sophie (Lana Condor) se enfrenta a un mundo de opciones. Por supuesto, está su futuro, su familia, su trabajo. Pero lo que le tiene realmente confundida es la gran elección, la trascendental, la primera de la lista: ¡qué hacer con él!

Su novio Calvin (Mason Gooding) se ha mudado con su familia y tiene un trabajo fuera de la ciudad. Muy fuera de la ciudad. Calvin es un científico reputado, y se suponía que la nueva asignación de Calvin sería temporal y ahora, ese «temporal» comienza a parecerse más a algo «permanente».

Luego está Walt (Cole Sprouse), que también se enfrenta a algunas opciones, pero quizá no tantas. Está bastante contento con su trabajo de asistente de barista en una librería universitaria, que no va a ninguna parte, y con su existencia solitaria. Hasta que conoce a Ginny (Emily Rudd), y las horas que pasa con ella desde el cierre hasta el amanecer lo convencen de que es la indicada. El tiempo vuela. Pero, lamentablemente, al amanecer, también lo hace Ginny, que se dirige a su nueva vida en Marte.

Esta comedia romántica con un giro sigue a Walt y Sophie mientras unen fuerzas para reunirse con sus seres queridos, y se embarcan en un viaje animado a Marte que termina sacando de la ruta establecida a ambos de manera salvaje e inesperada.

Los hombres son de Marte, las mujeres de Venus

Con una historia ambientada en el año 2049, donde el planeta Marte acapara el centro de la historia, pocas son las comedias románticas que nos llevan tan lejos, y aunque el libro de John Gray dejara claro que los hombres son de Marte y las mujeres de Venus, en lo que a relaciones se refiere, aquí el romance directamente tiene lugar de camino a Marte.

El hecho de llevarnos a un futuro «cercano», donde ya podemos viajar tan lejos, auguraba que tendríamos muchos efectos especiales y detalles futuristas, y desde el inicio nos muestran cómo ha avanzado la tecnología, con un robot con capacidad de habla al frente de una cafetería, naves espaciales y estructuras construidas en Marte. Y sorprendentemente, a pesar de no dejar de ser una comedia romántica destinada al consumo en casa, los efectos especiales no decepcionaron especialmente para lo que cabría esperar de ella, sin ser espectacular ya que no es una película de ciencia ficción de gran presupuesto, pero cumpliendo con su función.

Una comedia romántica siempre es una comedia romántica

Se sea o no fan de este género, la historia entretiene bastante a pesar de su previsibilidad, pues a poco que conozcamos algo de las comedias románticas, sabemos casi desde los primeros minutos cómo acabará, pero eso no implica que no disfrutemos del viaje, en especial por la buenas actuaciones de Cole Sprouse y de Lana Condor, ambos con bastante experiencia en papeles románticos, siendo ídolos de toda una nueva generación de adolescentes que han crecido viendo Riverdale y la serie de películas A todos los chicos. Los dos resultan convincentes a la hora de actuar en este tipo de papeles, y aportan lo que se espera de ellos, aunque puede que ya vaya siendo hora de ver a Sprouse y a Condor fuera de este tipo de personajes para saber de lo que son capaces.

Mención especial merece el cameo de Zach Braff, a quien acostumbramos a ver siempre en papeles cómicos, y aquí no dista mucho de sus roles habituales, interpretando en esta ocasión a alguien que sirve de parodia de estos millonarios excéntricos obsesionados con viajar al espacio que tenemos a día de hoy y que, tarde o temprano, estarán en Marte, como este personaje.

Moonshot es una sencilla comedia romántica con un trasfondo de ciencia ficción que cumplirá con creces con quienes disfrutan con una buena comedia romántica en el sofá, tapados con una mantita y una buena bebida caliente (sí, así es como siempre me imagino que hay que ver estas películas, incluso en verano). Como algo anecdótico quedará el título, dado que en prácticamente en ningún momento se hace referencia a la Luna en la película.


¿Qué te ha parecido la película?

Moonshot

5.5

Puntuación

5.5/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: