24 FESTIVAL DE MÁLAGA. Chavalas, El vientre del mar y Mujer océano

Cobertura realizada por Daniel Farriol:
24 Festival de Málaga 2021


No es cine todo lo que reluce
 se ha desplazado hasta el 24 Festival de Málaga 2021. Cada día os contaremos nuestras primeras impresiones sobre todas las películas que tengamos la oportunidad de ver, así como todas las cosas interesantes que sucedan en esta gran semana dedicada al cine español y latinoamericano. Hoy os hablamos de las películas: Chavalas, El vientre del mar y Mujer océano.

 


Chavalas
Chavalas

Dirigida por: Carol Rodríguez Colás
Intérpretes: Vicky Luengo, Carolina Yuste, Elisabet Casanovas, Àngela Cervantes, Ana Fernández, José Mota, Mario Zorrilla, Cristina Plazas
País: España
Sección
 Oficial

Sinopsis: Marta, Desi, Soraya y Bea, eran amigas inseparables en la adolescencia. Tras el regreso de la primera al barrio, vuelven a encontrarse para revivir una auténtica y tragicómica amistad. Es una realidad que las obligará a enfrentarse a aquellas adolescentes que fueron y a las mujeres que quieren ser. Una bofetada de realidad para todas ellas que fortalecerá aún más su vínculo.

Nuestra opinión: Chavalas ha sido una de esas pequeñas sorpresas inesperadas que encuentras en los festivales en películas de las que no esperas nada. Comedia de tono aparentemente desenfadado hace un retrato certero y sincero de la gente de barrio, en concreto de Cornellà de Llobregat. La mescolanza de gentes, la jerga de la calle y las dificultades económicas de la gente trabajadora, sirven como telón de fondo para describir a una chica que decidió escapar de allí para convertirse en fotógrafa y que por distintas circunstancias debe regresar a vivir a casa de sus padres y retomar la relación con viejas amistades que ya tenía olvidadas. 

La moraleja de esta simpática y emotiva película es que para alcanzar tus sueños nunca debes renunciar ni avergonzarte de tus raíces. Son las que verdaderamente te definen como persona. La debutante Carol Rodríguez Colás firma una obra madura que, sin perder de vista al gran público, es dinámica y está llena de momentos para recordar. Las grandes bazas que tiene el filme son, por un parte, el guion de Marina Rodríguez Colás que funciona como un reloj y, por otra, la fantástica química que desprenden entre sí las cuatro protagonistas Vicky Luengo, Carolina Yuste, Elisabet Casanovas y Àngela Cervantes. Cada una de ellas tiene una personalidad perfectamente definida y todas se hacen querer pese a sus salidas de tono, defectos y chabacanerías. Chavalas es una estupenda comedia que te lo hará pasar en grande al tiempo que te obliga a replantearte algunas cosas sobre lo que de verdad importa en nuestras vidas, haciéndote soltar más de una lagrimita. Debut a tener muy en cuenta.

 


El vientre del mar
El vientre del mar

Dirigida por: Agustí Villaronga
Intérpretes: Òscar Kapoya, Roger Casamajor, Mumi Diallo, Armando Buika
País: España
Sección
Oficial

Sinopsis: Junio de 1816. La fragata Alliance, de la Marina francesa, embarranca ante las costas de Senegal. Como los botes disponibles para la evacuación no son suficientes para acoger a todos los tripulantes, se construye una precaria embarcación en la que obligan a subir a 147 hombres. Soldados, marineros, algún pasajero y unos pocos oficiales comenzarán su lucha por sobrevivir. El hambre, los temporales y la locura harán mella en todos los hombres.

Nuestra opinión: La mejor película vista en el 24 Festival de Málaga 2021 ha sido El vientre del mar de Agustí Villaronga. Era una de las más esperadas por la prensa desplazada a la capital del cine español y no ha defraudado, pese a que es una película muy exigente que no será del agrado de todos. Villaronga asume el texto creado por Alessandro Baricco como si formase de su propio y personal universo. El relato cuenta los trágicos hechos reales del naufragio sufrido por un barco a principios del Siglo XIX que dejó a la deriva a 147 hombres que fueron sucumbiendo al hambre y la locura. El cineasta mallorquín continúa explorando el lado más tenebroso del alma y la psique humana durante la lucha por la supervivencia de esos hombres. De la tristeza al odio. Del hambre al canibalismo. De la soledad a la locura.

Para narrar unos hechos tan terribles se ha contado con un presupuesto bastante reducido que impedía recrear escenas espectaculares en el interior océano. La película se convierte, entonces, en un traslación poética, onírica y teatral de la obra que toma como referencia (todos los diálogos son extractos del libro). Está rodada casi íntegramente en blanco y negro, con una fotografía majestuosa realizada a cuatro manos por Josep M. Civit y Blai Tomàs. Se incluyen unas pocas secuencias que incorporan colores degradados y escenas rodadas con iluminación de infrarrojos que dan como resultado texturas de piel imposibles y una sensación de irrealidad soñada. La narrativa es compleja e incluye distintos espacios temporales (una fábrica abandonada como analogía surreal del lóbulo cerebral) para conformar un diálogo abstracto entre las distintas imágenes. De ese modo, el naufragio narrado de forma teatral con un texto poético y rico en matices, se fusiona con escenas más convencionales de un juicio que sucede en el presente u otros momentos más perturbadores que simulan un futuro indeterminado en la vida de los dos protagonistas.

El vientre del mar es una obra conceptualmente insólita y asombrosa que otorga al espectador una experiencia inmersiva y muy asfixiante. Indaga en la belleza lírica de momentos terribles asociados a la podredumbre del género humano cuándo debe enfrentarse a decisiones en momentos críticos. La película nos devuelve al Villaronga más oscuro e inclasificable, un ovni de nuestro cine que se sale de los márgenes de lo previsible y nos devuelve la fe sobre la verdadera independencia creativa. Estoy deseando volver a ver esta obra cumbre del cine español de nuestra época reciente.


Mujer océano
Mujer océano

Dirigida por: Djin Sganzerla
Intérpretes: Djin Sganzerla, Kentaro Suyama, Stênio Garcia, Lucélia Santos, Gustavo Falcão, Rafael Zulu, Jandir Ferrari, Nakazeko Mie
País: Brasil
Sección Oficial

Sinopsis: Después de mudarse a Tokio, una escritora brasileña comienza una nueva novela inspirada en sus experiencias en Japón. En una de las últimas escenas que presenció en Río de Janeiro vio a una nadadora surcando el horizonte con poderosos golpes en el mar abierto. Esas dos mujeres aparentemente no comparten ninguna conexión, pero son físicamente iguales. Sus vidas comienzan a interferir entre sí extrañamente vinculadas a través del mar.

Nuestra opinión: Mujer océano aburrió hasta los más benévolos. La verdad es que tiemblo cuando veo que una misma persona escribe, produce, dirige e interpreta (aquí dos papeles) en una película que además añade experiencias íntimas y personales. Efectivamente, el resultado es lo que te puedes esperar. Un ejercicio insoportable de onanismo arty que resulta tan ininteligible como narcotizante. Hay algunos elementos que podrían hacer esta película interesante, pero que caen en saco roto.

Por ejemplo, siempre me ha parecido fascinante el tema de los doppelgängers (dobles). Aquí tenemos a dos mujeres que aparecen interconectadas (una escritora en Tokio y una nadadora en Río de Janeiro) a través de su vinculación física y emocional con el mar. Más allá de esa idea abstracta y algunas imágenes de gran belleza plástica por los paisajes en que discurre, el resto de la película resulta un material de derribo que parece conformado con retales grabados por la protagonista durante algunos viajes vacacionales. ¡Hasta hay transeúntes que miran a cámara! Hay algunas ideas sueltas inspiradas por leyendas y curiosidades exóticas que podrían haber servido para desarrollar una historia interesante. Sin embargo, la falta de concreción en lo que se quiere contar se une a un tono falsamente poético. Tampoco ayuda la constante e impertinente presencia de la autora en pantalla que también muestra su cuerpo desnudo en varias ocasiones como suele pasar en estos casos de Juan Palomos que tanto se gustan así mismos. Es incomprensible que estuviera en Sección Oficial cuando obras como Lucas o Dos se tuvieron que conformar con Zonazine siendo menos experimentales que ésta.


24 Festival de Málaga

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: