Crítica de ‘Kentaro está embarazado’: Dinamitar los roles de género

Las críticas de Daniel Farriol:
Kentaro está embarazado

Kentaro está embarazado (también conocida como El embarazo de Kentaro o, en inglés, He’s Expecting) es una comedia dramática japonesa en formato de serie dirigida por Yuko Hakota y Takeo Kikuchi. Los guiones corren a cargo de Chihiro Amano, Yukiko Sode y Yoshitatsu Yamada, adaptando el manga creado por Eri Sakai. La historia tiene lugar en un mundo en el que, en raras ocasiones, los hombres pueden concebir y dar a luz. Kentaro Hiyama, un publicista de élite, descubre inesperadamente que está embarazado, así que su vida dará un vuelco inesperado. Está protagonizada por Takumi Saito (Shin Ultraman, Cube), Juri Ueno (The Beauty Inside, Ouroboros), Mariko Tsutsui, Ryô Iwamatsu, Kazuya Takahashi, Shôhei Uno, Maho Yamada y Lily Franky. La serie se ha estrenado en España en Netflix el día 21 de Abril de 2022.

Hombres embarazados

Cuando uno se acerca a la serie japonesa Kentaro está embarazado lo hace con la ceja levantada y con la cautela de estar frente a una premisa tan bizarra como esta en la que se plantea un mundo donde los hombres pueden quedarse embarazados al igual que las mujeres. Por suerte, enseguida comprobamos que, pese a algunas dosis de humor, la serie tiene un enfoque inteligente y adulto que se aleja de cualquier acercamiento morboso para proponer un drama increíblemente realista sobre la discriminación sexual y la dificultad existente en la actualidad al afrontar la conciliación familiar con el mundo laboral.

No esperes un historia que aborde la identidad de género desde el embarazo ni que te ofrezcan soluciones científicas a lo que propone. En realidad, la idea no deja de ser una excusa chocante para reflexionar sobre las relaciones humanas, sin que haya que darle más vueltas: estamos en un mundo en el que los hombres pueden concebir y dar a luz, punto y final. No tiene sentido plantearse como ha llegado a producirse la fecundación del óvulo dentro del cuerpo del hombre ni si es posible gestar un feto sin tener la cavidad uterina necesaria para hacerlo. Debes ser capaz de asimilar una hipótesis más propia del cine fantástico para poder disfrutarla, si no consigues asimilarlo desde un principio es que esta no es tu serie.

Una idea transgresora para reflexionar sobre problemas cotidianos

No hay que olvidar que la mangaka Eri Sakai es una mujer y en esta ficción que adapta sus viñetas se busca igualmente explorar una situación en la que se invierten los roles de género. Es una manera audaz para acercarse a algunas de las problemáticas que sufren a diario las mujeres de hoy en día. La sexista sociedad actual, especialmente la japonesa, aún es deudora de un tradicionalismo asfixiante en cuanto a las expectativas familiares que vinculan el éxito personal a la consumación del matrimonio o la culminación efectuada con la crianza de la correspondiente descendencia. Hay comentarios incómodos o dolientes que sirven para entender mejor la situación de la mujer en entornos patriarcales.

A partir de ahí Kentaro está embarazado muestra con detalle cómo afecta el embarazo al protagonista. El malestar y los cambios físicos son solo el preludio de otros cambios en su vida mucho más profundos como pueden ser la mirada inquisitiva de los otros o el ninguneo a nivel laboral que sufre por parte de superiores y compañeros. Pese a lo extraordinario de su situación, su nueva realidad no dista mucho de la cotidianidad de cualquier mujer embarazada que asumimos como «normal», eso sí, en este caso, con el añadido de tener que superar las expectativas presupuestas al rol masculino que es algo que también viene impuesto de serie.

Intercambiar los roles de género

Kentaro está embarazado es una arriesgada comedia dramática que consigue mantener el equilibrio para no caer en lo simplemente absurdo. Tras el impacto inicial de la situación, se acaba viendo con naturalidad y empatía, los personajes resultan creíbles en sus interrelaciones emocionales. El protagonista, Kentaro Hiyama (Takumi Saito), es un publicista de éxito que en la cumbre de su carrera se queda embarazado de una de sus amantes, Aki Seto (Juri Ueno), una periodista especializada en entornos digitales. Su relación es un tanto peculiar y no se cae en el estereotipo de la relación romántica. Ni siquiera son pareja, pero deberán abordar la nueva situación con el apoyo mutuo para debatir, por ejemplo, sobre si lo mejor para ambos es abortar o si deberían casarse en caso de que decidan criar al bebé.

El intercambio de roles entre hombre y mujer no solo lo vemos con el embarazo de Kentaro, también está muy presente en el personaje de Aki. Es una mujer liberal que va adquiriendo mayor dimensión en los episodios finales, la cual prioriza su carrera profesional a la vida en pareja o la propia maternidad. Y es que la idea de la mangaka Eri Sakai es proponer distintos tipos de relación que se salgan de los estereotipos para hallar la necesaria comprensión sobre las decisiones que cada uno tome en su vida sin necesidad de justificación o de ser limitadas mediante ponderaciones sociales. Está muy bien explicado todo el proceso de adaptación entre ellos y su «recolocación» genérica más allá de las funciones que se les presuponen por su sexo. Sin embargo, no encaja igual de bien la llegada de un nuevo personaje a mitad de temporada que establece nuevos códigos mucho más convencionales en la historia, la relación paterno-filial, etc, que apartan el foco principal de los temas más transgresores expuestos hasta entonces.

Kentaro está embarazado tiene una cuidada factura técnica y un elenco entregado a la causa donde incluso los personajes secundarios tienen relevancia. Se trata de una serie original que especula con lo fantástico para reflexionar sobre la discriminación de género (también sobre las minorías o el diferente) que, a la vez, ironiza sobre el efecto manipulador que tiene la publicidad en las masas o sobre la dificultad que tenemos todos en aceptar los cambios sociales. No está nada mal para algo que a simple vista parecía una estupidez bizarra.

 

Listado de episodios de ‘Kentaro está embarazado’

La primera temporada de la serie japonesa Kentaro está embarazado está compuesta por 8 episodios de 26 minutos cada uno.

Episodio 1

Kentaro Hiyama atribuye su éxito a su capacidad para planificar todos los aspectos de la vida, pero le pasa algo que no había previsto para nada.

Episodio 2

Las náuseas matutinas y los cambios que experimenta el cuerpo de Kentaro empiezan a afectar a su trabajo. Por fin queda con Aki y le cuenta que está embarazado.

Episodio 3

Kentaro va al hospital, donde conoce a otro hombre cisgénero embarazado del que se hace amigo. Las ideas de Tanabe no convencen al cliente.

Episodio 4

La campaña publicitaria protagonizada por Kentaro tiene un gran éxito y le hace famoso. Junto con Miyaji, pone en marcha una comunidad online para hombres embarazados.

Episodio 5

Aki regresa a casa para asistir a la boda de su hermana, pero acaba discutiendo con su tradicional padre. En el viaje de vuelta a Tokio, llama a Kentaro.

Episodio 6

Alguien del pasado de Kentaro reaparece en su vida, lo que provoca roces con Aki. Más tarde, ella se entera de una gran oportunidad profesional… en Singapur.

Episodio 7

Aki toma una decisión sobre el trabajo en Singapur. Kentaro ofrece una rueda de prensa para disculparse por el escándalo provocado por su padre.

Episodio 8

Kentaro se pone de parto y lo trasladan rápidamente al hospital. Sus padres y Aki esperan juntos el nacimiento del bebé.


¿Qué te ha parecido la serie?

Kentaro está embarazado

7.2

Puntuación

7.2/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: