Crítica de ‘Salvaje’: Un día de furia llevado al extremo

Las críticas de David Pérez “Davicine”:
Salvaje

En la sociedad actual cada vez se pide menos “perdón” y la gente está más alterada, y lo que podría ser un mero día de furia acaba en psicopatía de la mano de Russell Crowe en Salvaje, thriller psicológico y de acción en el que interpreta a un hombre enfurecido al volante. Este thriller de acción frenético protagonizado por el ganador del Oscar se ha estrenado en cines el 6 de enero de la mano de DeAPlaneta.

Un mal día lo puede tener cualquiera

Salvaje toma como punto de partida una situación tan cotidiana como es una discusión en la carretera. ¿Qué pasaría si el desconocido al que das un toque de atención con el claxon es un hombre a punto de perder la cabeza? Russell Crowe (Gladiator, Una mente maravillosa) se pone en la piel de Tom, un hombre cuya vida ha dejado de tener sentido. En pleno colapso mental se cruza en la carretera con Rachel (Caren Pistorius), una joven que llega tarde a trabajar y que, nerviosa, recrimina a Tom con el claxon que no mueva su coche en un semáforo. A partir de entonces dará comienzo un peligroso juego del gato y el ratón en el que el torbellino de esta “ira en la carretera” traspasará cualquier límite que Rachel jamás haya imaginado.

Obviamente, no son pocas las películas que nos vienen a la cabeza de las que Salvaje toma testigo  de la adrenalina y el pánico que vivimos con ellas, como El diablo sobre ruedas, Nunca juegues con extraños o Death Proof., y si mezclamos todas ellas con un Un día de furia nos sale este thirller dirigido por Derrick Borte y escrito por Carl Ellsworth (Disturbia, La última casa a la izquierda).

Una discusión aparentemente inofensiva o una pequeña disputa podría acabar en una mera anécdota, pero también puede tener consecuencias desastrosas, y esa segunda opción es la que cada vez es más factible que se acabe cumpliendo en la época en la que vivimos. Salvaje intenta explorar esa opción, y lo hace con una introducción francamente convincente, mostrando vídeos y declaraciones reales vistas en las noticias, que dejan claro como la sociedad actual está en permamente ebullición y con poco termina explotando.

Y si la introducción deja clara las intenciones de la película, la primera escena, con una violenta agresión y posterior incendio provocado por Tom (Russel Crowe), asienta las bases de este thriller que va mucho más allá de lo que podríamos pensar inicialmente, pues no somos pocos los que nos creíamos que sería una mera versión actualizada de Un día de furia.

Nunca hay que perder las formas

Más allá de Tom, interpretado por un sobresaliente y enorme Russel Crowe, la película se centra en las relaciones humanas y la forma de reaccionar de Rachel (Caren Pistorius), esa madre soltera cuyo mundo se pone patas arriba cuando se involucra en un duelo verbal con la persona equivocada.

Aunque la cinta se centra en una historia más que probada y vista en el cine de un asesino o psicópata con pocos motivos para hacer lo que hace, consiguen crear escenas con suficiente tensión a la vez que personajes muy convincentes, sobre todo el de Crowe, que si bien se le va de las manos la situación, no dudamos en ningún momento de su estado mental deteriorado por la tensión diaria a la que se ve sometido y un hecho reciente que pueda haber provocado la reacción en cadena y esta espiral de violencia.

Caren Pistorius solo nos descoloca por costar verla como madre de una adolescente con la edad que tiene, pero francamente se nos olvida en cuanto nos ponemos junto a ella para huir del psicopata, y sabe equilibrar a la perfección las reacciones de pánico en su huída con el coraje que sale cuando quienes están en peligro son sus seres queridos.

Violencia explícita y sin contención

Salvaje no escatima en escenas directas y explícitas, donde sin necesidad de excesiva sangre si que nos ponen la piel de gallina por la gran recreación de los “accidentes” que sufren los viandantes al paso de Tom. La mayor parte de la película es una persecución repleta de adrenalina, con toques de terror urbano y un buen uso del thriller a través del teléfono. Destacar lo inquietante y sobrecogedora que es la escena de una cafetería que involucra al abogado de Rachel (Jimmi Simpson) y Crowe.

Obviando comparaciones, Salvaje es una buena película de furia en la carretera, con realistas escenas de acción y tensión en su justa medida, que nos hará pasar un mal rato sin necesidad de recrearse en exceso en el dolor provocado por el protagonista. Un mal día lo puede tener cualquiera, ysi tengo claro algo tras ver la película es que no tocaré el claxon nunca más en un semáforo.


¿Qué te ha parecido la película?

 

6.5

Puntuación

6.5/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: