Crítica de ’Tratamiento real’: Un romance tan real como olvidable

Las críticas de David Pérez «Davicine»:
Tratamiento real

Izzy aprovecha la oportunidad de trabajar como peluquera en la boda de un príncipe encantador. Cuando salta la chispa entre ellos, ¿prevalecerá el amor… o el deber? Laura Marano (La cita perfecta, Austin y Ally) y Mena Massoud (Aladdin) protagonizan Tratamiento real, una dulce comedia romántica dirigida por Rick Jacobson. Completan el reparto Chelsie Preston Crayford, Grace Bentley-Tsibuah, Cameron Rhodes, Sonia Gray, Elizabeth Hawthorne, Amanda Billing, James Gaylyn, Paul Norell, Teuila Blakely, Jacque Drew, Phoenix Connolly, Matthew E. Morgan y Jay Simon. La película se estrena en Netflix el 20 de enero de 2022.

El mercado laboral está muy mal

No es por ponerme a comparar con otros intérpretes, pero qué mal está el mercado laboral cuando un actor que ha protagonizado una película de éxito no ha sido capaz de encontrar una buena película para continuar forjando su futuro, como es el caso de Mena Massoud. Después de haber sido el protagonista principal en la nueva versión de Disney Aladdin, y sin que la película fuera un fracaso dado que recaudó una cantidad ingente de millones en todo el mundo, el actor ha tenido que pasar de los cines a las plataformas, lo que no es malo, pero sí el tipo de película en la que se ha implicado.

Gracias a Netflix, Mena Massoud tiene la oportunidad de ser de nuevo el protagonista principal de la comedia romántica Tratamiento real junto a Laura Marano, pero tampoco es una noticia para lanzar cohetes, dado que no es precisamente un gran salto en su carrera, y ni siquiera un salto hacia adelante… No hay nada malo en protagonizar comedias románticas, pues muchos son los actores que viven gracias a estas películas, pero para alguien que ha estado en los carteles de cine de todo el mundo no es precisamente bueno protagonizar una de las muchas producciones masivas que Netflix produce.

Y ojo, igual de sorprendente es ver los nombres del reparto como el del director: Rick Jacobson, quien ha dirigido episodios de series tan duras como Spartacus: Sangre y arena, tan terroríficas como Ash vs. Dead, e incluso películas violentas como Perras furiosas, pero las facturas hay que pagarlas y seguramente por eso se haya implicado en la dirección de una comedia romántica de estas que se dirigen en un fin de semana.

Clichés sin miramientos

Tratamiento real no trata de esconder lo que es, y a pesar de poner al frente de su reparto nombres conocidos (o al menos sus rostros), tiene una trama repleta de clichés de los que a veces uno siente vergüenza ajena pero sin ellos sería imposible que estas películas estuvieran encasilladas en el género al que pertenecen, que es el de comedia romántica con la nobleza por medio.

En la película, Isabella dirige un salón de belleza y no se corta a la hora de decir lo que piensa. El príncipe Thomas dirige un país y está a punto de casarse por deber y no por amor. Cuando Izzy y su equipo tienen el gran honor de encargarse de los peinados para la boda real, ella y Thomas descubren que, para poder tomar el control de sus destinos, deben seguir los dictados de sus corazones.

La naturaleza predecible de la historia hace que se haga difícil el visionado de la película, siendo conocedores desde el primer momento del resultado final simplemente mirando el póster (que os dejamos un poco más abajo), y poco nos preocupa lo que les suceda a sus protagonistas pues tenemos claro que acabarán juntos, siendo el factor sorpresa algo que casi nunca hace acto de presencia en estas producciones.

Personajes sin personalidad

Tal y como hemos visto en mil y una ocasiones, un noble lucha contra su destino, y es el amor el que provoca que quiera dejar atrás todas las imposiciones que le han marcado desde su infancia para buscar realmente la felicidad mientras conoce cómo es la vida real de aquellos que no han tenido la «fortuna» de vivir en una familia noble.

Y si todo lo que rodea al principe son estereotipos que ya hemos visto anteriormente, no menos repetitivo es todo lo que tiene que ver con Isabella. Aunque ella no es una joven inocente que se emociona por conocer a un noble, y tiene un fuerte caracter que la ayuda a salir adelante en su vida profesional, por desgracia no tiene nada que sea reseñable por culpa de ser un personaje plano que no genera emoción ni empatía. Y es que la personalidad es algo de lo que carece casi la totalidad de los personajes de la película, no solo sus dos protagonistas. Los creadores parecen haber ideado un principio y un final, pero en el camino han ignorado por completo a los personajes, no mostrando ni su arco de desarrollo ni los motivos de sus acciones.

Puestos a salvar algo de la película, es que se hace ameno ver a Isabella y Thomas fuera de sus zonas de confort, especialmente mientras ella muestra al príncipe cómo se vive en el mundo real y se puede ser una mejor persona. Unos pocos momentos que nos distraen pero son tan breves que no ayudan a sacar de la mediocridad a la película.

Algunos espectadores puede que encuentren Tratamiento real entretenida, pero se tiene que estar muy predispuesto para sacar algo positivo de esta película cuya parte de comedia no nos hace reir en ningún momento, mientras que su romance es tan evidente desde el principio y ausente de química que no consigue emocionarnos lo más mínimo.


¿Qué te ha parecido la película?

Tratamiento real

4

Puntuación

4.0/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: