Crítica de ‘Reyes de la noche’: Comedia centrada en la era dorada del periodismo deportivo

Las críticas de David Pérez “Davicine”:
Reyes de la noche

Reyes de la noche es la nueva serie original Movistar+, producida en colaboración con Zeta Studios, inspirada en las batallas radiofónicas del periodismo deportivo de finales de los ochenta y principios de los noventa. Creada por Cristóbal Garrido (Lo dejo cuando quiera, Fariña) y Adolfo Valor (Lo dejo cuando quiera, Promoción Fantasma), está dirigida por Carlos Therón (Lo dejo cuando quiera, Mira lo que has hecho) y el propio Valor.  La serie se estrena en Movistar+ el 14 de mayo de 2021.

Como aclaran desde el principio, esta serie, aunque se inspira en algunos acontecimientos recientes de la historia de la radio en España, es una obra de ficción y, como tal, sus personajes y tramas no responden a la realidad, y tampoco persiguen identificar ninguna persona ni recrear fidedignamente hechos concretos en los que se pueda inspirar. Las historias y sus protagonistas son fruto de la invención de sus creadores, aunque nos recuerden demasiado a dos grandes periodistas deportivos.

La era dorada del periodismo deportivo

Javier Gutiérrez como Paco El Cóndor y Miki Esparbé como Jota Montes protagonizan esta comedia con dosis de drama en la que dos periodistas son capaces de todo por reinar las ondas en la noche. Aunque por ella suenen alineaciones míticas, no es una serie sobre fútbol. Es una serie sobre la lucha de egos, el poder, la ambición y sobre todo… la radio.

Francisco Javier Maldonado, alias Paco el Cóndor, es el periodista deportivo más importante de la radio española en los 80. Los oyentes le admiran, los jugadores le temen, los presidentes de clubes (y el gobierno) le odian. Cada medianoche reúne a millones de oyentes junto al transistor. Desde hace años, el Cóndor no tiene rival. Hasta ahora.

Está claro que la serie, aunque “de ficción”, toma muchos acontecimientos reales para trasladarnos mejor a esa época dorada del periodismo deportivo, y desde el primer momento nos viene a la cabeza el enfrentamiento entre Jose María García y José Ramón de la Morena. Para todos aquellos que vivimos -con más o menos edad- esa rivalidad en las ondas, la serie nos evocará muchos recuerdos, pero no hace falta conocer a estos dos iconos de la radio deportiva para disfrutar plenamente la serie. De hecho, en el momento en el que Javier Gutiérrez y Miki Esparbé cogen las riendas de sus personajes, cobran vida y dejamos de ver en ellos a quienes todos sabemos que tienen como base.

Rivalidad más allá del fútbol

No nos equivoquemos, Reyes de la noche podría parecer una serie que girase alrededor del fútbol, y eso podría echar atrás a algún espectador, pero lo que de verdad es el eje central de la serie es la rivalidad profesional entre sus dos protagonistas. Gracias a estos dos personajes tan bien definidos e interpretados, logramos en menos de 6 episodios de 30 minutos cada uno comprender las motivaciones que hacen que cada uno quiera (y necesite) liderar la franja nocturna de la radio española.

En la época del consumismo rápido y las series de más de 40 minutos de duración, han dado en el clavo sus creadores al pensar que esta serie debía constar de episodios cortos, lo que permite que nos metamos con más tensión en este universo ficticio pero a la vez tan real, con una narrativa muy dinámica y unas historias que nos atrapan mientras intentamos saber de qué lado nos ponemos. La rivalidad entre ambos queda patente desde el principio, y a pesar de tener muchas referencias al fútbol, con muchas citas a personajes reales e incluso su presencia, no hace falta estar familiarizado con las alineaciones de los equipos ni los entresijos del deporte rey para quedar enganchados a estos comentaristas. En esta ocasión, todo gira fuera del campo de juego.

Pero esa tensión y el drama de sus vidas no acapara toda la serie, y Carlos Therón consigue traspasar el guion a la pantalla con una mezcla perfecta de comedia y drama, metiendo los gags en el momento justo para liberar tensión y que la sensación global que nos deja cada episodio es que lo hemos pasado muy bien. Paco El Cóndor y Jota Montes son dos personajes muy potentes que bien podrían tener su propia serie cada uno de ellos, pero juntos llenan cada escena, escenas aderezadas con el aroma a tabaco y alcohol que bañaba las cabinas de radio de la época.

Reyes de la noche y la interpretación

Si algo cabe destacar de la serie, además de su gran humor y ritmo perfecto, es la complicidad entre sus protagonistas. Javier Gutiérrez ha demostrado de sobra que es uno de los mejores actores de su generación, capaz de ir del drama a la comedia con una facilidad increíble, pero no por ser algo sencillo, sino que es consecuencia de su gran profesionalidad. En esta ocasión se mete en la piel de un periodista de raza, una raza en extinción, que se sienta en el trono del rey de las ondas, lo que conlleva una gran responsabilidad pero aún así lleva años haciéndolo.

Miki Esparbé es una asiduo de las comedias, y el salto de calidad que necesitaba demostrar en cine y televisión le viene de la mano de ‘Jota’ Montes, un personaje que permite exprimir su faceta cómica, pero también mostrar muchos más registros, ofreciéndonos un gran papel dramático en el que, con poco más de treinta años y la única experiencia ante el micrófono de haber sustituido a Maldonado durante las vacaciones de verano, debe cubrir el hueco que deja su mentor al marcharse a la competencia.

La batalla no ha hecho más que empezar, tanto entre personajes como entre increíbles interpretaciones, pero junto a ellos cabe destacar también Itsaso Arana como Marga Laforet, siempre en el lado de las causas perdidas y con el arma más poderosa de todas, un micro que enciende en la madrugada para dar paso a llamadas de desconocidos que comparten sus desencuentros amorosos y sus anhelos más personales. Este personaje sirve para poner de relieve el problema de la mujer en el mundo laboral, la discriminación que lleva sufriendo desde hace décadas, y lo difícil que es conseguir entrar en un mundo plagado de hombres que no quieren dejar su hueco a las mujeres. Es increíble que este problema lo veamos reflejado en una serie basada en una época que parece tan lejana, pero aún así siga estando tan presente en nuestros días.

Paco Maldonado (Javier Gutiérrez) debe mantener su liderazgo, y para ello se rodea de un equipo de colaboradores tan rancios y machirulos que avergonzarían a cualquier periodista que se precie, interpretados por Óscar de la Fuente, Cristóbal Suárez y Sonia Almarcha.

El equipo de ‘Jota’ Montes está interpretado por Víctor de la Fuente como un intelectual que desprecia el deporte rey; Carlos Blanco en el rol de seleccionador nacional que pierde su puesto por las críticas de la prensa; y Gerald B. Fillmore aportando el toque cómico al equipo.

Movistar+ tiene claro lo que el público quiere ver, y de nuevo acierta con Reyes de la noche ofreciendo una de las mejores comedias actuales con tintes de drama que se colará como un golazo por toda la escuadra de nuestras pantallas.


Episodios

La serie Reyes de la noche está compuesta por 6 episodios de unos 30 minutos cada uno.

¿Qué te ha parecido la serie?

Reyes de la noche

8.5

Puntuación

8.5/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Un comentario en «Crítica de ‘Reyes de la noche’: Comedia centrada en la era dorada del periodismo deportivo»

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: