Crítica de ‘El juego del calamar’: Juegos infantiles… pero mortales

Las críticas de David Pérez «Davicine»:
El juego del calamar

456 participantes desesperados compiten en un misterioso y mortífero concurso de supervivencia compuesto de varias rondas de juegos infantiles. ¿La meta? Ganar 45.600 millones de wones y salir de la miseria. En El juego del calamar, la moralidad y la humanidad puestas a prueba. Con Lee Jung-jae (Chief of Staff) y Park Hae-soo (Prison Playbook) al frente del reparto, esta serie cuenta también con Wi Ha-jun, Oh Young-soo, Jung Ho-yeon, Heo Sung-tae, Kim Joo-ryoung, Tripathi Anupam, You Seong-joo y Lee You-mi. La serie se estrena en Netflix el día 17 de septiembre de 2021.

Juegos infantiles… pero mortales

Varias personas en riesgo de exclusión y con serios problemas económicos reciben una misteriosa invitación para participar en un juego. 456 concursantes de toda clase y condición acaban encerrados en un lugar secreto donde deben competir en varios juegos para ganar 45.600 millones de wones. Se trata de juegos infantiles tradicionales coreanos (luz roja, luz verde, etc.), pero los perdedores mueren. ¿Quién se alzará con la victoria y cuál es el objetivo del juego?

El juego del calamar es un drama coreano con toques de género fantástico que llega a Netflix para aportar algo de frescor a un catálogo repleto de series que en ocasiones parecen realizadas con plantilla. La idea de esta serie es cuanto menos creativa y original, con personas oprimidas que luchan por salir de sus diversas deudas, y son capaces de todo por volver a tener una vida normal. Poco tardamos en entrar en materia, tras una presentación rápida de personajes, a diferencia de la mayoría de los K-dramas que hemos visto en la plataforma.

¿Hasta dónde estarías dispuesto a llegar?

¿Cómo de desesperada puede estar una persona endeudada? ¿Hasta donde sería capaz de llegar? Con esa premisa llevan a varios centenares de personas a escenarios coloridos para que jueguen a juegos infantiles, realizan diversas pruebas en coloridas habitaciones, y recorran interminables y llamativas escaleras. Una luminosa ambientación para un juego sórdido y oscuro en el que hay mucho que perder.

Los participantes, ataviados con chándales azules, deben respetar las normas y ganar si no quieren morir en manos de los responsables de coordinar los juegos, vestidos como si hubieran salido del Banco de España tras un atraco, con monos rojos y máscaras originales, mientras todo es supervisado por el «villano» de turno que, como no podía ser de otra manera, viste de negro y luce una máscara con ojos malvados.

A modo de Battle Royale y Los juegos del hambre, vamos viendo cómo se desarrollan las diversas pruebas y van anunciando por megafonía y en pantallas digitales quienes pasan al siguiente nivel y quienes están destinados a morir, si es que no lo han hecho ya. Vamos viendo más de cerca a los supervivientes a medida que disminuye el número de jugadores, por lo que podemos ir conociendo mejor cada una de sus historias, aunque no debemos coger cariño a ninguno pues no sabemos cuánto tiempo pasará antes de ser eliminado. No obstante, los personajes son en su mayor parte genéricos y poco importa si sobreviven o pierden en sus respectivos juegos.

Juegos creativos para acabar con los participantes

Teniendo en cuenta que los juegos son la base de la historia, más allá de los propios jugadores, es de agradecer la originalidad de la mayoría de los juegos, que provocan en el espectador gran interés y estrés, destacando algunos por encima de otros. La apariencia infantil de los juegos contrasta con la gran cantidad de víctimas que resultan de ellos.

Desde el primer juego nos damos cuenta que van a tener un alto nivel de crueldad, y no van a escatimar en sangre, mientras vemos las formas crueles que tiene el creador de este particular torneo para poner a prueba a los participantes, pero también la propia crueldad que tienen los jugadores a la hora de hacer lo que sea necesario por salvarse. Pero no todos los juegos funcionan, y mientras que el tira y afloja es trepidante, otros pueden resultar algo básicos y poco adictivos.

Aún así, el planteamiento y el desarrollo de cada juego, incluido su desenlace, es lo que hace que nos enganchemos a la serie, y queramos ver episodio tras episodio, siendo conscientes en todo momento de la insensibilidad con la que se trata la vida humana en este torneo a vida o muerte.

El juego del calamar está concebida como un cúmulo de juegos que lucen de forma increíble, con unas interpretaciones tan convincentes que sentimos como reales los peligros a los que se enfrentan, combinando el horror que sufren sus protagonistas con toques de humor que hacen que sea una serie distendida y adictiva.


Listado de episodios de ‘El juego del calamar’

La primera temporada de El juego del calamar está compuesta por nueve capítulos de entre 32 y 63 minutos de duración cada uno.

Episodio 1. Luz roja, luz verde

El arruinado y desesperado Gi-hun acepta participar en un enigmático juego con la intención de ganar dinero fácil. Ya en la primera ronda se desata el horror.

Episodio 2. Infierno

El grupo, en desacuerdo sobre si continuar o no, decide someterlo a votación. Pero la cruda realidad de sus vidas podría ser tan despiadada como el propio juego.

Episodio 3. El hombre del paraguas

Llegan nuevos participantes a la ronda siguiente (que promete ser tan dulce como mortal) con algunos ases en la manga. Entretanto, Jun-ho se cuela dentro.

Episodio 4. El equipo es lo primero

A pesar de las alianzas entre jugadores, nadie está a salvo cuando apagan la luz. El equipo de Gi-hun necesita una estrategia para el tercer juego.

Episodio 5. Un mundo justo

Gi-hun y su equipo hacen turnos para vigilar de noche. Los enmascarados tienen problemas con uno de sus aliados en la conspiración.

Episodio 6. Gganbu

Los participantes se emparejan para el cuarto juego. Gi-hun tiene un dilema moral, Sang-woo elige salvarse a sí mismo y Sae-byeok cuenta la historia de su vida.

Episodio 7. Personas importantes

El líder enmascarado recibe a invitados importantes que vienen a disfrutar del espectáculo en primera fila. Algunos participantes caen ante la presión del quinto juego.

Episodio 8. El líder

La desconfianza y la repulsión aumentan entre los finalistas antes del último juego. Jun-ho consigue huir y se propone destapar lo que ocurre dentro de las instalaciones.

Episodio 9. Un día con suerte

El juego final presenta otra prueba cruel… pero, esta vez, su conclusión dependerá de un solo participante. El creador del juego diabólico sale a la luz.


¿Qué te ha parecido la serie?

4.1/5 - (35 votos)

El juego del calamar

8

Puntuación

8.0/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: