66 SEMINCI. Sección oficial. Crítica de ‘Mali Twist‘: Revolución a ritmo de Twist

Las críticas de David Pérez «Davicine» en la 66 SEMINCI:
Mali Twist

Ambientada en la Mali postcolonial de los años 60, cuando los jóvenes de Bamako bailan el rock and roll recién importado de Occidente y sueñan con una renovación política, Mali Twist se centra en los personajes de Samba y Lara. Dirigida por Robert Guédiguian, y protagonizada por Stéphane Bak y Alicia Da Luz Gomes, la película se presenta en la 66 Seminci, dentro de la Sección Oficial a concurso, el 25 de octubre de 2021.

Historia para aprender de nuestros errores

El cineasta francés Robert Guédiguian ha regresado a la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci) con su último trabajo, Mali Twist, una película ambientada en la historia de Mali tras la independencia de Francia, un tiempo revolucionario en el que se buscaba instaurar un socialismo panafricano. La película nos lleva hasta 1960. Los jóvenes de Bamako bailan el twist al ritmo del rock and roll recién importado de Occidente y sueñan con el cambio político. Samba, un joven socialista, se enamora de Lara, una muchacha de carácter vivaz, durante una de sus misiones en la selva. Para escapar de un matrimonio forzoso, ella huye en secreto con él a la ciudad. Pero el esposo de Lara no lo permitirá y, además, la Revolución no tardará en proporcionarles dolorosas desilusiones mientras se empeñan en soñar con un futuro compartido entre los dos.

Guédiguian se lanza con esta película a mostrarnos un drama romántico en un momento lleno de cambios a nivel social pero también político, pretendiendo, a través de una historia de amor, sacar a relucir la colonización en Francia y Europa, para que intentemos entender nuestros errores así como nuestros horrores, y es que para combatir en Europa el regreso intelectual y moral del fascismo el cineasta cree que es mejor que entendamos nuestra historia y seamos pedagógicos con la población. Para poder tratar la temática que le interesaba nos lleva a este periodo concreto de la historia, pues el proceso de independencia de Mali se caracterizó por la paz y la tranquilidad en el que el entonces presidente del país, Modibo Keita, creó una comunidad humana con una visión panafricana.

Una película que pudo ser un documental

Mali Twist fue rodada en Senegal por los problemas de inseguridad existentes en Mali, y el germen de todo se encuentra en una exposición de fotografías realizadas en los años 60 y  protagonizadas por jóvenes que se divertían en las fiestas de los clubes, siendo este fotógrafo un testigo de excepción de estos momentos de felicidad y cambio. Dichas fotos son mostradas durante el metraje de la película, integradas perfectamente con la historia, y lo que bien podría haber sido un documental acabó siendo un más que sobresaliente largometraje para pantalla grande.

Una vez abandonada la idea de realizar un documental, está claro que tenía que encontrar a la pareja protagonista, y ambos son un acierto a la hora de resultar naturales y veraces en sus respectivas interpretaciones, pero también gracias a la química que va creciendo entre ambos. El personaje principal, el protagonista, bien podría ser un alter ego del director, pues en el momento en que se ambienta la historia él tenía 18 años y era un joven revolucionario comunista e idealista que, además, bailaba twist y rock and roll incluso mejor que Samba, su protagonista, a quien curiosamente llegó a prestar la moto que conduce a lo largo de la película.

A pesar del resultado tan realista de las interpretaciones, ambos tenían poca experiencia en el cine. La elección de los actores se realizó, precisamente, en las calles que el protagonista recorre con la moto, a la salida de los institutos, ya que buscaban personas muy jóvenes: Stéphane Bak, quien da vida a Samba, se inició en el teatro con 13 o 14 años y, aunque había hecho ya alguna película, no es muy conocido en Francia. Por su parte, Alicia Da Luz Gomes acababa de terminar los estudios en el instituto y, a sus 17 años, nunca había rodado.

Pero más allá de los actores elegidos, llama la atención de los no elegidos, pues en esta ocasión el cineasta se ha rodeado de un elenco de intérpretes distinto al que habitualmente le acompaña en sus proyectos, como Ariane Ascaride o Jean-Pierre Darroussin. Pero aún así, sin esos actores conocidos por quienes acostumbramos a ver la obra del cineasta, es capaz de conseguir que empaticemos y nos comprometamos, sintiendo en nuestras carnes tanto sus momentos de felicidad como de emotividad, lo cual también se logra gracias a su maravillosa banda sonora de Olivier Alary, que no hace más que reforzar la precisa dirección de fotografía.

Mali Twist es un ejemplo de buen cine capaz de contar una historia que nos haga reflexionar sobre nuestro pasado y quizás aprendamos algo para nuestro futuro, una película acertada y precisa que da en la diana y nos recuerda que esas fotos en blanco y negro siempre esconden mucho más que lo que muestran a simple vista.


¿Qué te ha parecido la película?

4/5 - (1 voto)

Mali Twist

7.5

Puntuación

7.5/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: