Crítica de ‘La cima‘: Sueños cumplidos y promesas por cumplir

Las críticas de David Pérez «Davicine»:
La cima

La cima narra la aventura de Ione y Mateo durante su ascenso al Annapurna, una de las montañas más peligrosas del planeta, que les enfrentará con la naturaleza y les ayudará a reconectarse con la vida. Se trata de una historia sobre el compañerismo, el coraje, la conexión con la naturaleza y la vida, el peso de las promesas y el amor.

Dirigida por Ibon Cormenzana, está protagonizada por Javier Rey (El verano que vivimos) y Patricia López Arnaiz (Goya a la mejor interpretación femenina protagonista por Ane). La película ha tenido su estreno mundial en la 25 edición del Festival de Málaga, en Sección Oficial a Concurso, y se estrena en cines españoles el 25 de marzo de 2022 de la mano de Filmax.

Sueños cumplidos y promesas por cumplir

Con un argumento original del propio Ibon Cormenzana, el guion está escrito por Nerea Castro (cortometrajes Avalancha, Zarpazo). En la película, Mateo (Javier Rey) se enfrenta por primera vez a la montaña más peligrosa del planeta, el Annapurna, con el reto de llegar hasta la cima y cumplir así una antigua promesa.

En su ascenso sufre un accidente que le deja inconsciente y gravemente herido. Horas más tarde es rescatado por Ione (Patricia López Arnaiz), una alpinista experimentada que está pasando el invierno en un refugio, sola y alejada del mundo. A pesar de no entender las razones que han llevado a Mateo hasta allí, Ione intentará ayudarle a alcanzar su meta.

La montaña completa el trio protagonista

La cima se rodó en condiciones extremas debido a las bajas temperaturas y a la dificultad del terreno, y para llevar a cabo el rodaje se contó con la ayuda del experimentado alpinista Jordi Tosas así como con un equipo extra especializado en rodajes de alta montaña.

No recurrir a decorados ni a cromas, sino rodar en su gran mayoría en impresionantes montañas reales, ha permitido que la película destaque especialmente por su impecable puesta en escena, siendo la montaña un protagonista destacado de la película, junto a Javier Rey y Patricia López Arnaiz.

La fotografía de la película permite que disfrutemos aún más quienes adoramos la montaña y el alpinismo, pero no hace falta apreciar en exceso ambas cosas para deleitarnos con esta epopeya de supervivencia entre el hielo y la piedra. Por desgracia, una buena ambientación no es lo único que se necesita para que una película funcione.

Actores que no necesitan demostrar nada más

No se puede negar que Javier Rey y Patricia López Arnaiz son dos grandes actores. Ambos nos han ofrecido a lo largo de su carrera grandes interpretaciones, y han dejado claro que son capaces de sacar adelante cualquier papel que se ponga en su camino.

La pareja protagonista acapara casi la totalidad del metraje, sin casi secundarios que respalden su trabajo, más allá de la citada montaña. Cada uno ofrece lo mejor de si mismo, poniéndose en la piel de dos personas que necesitan la montaña para seguir con sus vidas, resultando la película casi como una exploración psicológica de ambos.

Javier Rey da vida a un hombre que debe cumplir una promesa, y de ahí que lo arriesgue todo para ascender el Annapurna. Carga a sus espaldas con un doloroso pasado y muestra con emotividad su necesidad imperiosa de llegar a lo más alto. El personaje de Patricia López Arnaiz también tiene demasiadas cosas que resolver en su vida. A diferencia de Mateo, ella no tiene que ascender más montañas pues las ha ascendido todas y en tiempo récord. Ha subido todos los ochomiles… pero ya no tiene retos que afrontar, lo que provoca que su vida ya no tenga sentido. En cierto modo, Ione es una versión deprimida de la reconocida alpinista Edurne Pasaban, que fue la primera mujer en todo el mundo en conseguir coronar los 14 ochomiles, aunque ella ha sabido compaginar el alpinismo con otros objetivos en su vida, pero no siempre es sencillo seguir adelante cuando has conseguido tus metas iniciales.

Lo épico cede el paso al melodrama

El cine sobre alpinismo, en general, ha tenido mayor apoyo por parte del público que de la crítica, pues muchas de estas películas han centrado su historia en la acción y lo épico, apostando por el entretenimiento por encima de todo y no tanto en el melodrama como es este caso.

En el momento en el que se cruzan los caminos de Ione y Mateo somos testigos de la necesidad que cada uno tenía de encontrar a alguien que les ayudara a seguir adelante en sus vidas, pero puede que sea mostrado con un exceso de carga melodramática, provocando una ausencia de intensidad a la hora de recrear la increíble hazaña que debían realizar. Sorprendentemente, la intensidad llega en los planos cortos y las situaciones más íntimas, desde el interior de la tienda de campaña a un impresionante primer plano de Patricia López Arnaiz.

El melodrama y la emotividad pesan más que lo épico y la emoción, y en una epopeya como La cima quizás hubiera sido mejor un equilibrio mayor. Aún así, no estamos ante una historia de amor entre dos personas, sino una historia de amor hacia el alpinismo como deporte, como profesión y como estilo de vida.


¿Qué te ha parecido la película?

La cima

6.5

Puntuación

6.5/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: