Crítica de ‘Lo que la noche esconde’: Un autista sospechoso de asesinato

Las críticas de Daniel Farriol:
Lo que la noche esconde (The Night Clerk)
 
Lo que la noche esconde (The Night Clerk) es un thriller estadounidense escrito y dirigido por Michael Cristofer (Pecado Original, La última noche). Cuenta la historia de un joven con Síndrome de Asperger que trabaja como recepcionista nocturno de un hotel donde se produce un asesinato. La investigación policial y las pruebas le apuntan a él como principal sospechoso. Está protagonizada por Tye Sheridan (Ready Player One, Detour), Ana de Armas (Puñales por la espalda, Blade Runner 2049), Helen Hunt (Te veo, Soul Surfer), John Leguizamo (Jugando con fuego, Infiltrado), Johnathon Schaech, Walter Platz, D.L. Walker y Pam Eichner. La película no se ha estrenado en salas comerciales en España. Está disponible en Rakuten TV y en Movistar+ desde el día 31 de Enero de 2021.
 

Un autista recepcionista de hotel

La idea inicial de Lo que la noche esconde (The Night Clerk) no es mala. Un hotel tiene contratado para el turno de noche de su recepción a un joven con Síndrome de Asperger. Este tipo de autismo afecta a la interacción social, lo que para su profesión es algo indispensable. Así que el chico hace esfuerzos para integrarse con un método bastante discutible y poco ortodoxo. Tiene instaladas cámaras de vídeo por todo el hotel, incluido el interior de las habitaciones, para estudiar los movimientos y la forma de hablar de los clientes y poder así integrarlas en su manera de relacionarse con ellos. De ese modo, se pasa sus solitarias noches espiando a la gente y ensayando como un loro las frases que pronuncian en sus conversaciones.
 
Una de esas noches presencia inesperadamente el asesinato de una mujer en una de las habitaciones del hotel. Aunque intenta eliminar las pruebas de sus cámaras ocultas, las prisas y la intromisión de otro de los trabajadores hacen que deje olvidada en el suelo una de las tarjetas de memoria con las grabaciones. Cuando el agente de policía encargado del caso la encuentre, pasará a ser el principal sospechoso del asesinato. Ese punto de partida de falso culpable y voyeurismo podría haber dado lugar a un interesante thriller hitchcockiano o, en su versión más ochentera, acercarse incluso a lo que hacía Brian De Palma en Impacto (1981) o Doble Cuerpo (1984). Por desgracia, el guionista y director de Lo que la noche esconde (The Night Clerk) no tiene ese talento ni de lejos. Michael Cristofer no sabe qué hacer con el material que tiene entre manos, convirtiéndolo en una película rutinaria con aspecto televisivo que te provocará más sueño que intriga.
 

Un reparto que está por encima del guion

Lo único destacable de una película menor como Lo que la noche esconde (The Night Clerk) es el reparto que tiene. El protagonista Tye Sheridan realiza una brillante y sensible recreación de ese joven autista, logrando que el espectador empatice con él desde el principio sin cuestionarse demasiado lo execrable que resulta su forma de adaptarse a la sociedad a base de espiar la intimidad de los demás. Con la aparición de una sensual Ana de Armas, al más puro estilo de la femme fatale de turno en una historia de cine negro, la película utiliza algunos códigos de ese género, en especial en sus pocos giros, pero acaba apostando más por el drama introspectivo sobre dos personajes solitarios que se complementan en un breve instante de sus vidas.
 
No hubiera sido tampoco una mala decisión argumental llevar la película por ahí, pero la trama y los diálogos son demasiado inconsistentes cómo para que nos interesemos por ese ademán de romance imposible. También aparecen una irreconocible Helen Hunt (demasiados tratamientos faciales) como madre del joven autista, y el siempre correcto John Leguizamo, como detective de homicidios. La única razón que actores y actrices de este calibre estén en un subproducto alimenticio como éste debe ser la paga que recibieron, de otra forma no se entiende. El guion es tan endeble como el de esos telefilmes de sobremesa que las cadenas generalistas compran a peso. El desarrollo de la historia desaprovecha lo diferencial que era tener a un protagonista con Síndrome de Asperger y lo introduce en un trama carente de tensión o acción. ¿Sabes Lo que la noche esconde? Mucho aburrimiento.
 

¿Qué te ha parecido la película?

Lo que la noche esconde

3.8

Puntuación

3.8/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: