Crítica de ‘Argel Confidencial’: El negocio de la venta de armas

Las críticas de Daniel Farriol:
Argel Confidencial

Argel Confidencial es una miniserie de espionaje franco-alemana dirigida por Frédéric Jardin (Noche de venganza, Braquo) que también co-escribe los guiones junto a Abdel Raouf Dafri (Un profeta, La comuna), adaptando la novela de Oliver Bottini «Ein paar Tage Licht» («Un par de días de luz»). La historia sigue a Ralf Eley, un inspector de policía de la embajada alemana en Argelia que mantiene una relación prohibida con Amel, una jueza de instrucción argelina. Tras el secuestro de un traficante de armas alemán, comenzará un conflicto de intereses personal y político con ramificaciones que alcanzan a todas las instituciones gubernamentales. Está protagonizada por Ken Duken (La fábrica de sueños, Berlín Falling), Hania Amar (El Cairo confidencial, Esperando a las golondrinas), Sofiane Zermani, Dali Benssalah, Raphael Acloque, Hammou Graïa, Anna Schudt y Martin Brambach. La serie se ha estrenado en Filmin el día 21 de Diciembre de 2021.

Un thriller político que destapa el vínculo armamentístico entre Alemania y Argelia

Argel Confidencial es un thriller político y de espionaje que nos sitúa en Argelia, aproximadamente durante el año 2019, para hablar desde la ficción sobre temas que afectan directamente a la realidad actual del país. El protagonista de esta serie de 4 capítulos, es un investigador de la policía alemana, Ralf Eley (Ken Duken), el cuál ha sido asignado a la embajada de su país en Argel para esclarecer el secuestro de dos ciudadanos alemanes, un traficante de armas y su escolta. Lo que a priori parece una acción de terrorismo islámico contra ciudadanos extranjeros, oculta una trama mucho más compleja cuyas ramificaciones alcanzan incluso a las más altas instancias gubernamentales de Alemania y Argelia. Para complicarlo aún más, Ralf debe mantener en secreto su apasionada relación sentimental con Amel (Hania Amar), una jueza de intrucción argelina que también quedará vinculada al caso de secuestro.

Argel Confidencial es una serie a la que le cuesta arrancar. No es fácil acercarse a ella sin un conocimiento previo de la situación política en Argelia, así como de las relaciones internacionales y sociopolíticas existentes con Alemania. Para entrar en materia, es importante saber que el país norteafricano se ha convertido en uno de los mayores importadores de armas, siendo su ejército uno de los más preparados a nivel armamentístico. También es interesante saber que la serie sucede durante el cuarto mandato del Presidente Abdelaziz Bouteflika, líder del partido conservador Frente de Liberación Nacional (FLN), del que son bien sabidos sus vínculos con la élite militar del país. Tanto Alemania como Rusia son los principales países proveedores de armas a Argelia, un negocio que mueve muchos intereses económicos detrás que, a veces, están por encima de la vida de la población civil. El año 2019 fue un año de cambios en el país, ante el inminente inicio de un quinto mandato presidencial, los ciudadanos reaccionaron en contra a través de diversas manifestaciones pacíficas que funcionaron como un eco de descontento colectivo que remitía directamente a la Primavera Árabe que floreció años atrás en otros países cercanos.

La serie crece en interés en los capítulos finales

El mayor problema de Argel Confidencial es un inicio confuso donde nos metemos de lleno en el meollo de todos esos conflictos sin demasiadas explicaciones previas que sirvan de agarre a un público poco iniciado en el tema. Hay demasiados personajes, lo que dificulta aún más la comprensión de los tejemanejes e intereses particulares existentes entre los diversos implicados, algunos de ellos quedan desdibujados al igual que sus motivaciones reales. Ni siquiera la participación en la escritura de Abdel Raouf Dafri, uno de los guionistas de la fantástica Un profeta (Jacques Audiard, 2009), puede domar un material tan denso, por mucho que se busque darle dinamismo con algunas dosis de intriga e insertando de manera forzada un romance entre los dos protagonistas.

Por suerte, tras dos episodios un poco aburridos y caóticos, la serie gana muchísimo en los dos siguientes, logrando altas dosis de adrenalina y emoción durante el desarrollo y desenlace final. Con más acción, suspense y sensación de peligro, la serie obtiene el beneficio de lo que ha sembrado con anterioridad y se adivinan punzantes reflexiones sobre la revolución de pensamiento en las nuevas generaciones, sobre cuáles han sido los efectos de la colonización francesa y la posterior guerra civil en el país o sobre cómo la corrupción institucional lo pudre todo, no solo en la sociedad argelina. Argel Confidencial es una serie enfocada hacia los amantes del thriller político y de espías, un poco al estilo intrincado de la exitosa Homeland (Gideon Raff, 2011-2020), pero que puede resultar algo farragosa para el resto. Hay una frase muy elocuente del productor Mario Krebs que resume el tema principal de la serie: «Antes, Alemania invadía otros países con sus armas. Ahora, los invade vendiéndoselas».


¿Qué te ha parecido la serie?

2.5/5 - (2 votos)

Argel Confidencial

6.2

Puntuación

6.2/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: