Crítica de ‘Crímenes perfectos’: Desbaratando el plan perfecto

Las críticas de David Pérez “Davicine”:
Crímenes perfectos

No hay crímenes perfectos, sino delitos mal investigados. Esta es la premisa de la serie Crímenes perfectos. En cada entrega conoceremos los hechos que rodean a un homicidio que, aparentemente, se ha llevado a cabo de manera impecable, sin dejar rastro. Pero… siempre quedan cabos sueltos. Esta producción con el sello de France 3 se estrena en España en COSMO el 11 de abril de 2021 en doble capítulo.

Una serie con una premisa atípica

Olvidémonos de tratar de descubrir quién es el asesino. La originalidad de Crímenes perfectos consiste en presentarnos los hechos desde el principio: en la escena introductoria de cada capítulo veremos al asesino cometiendo un crimen.

En el hilo argumental seguimos de cerca a una pareja de investigadores que deberán encontrar el fallo que desbarate el plan perfecto, descubrir al culpable y resolver el caso. El asesino, por su parte, intentará eludir a la policía y cubrir sus huellas para no ser descubierto. De esta forma, el concepto de la serie es muy diferente al de otras series del género. Su desarrollo nos lleva a pensar que tenemos más información que la propia policía, y seguimos con interés el desarrollo de las pesquisas, que adquieren especial protagonismo.

En Crímenes perfectos, la cuestión no es quién mató, sino cómo lo hizo y si consiguió cubrir sus huellas. En Francia se producen muchas series procedimentales, pero no es frecuente que los guionistas recurran a esta técnica narrativa invertida, que, por otra parte, permite disfrutar de unas tramas más relajadas con la posibilidad de introducir algún toque de humor.

Humor en vez de tensión

Aunque por conocer al asesino desde el principio pueda parecer que los episodios pierdan interés, al igual que sucedía en la canadiense Motive la serie engancha, no tanto por el crimen a resolver como por sus personajes, que ayudan a crear situaciones distendidas, con algo de humor, mientras intentan destapar las pistas falsas dejadas por el verdadero culpable para evitar ser descubierto.

Los clichés durante la investigación no faltan, en algunas ocasiones quizá en exceso representados, con todos los topicazos aplicables a los diferentes agentes implicados y las zonas donde tienen lugar los casos, pero eso no impide que tengamos ganas de acompañar a los protagonistas en la resolución del crimen, y lo hagamos sin la tensión que suelen acompañar a estas series.

Parejas diferentes de investigadores

En ocasiones una serie no nos engancha por los actores protagonistas, pero aquí, para bien o para mal, los personajes cambian cada dos episodios, por lo que tenemos una pareja de investigadores diferentes cada poco tiempo. Como primer dúo policial, a los que hemos podido ver en los dos primeros episodios, tenemos a Arthur Mazet, que interpreta al novato Thibaud, e Isabelle Gélinas, que interpreta a la independiente y liberal policía Agnès. Los culpables son interpretados por Gérard Darmon y Frédéric Diefenthal.

La idea inicial de la serie, de rotar protagonistas, no es mala, pero puede provocar que no nos enganchen algunos de sus personajes, o bien que hubiéramos deseado ver en más episodios a una pareja en concreto. Pero el lado bueno es que tenemos cada poco un reinicio completo con la misma premisa, y los guionistas mantienen su idea de dotar de humor sus guiones. Es difícil juzgar a los personajes y su desarrollo, pues no tienen demasiado tiempo para profundizar en sus vidas, pero lo importante aquí es la resolución del caso, y durante ese proceso sí que logran convencernos.

Crímenes perfectos es una serie ligera y agradable, con un notable esfuerzo por crear lo que realmente son “crímenes imposibles de resolver”, a la que quizá el defecto principal es la facilidad con la que el culpable reconoce su crimen al final. Una serie amena y distendida para disfrutar en nuestro sofá sin mayor pretensión que entretenernos sin hacernos pensar.


Listado de episodios de Crímenes perfectos

La primera temporada de Crímenes perfectos está compuesta por 6 episodios de unos 50 minutos cada uno.
 

Episodio 1. El único cantante bueno es el cantante muerto


¿Qué te ha parecido la serie?

Crímenes perfectos

6

Puntuación

6.0/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: