Crítica de ‘Villanos‘: Sólida comedia plagada de humor negro

Las críticas de David Pérez “Davicine”:
Villanos

Dos torpes delincuentes pinchan en hueso cuando entran en una casa a las afueras y se topan con un secreto que los dueños quieren mantener oculto cueste lo que cueste. Escrita y dirigida por Dan Berk y Robert Olsen, Villanos está protagonizada por Bill Skarsgård, Maika Monroe, Blake Baumgartner, Jeffrey Donovan y Kyra Sedgwick. La película se estrena en Netflix el 20 de julio de 2021.

Combinando géneros con buen resultado

Villanos comienza con un sentido del humor peculiar y bastante llamativo. Bill Skarsgård y Maika Monroe dan vida a dos personajes que en cualquier otra película se ridiculizarían por su falta de inteligencia. En cambio, los guionistas han optado por sentir por ellos una cierta simpatía, y así se convierten Skarsgård y Monroe en unos amables perdedores a quienes queremos que las cosas les salgan bien desde el principio.

Curiosamente, tras un arranque ciertamente cómico, la película toma un giro que nos lleva hacia el thriller, en un camino seguido por otras películas en las que unos ladrones de viviendas ingresan en una casa pero se encuentran con algo perturbador… y es que lo que hay dentro es mucho peor de lo que pudieran imaginarse fuera. Dos géneros en uno que combinan a la perfección y se refuerzan entre ellos, poniendo a prueba la moralidad de los personajes para ver hasta dónde están dispuestos a llegar.

Aún así, aunque posteriormente nos encontremos con la parte de “supervivencia” dentro de la casa, la película sigue ofreciendo los suficientes giros como para dotar de diversión a toda la historia, con un sentido del humor atractivo y poco convencional, combinando sin miedo las bromas tontas de los personajes con las vidas disfuncionales que llevan, lo que es el principal atractivo de la película. Es cierto que muchos de los pequeños giros pueden ser predecibles, pero son llevados a cabo de manera convincente.

Un cuarteto de excepción

Efectivamente, puede ser predecible, pero gracias a un elenco que se deleita con su maldad y locura hace que se convierta en una comedia muy interesante y disfrutable. Jeffrey Donovan y Kyra Sedgwick interpretan a George y Gloria, una pareja que, a primera vista, son perfectos pero a la vez también son el ejemplo de una pareja psicótica estereotipada. Su casa se quedó atascada en los años cincuenta, al igual que su ropa y su comportamiento, pasando de la disciplina y el rigor a la locura psicótica.

Donovan y Sedgwick, junto a Skarsgård y Monroe, crean un cuarteto de personajes que es lo más reseñable de la película. Ser testigo de la lucha Bill Skarsgård como Mickey para comprender la locura en la que se ha metido no tiene precio, siendo su primer papel cómico y sacándolo adelante con nota, destacando una escena sobresaliente de él junto a un Sedgwick completamente desquiciado. Pero también es un placer ver como Bill Skarsgård y Maika Monroe se profesan amor mutuo, una pareja con unos dulces sueños que provocan que queramos que todo les salga bien. Monroe está genial tanto en pareja como de forma individual, mostrando sus dotes para la comedia.

Todo el elenco aporta tanta diversión que realmente no necesitamos mucho más desarrollo de la trama que la premisa inicial. Son tan buenos dando vida a sus personajes que incluso la representación retorcida de Donovan de un hombre respetable sureño es digna de contemplar y hace difícil que queramos odiar a este hombre. Nadie es inocente aquí, pues todos son villanos por derecho propio. Villanos agradables y villanos psicóticos, pero villanos al fin y al cabo.

Una comedia muy… animada

Pero no solo se debe destacar el reparto, pues la dirección de la película es fantástica, al igual que la fotografía y el diseño de producción, lo que ayuda a distinguirla de otras comedias de humor negro que suelen dar una sensación de ambiente más frio con un tono más oscuro durante todo su metraje. De hecho, podría decir que Villanos recuerda mucho a una comedia animada para adultos, y el humor que nos muestra es casi el típico de los dibujos animados clásicos.

Olsen y Berk han optado por unas opciones estilísticas que bien podrían pertenecer a una película animada, y conecta de forma perfecta con sus personajes, ayudando que la comedia funcione muy bien a través de bromas recurrentes que sus protagonistas sacan adelante como si de los Looney Tunes se trataran. 

Desde la secuencia inicial nos damos cuenta que estamos ante una película que va a estar plagada de color y diversión, aunque acabamos con un final mucho más serio de lo que el desarrollo parecía implicar. Así, hay secuencias en las que la iluminación va cambiando a medida que la narrativa se vuelve más oscura, y nos encontramos con una dirección de arte colorida que contrasta con la fotografía sombría, ofreciendo el ambiente perfecto para la película, que puede tener un tono oscuro y cómico, a la vez que colorido y brillante. El humor no está reñido con la oscuridad, y lo siniestro puede ser muy animado.

Con un gran guion y unas impecables interpretaciones, junto a un premisa intrigante, Villanos es una sólida comedia de humor negro, pero muy dulce, plagada de emociones intensas para atraparnos.


¿Qué te ha parecido la película?

Villanos

7.5

Puntuación

7.5/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: