Crítica de ‘Escena del crimen: Desaparición en el Hotel Cecil’: El misterio del vídeo viral de Elisa Lam en el ascensor

Las críticas de Daniel Farriol:
Escena del crimen: Desaparición en el Hotel Cecil
 
Escena del crimen: Desaparición en el Hotel Cecil es una docuserie de 4 episodios sobre el misterioso caso de la muerte de Elisa Lam. Está dirigida por Joe Berlinger (Extremadamente cruel, malvado y perverso, Conversaciones con asesinos: Las cintas de Ted Bundy). Este true crime desentraña los hechos que sucedieron antes y después de la famosa grabación viral de la víctima en el ascensor, así como la leyenda negra que tiene el hotel desde su construcción o la repercusión mediática del caso en la opinión pública. Esta serie documental está distribuida en España por Netflix a través de su plataforma desde el día 10 de Febrero de 2021.  
 

Un breve recorrido por los antecedentes del caso de Elisa Lam

La docuserie Escena del crimen: Desaparición en el Hotel Cecil pretende dar el carpetazo definitivo a la misteriosa desaparición y muerte de Elisa Lam. Nos tenemos que remontar al 31 de Enero de 2013, cuando la estudiante canadiense de origen chino de 21 años desapareció mientras se alojaba en el Hotel Cecil, en pleno centro de Los Ángeles. Aquel fue uno de los destinos de un viaje que la chica realizó sola y que le llevó por diversas ciudades de la costa Oeste de los Estados Unidos. Dos semanas después de la desaparición, aún sin noticias ni pistas de su paradero, la policía decidió filtrar a los medios de comunicación una grabación de las cámaras de seguridad dónde podía verse a la chica dentro de un ascensor del hotel. Aquellas imágenes se convirtieron en un vídeo viral con millones de visitas de internautas de todo el mundo que dieron lugar a todo tipo de especulaciones e hipótesis de lo que había pasado. 
 
Si eres de los pocos habitantes del planeta que aún no ha visto el escalofriante vídeo, te contaré brevemente  lo qué puede verse. La chica está sola y se comporta de manera inusual, interactuando con alguien en el pasillo del que parece huir y al que no podemos ver en ningún momento. Lo más extraño del vídeo es que tras pulsar varios botones del ascensor, las puertas del mismo permanecen abiertas todo el tiempo de la grabación y solo se cierran cuando la chica sale del mismo y desaparece de la imagen. Surgieron muchas sospechas entre los ciberinvestigadores al descubrir que el vídeo estaba manipulado, que las imágenes estaban ralentizadas y que, incluso, se habían eliminado unos 53 segundos de metraje. Se especuló sobre si estaba siendo perseguida por alguien o si había algo paranormal en el asunto. Todo se salió de madre cuando el cadáver de la chica apareció 19 días después de su desaparición en el interior de un tanque de agua de difícil acceso en la azotea del propio hotel. La autopsia y las incongruencias surgidas en la investigación policial tampoco esclarecieron del todo los motivos de su muerte. La leyenda urbana estaba lista para gestarse.
 

La leyenda negra del Hotel Cecil

Escena del crimen: Desaparición en el Hotel Cecil cuenta con los valiosos testimonios de los inspectores que lideraron la investigación, el forense que realizó la autopsia o la directora del hotel en aquellas fechas. También participan en el documental youtubers y ciberinvestigadores que siguieron el caso desde sus canales de internet. Así como otros personajes relevantes para determinar la exactitud de los hechos, desde los huéspedes que advirtieron a recepción del color marrón y el mal sabor que tenía el agua de su habitación, hasta el cantante mexicano de trash metal Pablo Vergara, conocido como Morbid, que fue considerado entre los internautas como principal sospechoso del presunto asesinato de la chica.
 
La docuserie combina esos testimonios con imágenes de archivo y con algunas pequeñas recreaciones donde aparece Elisa Lam interpretada por una actriz. El formato no es especialmente innovador, pero permite hacerse una idea bastante clara de cómo fueron aquellos días dentro y fuera del hotel. Para comprenderlo mejor, Escena del crimen: Desaparición en el Hotel Cecil, no se centra únicamente en la misteriosa desaparición, si no que también relata con detalle la historia negra que hay tras el hotel. Un majestuoso edificio fundado en 1927 que se halla en el centro de Los Ángeles, en la zona de Skid Row, considerada como una de las más peligrosas y conflictivas de la ciudad. Tras la Gran Depresión el hotel se convirtió paulatinamente en el lugar de residencia de vagabundos, prostitutas, delincuentes y asesinos en serie como Richard Ramírez “el acosador nocturno” o Johann “Jack” Unterweger. Entre sus habitaciones se han registrado casi un centenar de muertes por distintas causas, pero la de Elisa Lam sigue siendo la más mediática de todas. 
 

La delgada línea que separa la ficción de la realidad

Este eficaz e interesante true crime sigue en paralelo distintos análisis que se ramifican de la historia central. Se evita caer en el puro sensacionalismo o la especulación. Por un lado, se nos guiará a través de los entresijos de la investigación, intentado cerrar en el último capítulo todas las dudas que aún permanecen abiertas. Se complementa con datos históricos sobre la transformación del hotel para entender la propia evolución que ha tenido la ciudad, su modo de vida y sus políticas sociales. También nos acerca de una manera más íntima y psicológica a la propia Elisa Lam, una chica bipolar y con sus propios demonios interiores. La conoceremos mejor a través de los pensamientos que plasmaba en su cuenta de Tumblr y que utilizaba a modo de diario personal. Así mismo, Escena del crimen: Desaparición en el Hotel Cecil pone en relieve el riesgo de los juicios paralelos y nos habla de las obsesiones colectivas como creadoras de los mitos urbanos. 
 
Lo que sí queda claro después de recopilar todos los datos es que seguirá habiendo dudas razonables sobre lo qué sucedió en realidad. Existen demasiadas casualidades y errores humanos durante la investigación que seguirán alimentando las hipótesis de los conspiranoicos. ¿Asesinato? ¿Suicidio? ¿Accidente? ¿Hechos paranormales? El misterio de la muerte de Elisa Lam, por muchas explicaciones que se den, seguirá siendo un ejemplo de terror cotidiano que conecta con nuestra atracción por las historias de terror en la ficción.
 
Es una delgada línea que a veces cuesta diferenciar o atravesar. Un suceso real convertido en una simulación irreal de lo que pasó. Qué mejor entonces que el formato del true crime para abordarlo, un género al alza donde el documental de investigación utiliza elementos narrativos de la ficción para reconstruir sus relatos. Pero la realidad siempre supera a la ficción. Por eso resulta tan estremecedora la analogía argumental de la película Dark Water (Hideo Nakata, 2002) con el fatídico final que tuvo la historia de Elisa Lam. Hay más películas de terror en las que hallaríamos similitudes. A partir de ahí, nuestra imaginación será libre para alimentar otra espeluznante creepypasta que fascinará a las siguientes generaciones. El componente verídico de la historia, en ese punto, deja de importar tanto como la idea de realidad que queramos crear en nuestras cabezas. De eso habla esta docuserie.
 

Listado de episodios

La docuserie Escena del crimen: Desaparición en el Hotel Cecil está compuesta por 4 episodios de entre 54 y 58 minutos cada uno.

 

¿Qué te ha parecido esta docuserie?

Escena del crimen: Desaparición en el Hotel Cecil

6.6

Puntuación

6.6/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: