Crítica de ‘Monstruos a la obra‘: Pixar vuelve con nostalgia y diversión

Las críticas de David Pérez “Davicine”:
Monstruos a la obra

Disney y Pixar vuelven a nuestros hogares con la serie Monstruos a la obra, la secuela de Monstruos, S.A. que nos lleva justo después de los eventos de la película original, en la que la ciudad de Monstruópolis ahora está llena de risas. John Goodman y Billy Crystal regresan para dar sus voces en versión original nuevamente a Sulley y Mike respectivamente, mientras que en España escuchamos de nuevo las voces de Santiago Segura y a José Mota. En VO cuenta con un reparto de voces increíble completado por Ben Fieldman, Mindy Kaling, Henry Winkler, Alanna Ubach, Stephen Staton, junto a los conocidos de la primera película Aisha Tyler, John Ratzenberger, Jennifer Tilly y Bob Peterson. La serie se ha estrenado el 7 de julio en Disney+, y tras el lanzamiento de sus dos primeros episodios continúa a ritmo de un nuevo episodio semanal. La crítica se ha realizado con el visionado de los dos primeros capítulos.

Ampliando las aventuras de Mike y Sulley

Lo primero es lo primero: si no has visto Monstruos, S.A., deberías verla antes de sumergirte en Monstruos a la obra, ya que la serie comienza inmediatamente después de la primera película. Básicamente, Monstruos a la obra es a Monstruos, S.A. lo que las series de Marvel en Disney+ son a las películas del Universo Cinematográfico de Marvel, creando un nuevo espacio para expandir tanto a los personajes como las situaciones a las que se enfrentan fuera de los límites de las películas principales.

Con importantes regresos y nuevas incorporaciones, en Monstruos a la obra Mike y Sulley ahora son los jefes de la fábrica de energía después de descubrir que el señor Waternoose quería robar niños para recopilar sus gritos. Monstruópolis necesita energía y estos monstruosos amigos proponen que ahora sean las risas de los niños las que generen esta actividad.

Además de contar con los personajes originales de la película de 2001, también tiene nuevas incorporaciones, destacando Tylor Tuskmon, un monstruo que se acaba de graduar en la Facultad de Sustos de Monsters University con la mejor nota de su promoción, “sustum cum laude”. Desde que era pequeño y aterrorizó a todos sus compañeros de cuarto curso en la Escuela Primaria de Pavor de Sustinton, Tylor sueña con ser asustador, como su ídolo James P. Sullivan. Ahora, su sueño está a punto de hacerse realidad… o no.

El día que Tylor llega a Monstruos S. A. para cumplir su sueño de trabajar como asustador, se entera de que ya no se llevan los sustos, sino las risas. Ya no buscan asustadores, ¡ahora buscan bromistas! Pero no todo está perdido. Tylor se incorpora temporalmente al departamento de Mantenimiento de Instalaciones Fijas y Temporales (MIFT), donde trabajará junto a un grupo de mecánicos inadaptados entre los que se encuentra una vieja amiga de la MU. El cambio acaba con el sueño de Tylor, pero él se fija una nueva meta: aprender a ser gracioso y convertirse en bromista.

Monstruos a la obra narra la historia de Tylor Tuskmon y su sueño de convertirse en bromista, así como sus desventuras con el MIFT, el equipo mantiene Monstruos S. A. en funcionamiento.

La nostalgia no va reñida con la diversión

Pixar sabe muy bien lo que tiene entre manos, y sus personajes son de los más queridos, por eso han intentado encontrar un gran equilibrio entre la nostalgia de lo que ya conocemos y la diversión que puedan ofrecer los nuevos personajes, siendo fácil empatizar con ellos, especialmente con Tylor y su cambio de rol.

Al cambiar el formato de película a serie es lógico que cambien el planteamiento de la historia, acercándose más a una sitcom laboral que a las peripecias de la pareja protagonista hasta la fecha, y así ya no se centran en los asustadores, sino que prefieren abrir un nuevo horizonte mostrándonos el funcionamiento del equipo de mantenimiento de la empresa.

Creada por Roberts Gannaway, un veterano de la animación de Disney para televisión cuyos créditos incluyen la serie 101 Dálmatas y House of Mouse, entre otros, visualmente el trabajo de Disney y Pixar no defrauda ni en cine ni en televisión. Está claro que deben bajar un poco el nivel de acabado de una serie pues tienen muchos más minutos que animar, al igual que tampoco se va a ver en pantalla grande, pero el resultado es magnífico, destacando por encima de la media de muchas de las series animadas por ordenador que llegan estos días a las plataformas. Y la originalidad también juega a su favor, con un diseño de personajes que sigue sorprendiendo.

Con tan sólo dos episodios que se han podido ver a la hora de realizar esta crítica, debemos admitir que la serie comienza de la mejor manera posible, demuestra el conocimiento que tiene Pixar de su público, ofreciendo un equilibrio perfecto entre deslumbrante animación y entretenimiento, pues Monstruos a la obra está plagada de buenas escenas cómicas y un ritmo perfecto para el desarrollo de cada episodio. Puede que la serie no destaque especialmente por las risas que provoca, al menos en los primeros episodios, pero entra con acierto en la línea temporal de Monstruos, S.A. y abre un camino idóneo y distendido para que disfrutemos con sus nuevos personajes.

Monstruos a la obra se convierte en un buen motivo para suscribirse a Disney+, augurando un buen futuro a la plataforma si siguen creado contenidos originales y respetando sus clásicos con tanto cariño como han hecho con Mike y Sulley.


Listado de episodios de Monstruos a la obra

La serie Monstruos a la obra está compuesta por 10 episodios de unos 25 minutos de duración cada uno.
 

Episodio 1. Bienvenido a Monstruos, S.A.


¿Qué te ha parecido la serie?

Monstruos a la obra

7.5

Puntuación

7.5/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: