Crítica de ‘Pam y Tommy‘: La historia del primer vídeo viral

Las críticas de Fernando Quintero:
Pam y Tommy

Pam y Tommy hace lo mismo que otras series triunfadoras en audiencia: rememorar tiempos pasados. Hay quienes enloquecen con la década de los 70. Los 80 vinieron cargados de liberación, avances tecnológicos y culturales. Pero los 90… Los 90 eran el principio de la generación del consumidor. La moda ya no era influenciada por la sociedad, sino por las estrellas. Nos teñíamos el pelo, nos bajábamos los pantalones hasta los tobillos, nos hacíamos piercings y tatuajes porque el famoso de turno los llevaba. Los 90 eran sobre todo televisión y MTV. Y esto es lo que podría haber hecho que Pam y Tommy se convirtiera en un éxito absoluto, serie que está completa bajo demanda en Disney Plus desde el 9 de marzo de 2022.

He de confesar que, durante los últimos años, he dejado de ser un gran fan de Seth Rogen. Hace buenas comedias, pero a nivel interpretativo siempre hace de “pringao”. Puede ser un poco más cabroncete o menos, pero la estupidez es su seña de identidad. Y por eso mismo dudé mucho en ver esta serie… pero es que luego dices: Sebastián Stan, Lily James, Nick Offerman… Okay, démosle una oportunidad y veamos el primer episodio. 

Episodio 1. Taladrando y aporreando

Muy buena estructura narrativa. Es un capítulo de Seth Rogen para Seth Rogen. Pero también es un episodio para introducir el complejo papel de Sebastian Stan, quien eclipsa por completo todo el papel de Rogen solo con su cuerpo. Y cuando le vemos actuar… ¡Madre! Normal que se trate de un actor que esté en boca de todos y que no solo sea El Soldado de Invierno.

Ya despuntó con El diablo a todas horas, queriendo cambiar física e interpretativamente el concepto que se tenía de él dentro del universo Marvel, pero es en esta serie y en este episodio donde lo ha conseguido. La dieta que tuvo que seguir, el aprendizaje de la batería, ponerse en la piel de una estrella del rock (con todo lo que conlleva en cuanto al sentirse un dios). 

Poco aparece aquí Lili James, quien es la estrella del show. Pero no desesperemos, pues podremos verla en episodios siguientes.

Episodio 2. Te quiero, Tommy

Cuando vemos alguna secuencia en la que dos personas se conocen, se enamoran y empiezan a salir, parece que es fácil de digerir, sobre todo porque sabemos que en todas esas películas y series, esta pareja está hecha una para la otra. Pero, ¿y si no fuera así? Esto es lo que plantea este segundo episodio.

¿Cómo enamorarse de manera forzosa de la persona incorrecta? El feeling de los dos actores principales es obvio y, al igual que elogiamos a Sebastian Stan por interpretar a un ícono de la música, más aún hay que aplaudir la interpretación de Lily James. Ponerse en la piel de Pamela Anderson, una rubia tonta (a ojos de la prensa), que es más inteligente de lo que la gente piensa, con principios ocultos a primera vista (porque nadie quiere ver sus principios), no es un trabajo fácil y Lili James lo ha conseguido. Físicamente también ha trabajado muy duro y escucharla en V.O. es como escuchar a la verdadera Pamela Anderson. Desde el final de este episodio, ya empezamos a saber por dónde van a ir los tiros en esta serie, siendo el fracaso de la carrera de la joven actriz a costa de un vídeo privado.

Este episodio tiene también momentos en los que comprendemos que es una producción de la dupla Seth Rogen y Evan Goldberg. Solo basta ver la escena de la conversación con el pene de Tommy. Muy del estilo de comedia gamberra que triunfó a principio de esta década.

Episodio 3. Jane Fonda

Este es el capítulo spoiler del futuro de Pamela Anderson. En la entrevista que tiene, explica que quiere ser como Jane Fonda: actriz, icono sexual, activista, ¿hipócrita?… Pam lo tiene claro y no desentona mucho con lo que ha sido hoy. ¿Quién no conoce a Pamela Anderson por ser una luchadora constante contra el uso de las pieles? Quizás muchos no lo sabrían, pero ha empujado a grandes estrellas, como Kim Kardashian, a pasarse a lo sintético. Prensa amarilla aparte, decir que es en este episodio cuando no avistamos rasgo alguno de Lili James y más de una persona va a dirigirse al móvil, tablet u ordenador para ver cómo es realmente la actriz. Gran trabajo de maquillaje y peluquería. 

Aquí, el personaje de James empieza a salir de la crisálida, influenciada por su ya marido Tommy , echando el resto y no dejándose doblegar, incluso en algún aspecto interno, cuando se entera que el apellido del batería no es Lee, sino Bass. De esta manera reconoce en un pequeño sentido que su vida es una mentira. 

Mientras se muestra cómo el mundo de Internet empieza a hacerse hueco, en el buen sentido donde se facilita las cosas a los pequeños empresarios para agrandar sus comercios, así como de manera turbia, siendo esta la filtración de un vídeo de contenido explícito de manera ilegal y todo gracias a la financiación de Butchie, o sea Andrew Dice Clay o, en otras palabras, Ford Fairlane.

Episodio 4. El Master Beta

Este episodio puede ser el más poético hasta el momento. Comienza con un embarazo y acaba con un aborto. La intensidad que reside en él consigue que sea uno de los mejores que se pueden ver. El capítulo desvela el embarazo de Pamela, continúa con el descubrimiento de la cinta por parte de ella y su marido, y la incredulidad de los dos de que se haya podido expandir tanto.

A pesar de que Tommy avisa a la policía de que se ha sustraído, no echan cuenta de este detalle, pues no es lógico centrarse en una investigación de robo en Estados Unidos por una cinta doméstica y esto desencadena (entre otras cosas) que esta cinta vaya multiplicándose por los distintos puntos de la geografía estadounidense para al final acabar con la primera oportunidad de Pam y Tommy de ser padres y, lo más importante, para sacar de sus casillas a Pamela, que lo paga con un paparazzi a base de palos.

Episodio 5. El tío Jim y la tía Susie de Duluth

¡Y llegó Jay! No solo Jay Leno, sino todos los medios de comunicación que quieren aprovecharse de la situación de un vídeo filtrado. No es solo un boom y una oportunidad de hacer dinero para los personajes de Rogen y Offerman, sino que aquí vemos que periodistas, paparazzi y hasta el propio editor de Penthouse son quienes quieren quedarse con una porción de la tarta robada del quicio de la ventana de Pamela y Tommy.

Todo sale de control y es cuando van a ver expuestos mediáticamente. Explota todo, empiezan a ser conscientes del daño que le pueden hacer esos vídeos y es cuando aparece una Pamela escondida. La chica rubia inocente que gusta a todos, desaparece para mostrar que, no es solo una rubia con pechos grandes, sino que es una mujer y que el daño que le causa esa cinta es 1000 veces peor que el que puede sufrir Tommy.

Episodio 6. Pamela en el País de las Maravillas

Cuando menos esperas que una serie pueda ofrecer algo más, puedes esperar o no. En este episodio, con altibajos, lo que vemos es un pequeño biopic de cómo Pamela Denise Anderson se convirtió en la Pamela que conocemos de los 90. Esta premisa es atractiva, pero la condensación de cómo Pamela llegó a ser el icono que conocemos hoy, es escasa. Eso sí, se empodera, no solo su figura, sino la de la mujer, y este tema es el ritmo que sigue la serie desde el episodio Master Beta.

Siguen apareciendo figuras interesante como la de Hugh Hefner, creador y editor de Playboy y maestro de ceremonias de todas las fiestas importantes en Hollywood. A pesar de que el breve instante que aparece es relativamente corto, parece que los showrunners quieren elogiar la figura del acaudalado dandy, como si de un Julio Iglesias se tratara.

Ya no vemos interpretaciones, vemos a los propios personajes, algo destacable de esta serie que poco a poco se está convirtiendo en un culebrón de sobremesa.

Episodio 7. Destructor de mundos

Ya han pasado 6 episodios que han bajado el ritmo constantemente y llegamos a este punto. Lo que parecía ser un capítulo de gángsteres, nos ha mostrado una burla de este género. Comienza de manera intensa e interesante, pero Seth Rogen ni es, ni será, un alfa. Ni un alfa, ni un gángster, a pesar que en este episodio haya hecho el amago.

Tenía esperanzas de poder ver un Seth Rogen distinto al comenzar esta serie. Quizás poder ver a un actor cambiando de registro, aunque sea mínimamente, y con este papel ha podido lucirse, pero hemos visto al Seth Rogen de toda la vida. Una interpretación bobalicona y burlona de una persona que se ve obligada a hacer algunos actos indecentes en contra de su voluntad. El problema de esto también ha podido ser la realización del mismo episodio, porque quizá, un plano más cercano que muestre el dolor del personaje, hubiera ayudado al actor a mostrar lo que realmente debía haber reflejado.

Pero aunque el título hace referencia a lo que dice que se ha convertido, un mercenario, lo que realmente muestra es que ha roto todo lo que había alrededor de Pamela y Tommy: su relación, sus carreras y su futuro. Por muchos golpes que pegue para devolver el dinero que debe, no serán suficientes como para arreglar la vida de los protagonistas de la serie.

Episodio 8. Seattle

Para condensar el fin de la historia, tenemos un episodio de casi una hora de duración que no ofrece más que el fin de la relación de Pamela y Tommy. Este asunto, y la redención de Rand, es donde gira la trama de una serie que prometía mucho, pero se ha ido desinflando paulatinamente al pasar los episodios. Quizá una TV Movie hubiera resultado más atractiva. Esta breve historia de amor llega a su conclusión en Seattle, donde el vídeo origina la expansión global de la primera cinta viral de la historia.

A pesar de tratarse del segundo episodio más largo, con 52 minutos de duración, podría haberse condensado en menos de 20. Y de esta manera, con un sabor agridulce, se ha despedido esta serie, un show que prometía mucho y que ha ido apagándose poco a poco.

Personalmente, no es una serie que volvería a ver y solo recomendaría para pasar un rato en el caso de no tener que hacer o que te gusten muchos los actores que aparecen aquí, ya que son el gran reclamo de la serie, aunque hay otras producciones de la compañía del castillo que pondría por delante de esta, sin lugar a dudas.


¿Qué te ha parecido la serie?

Pam y Tommy

4

Puntuación

4.0/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: