Crítica de ‘Ambulance – Plan de huida’: Acción de la buena en estado puro

Las críticas de Laura Zurita:
Ambulance – Plan de huida

En este trepidante thriller el condecorado veterano Will Sharp. desesperado por conseguir dinero para pagar las facturas médicas de su esposa, le pide ayuda a la única persona a la que sabe que no debería recurrir: su hermano adoptivo Danny, un carismático delincuente profesional. Este le hace una propuesta: participar en el mayor atraco a un banco de la historia de Los Ángeles, para hacerse con un espectacular botín de 32 millones de dólares. Con la vida de su esposa en juego, Will no puede decir que no.

Pero cuando todo se tuerce en la huida del robo, los hermanos secuestran a la desesperada una ambulancia que lleva a un policía debatiéndose entre la vida y la muerte, y al increíble técnico de emergencias, Cam Thompson a bordo del vehículo. En una vertiginosa e incansable persecución, Will y Danny deberán huir de un inmenso dispositivo de fuerzas de seguridad desplegado por toda la ciudad, mantener a sus rehenes con vida y, de algún modo, tratar de no matarse mutuamente, todo ello afrontando la huida más espectacular que jamás haya tenido lugar en Los Ángeles.

Ambulance – Plan de huida está dirigida por Michael Bay y protagonizada por Jake Gyllenhaal (Danny Sharp), Yahya Abdul-Mateen II (Will Sharp) y Eiza González (Cam Thompson). La película se estrena en salas de cine españolas el 13 de abril de 2022 de la mano de Universal Pictures.

Los héroes son los malos

Es interesante ser un espectador en una película en la que los protagonistas son los malos. Por un lado, Dani. A Jake Gyllenhaal, uno de los mejores actores de su generación, le sobra talento para interpretar a este encantador de serpientes, capaz de parecer elegante, lleno de recursos, lenguaraz hasta el extremo y capaz de justificar lo que sea como sea. Cierto que en la película se nos presenta de una manera un tanto superficial, y solo se dan algunas claves de cómo un hombre con capacidad de haber sido lo que quisiera elige robar bancos, pero nos gustaría conocerlo un poco mejor

Su hermano Will es otra historia, interpretado por Yahya Abdul-Mateen II. Un héroe de guerra, que se embarca en el robo porque el sistema de salud es extraordinariamente inhumano para los que no se lo pueden permitir.  Lo interpreta de manera sólida, con un fondo de honradez a pesar de la situación en la que ve metido.

El que los protagonistas sean los malos de un toque de suspense a la película, porque el espectador tiende a identificarse con los protagonistas, pero en este caso no sabemos qué elegir, si que nuestros protagonistas se salven o que triunfe la justicia.

Eiza González es, en cambio, una heroína sin ambigüedades. Se nos presenta desde el principio como extremadamente competente, la mejor en su campo, pero también malhumorada y enfadada con todo y con todos.

Cine de acción

Ambulance – Plan de huida se concibió en principio como una adaptación de Ambulance, una película danesa de 2005. Pero en tanto la primera es un drama con un humor irónico de dos perdedores, Ambulance – Plan de huida es una película de acción por antonomasia. Lo esencial no es el robo, que pasa pronto, sino la huida por la calle, los callejones, las autopistas e incluso los cauces secos de Los Ángeles. Tiene un ritmo trepidante desde el principio, con diálogos rápidos, decisiones rápidas, tomas rápidas. La velocidad es vertiginosa de principio a fin, incluso en una curiosa escena de persecución a velocidad de tortuga, pero no por ello menos trepidante.

Los coches chocan y vuelan, hay estallidos de color y sonido por doquier, los helicópteros hacen verdaderas acrobacias y lo importante es lo bien que todo esto da en pantalla. Es verdaderamente trepidante, y fluye. Y, aunque la película dura 140 minutos (que, en rigor, hubieran podido recortarse un poco), no se hace larga y se disfruta mucho. Esto puede tener que ver en que la acción vaya de menos a más, tanto en tensión como en número de cacharros varios estrellados.

El argumento es sencillo, y a veces hay que ejercer firmemente la suspensión de la incredulidad, pero no se trata de que la película sea verosímil, sino cautivadora. El humor se usa de vez en cuando para aliviar la tensión, a veces humor negro en estado puro, otras veces chistes divertidos por los malos que son, como el gigantesco mastín con indigestión en un Mini Morris.

Factura técnica

Ambulance – Plan de huida tiene una excelente factura técnica. La fotografía es estupenda, y saca el lado más fotogénico de todos los elementos de la película, desde los actores en primerísimos planos hasta los choques de los vehículos. Mención aparte merece la ciudad de Los Ángeles, magnífica cuando se la ve en conjunto como un laberinto de torres y autopistas, agobiante cuando la ambulancia se mete en callejones estrechísimos.

La sensación vertiginosa que ya se ha mencionado se refuerza con un montaje en el que los planos se suceden en rápida sucesión, en la que la creación de tensión y la espectacularidad está por encima de la continuidad. Y, sin embargo, funciona, y aunque no siempre se entienden los detalles, la impresión general funciona. También hay que destacar el uso de drones, que permite punto de vista ingeniosos, hasta imposibles, y movimientos de cámara que nos da la maravillosa sensación de volar.

Conclusión

Ambulance – Plan de huida es una película de excelente factura técnica, vertiginosa y entretenida, sin ambages.


¿Qué te ha parecido la película? 

Ambulance - Plan de huida

7

Puntuación

7.0/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: