Crítica de ‘Death of Nintendo’: El terremoto de la adolescencia

Las críticas de Daniel Farriol:
Death of Nintendo
 
La muerte de Nintendo (Death of Nintendo) es una comedia filipina dirigida por Raya Martin (Smaller and Smaller Circles, How to Disappear Completely) y escrita por Valerie Castillo Martinez. Es la historia de un grupo de amigos durante su paso de la adolescencia a la edad adulta. Estamos a finales de los años 80 en una convulsa Manila azotada por el despertar de un volcán cercano que causa constantes apagones de electricidad que arruinan las partidas de los chicos en su consola de Nintendo. Está protagonizada por Noel Comia Jr., Kim Oquendo, John Vincent Servilla, Jiggerfelip Sementilla, Elijah Alejo, Cayden Williams, Agot Isidro, Nikki Valdez y Moi Marcampo. Tuvo un exitoso paso por la sección Generation KPlus del Festival de Berlín. La película se ha estrenado en España a través de Filmin el día 16 de Julio de 2021.
 

Otro coming of age ochentero

Death of Nintendo es una coming of age clásica sobre las aventuras de un variopinto grupito de pre adolescentes formado por tres chicos y una chica. Estamos en Manila, entre la segunda mitad de los años 80 y principios de los 90, en plena instauración de la democracia liderada por una mujer, Corazón Aquino. De todas formas, el trasfondo político resulta inexistente en la película, pero es importante conocerlo para ponerse en situación del sentimiento social colectivo. El director filipino Raya Martin continúa haciendo un cine que tira de nostalgia y que rememora con pasión las películas que llenaron su infancia. En esta nueva incursión en la ficción podemos encontrar una clara inspiración en el cine estadounidense de los años 80 protagonizado por chavales lidiando con los sinsabores de su pubertad.
 
Es una lástima que no profundice más allá y todo se quede en la repetición de una fórmula que abusa de los lugares comunes. Y eso que su historia está envuelta por multitud de detalles que podrían distanciarla del resto. Por un lado tenemos el entorno donde sucede. Manila es una ciudad con una luz especial que la cámara de Ante Cheng (Ms. Purple, Blue Bayou) resalta de manera evocadora y colorista. Durante la película son constantes los apagones causados por los pequeños terremotos que asolan la ciudad derivados de la actividad del volcán Pinatubo. Es una forma gráfica de ilustrar la agitación temblorosa que conlleva el paso de la adolescencia hacia la madurez. También tenemos toda la iconografía de supersticiones religiosas inherentes al lugar que va desde las procesiones con personas fustigándose para expiar sus pecados hasta las leyendas mitológicas sobre la Dama Blanca o los manananggal (una especie de vampiro).
 

El cambio final en el punto de vista

Por un momento, al principio de Death of Nintendo, parece que el tema fantástico vaya a utilizarse a modo Stranger Things para ilustrar las aventuras de los chavales. Pero no, se queda en una mera anécdota sobre la superación de los miedos infantiles. Tal vez, ahí, en la idiosincrasia cultural de un país hubiera hallado una forma expresiva diferenciadora. La película nos habla a ritmo de rap o del pop-rock de Eraserheads (conocidos como “Los Beatles de Filipinas”) de la virtud de encontrarse a uno mismo, de la amistad y camaradería con mayúsculas o de los primeros amores y decepciones que nunca se olvidan.

Lo hace con un tono ligero que aboga por el humor desenfadado y a veces grosero que se obtiene de la entrañable caracterización de los niños protagonistas. Es un acierto la naturalidad con la que son descritos en sus avatares diarios, ya sea mientras descubren su sexualidad en las páginas de una revista pornográfica o mientras disfrutan apasionadamente al jugar con su consola de Nintendo a Super Mario Bros, The Legend of Zelda o el Tetris. Los chicos comparten casi todas sus experiencias entre ellos, también con Minaw, la chica del grupo.

Su punto de vista debería haberse explotado con mayor intensidad para hacer del visionado de la película algo más trascendente. Mientras los chicos se preocupan de gestionar su masculinidad y se enfrentan a un viaje iniciático culminado con la circuncisión, la chica se erige como la verdadera protagonista en los últimos planos del filme. La joven Kim Oquendo llena de verdad esa complejidad adolescente y su partida hacia el desafío de un futuro tan incierto como lleno de posibilidades. Ella siempre ha estado a la sombra del grupo y es la verdadera luz. El explícito título de La muerte de Nintendo (Death of Nintendo) sirve como metáfora final para hablarnos del fin de la inocencia y del necesario paso hacia la edad adulta. 


¿Qué te ha parecido la película?

Death of Nintendo

5.8

Puntuación

5.8/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: