Crítica de ‘Intelligence’: David Schwimmer regresa al humor… inteligente

Las críticas de David Pérez “Davicine”:
Intelligence

Intelligence es una comedia de situación ambientada en el mundo de la ciberseguridad, al estilo de The Office, Parks and Recreation o 30 Rock, y supone el regreso a la comedia de David Schwimmer tras Friends, contando en la versión española con la voz de Alberto Mieza, el mismo actor que dobló al personaje de Ross Geller en esta popular comedia. Intelligence consta de seis capítulos y ya ha sido renovada por una segunda temporada, siendo COSMO el canal que la estrena en exclusiva en España el 15 de enero de 2021, a ritmo de un episodio semanal.

Como si de una nueva amenaza de seguridad se tratara, Jerry Bernstein (Schwimmer) es un agente de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA) que llega al Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno del Reino Unido dispuesto a robarle el puesto de directora a Christine (Sylvestra Le Touzel), la responsable del departamento. Jerry es todo un personaje: orgulloso y arrogante, cree saberlo todo y, según él, es un experto en todo lo que hace.

Joseph Harries (Nick Mohammed), por su parte, está entusiasmado con contar con un nuevo miembro en el equipo. Es un analista informático que se caracteriza por su falta de personalidad, su torpeza y por adorar en secreto a Matthew McConaughey. Es bastante despistado y de escaso juicio. Casi sin quererlo, se convertirá en el asistente personal de Jerry, pese a que este lo desprecia constantemente.

El resto del equipo lo forman Mary Needham (Jane Stanness), de apariencia desaliñada, pero una de las mejores analistas del país; Tuva Olsen (Gana Bayarsaikhan), una informática muy astuta y Evelyn (Eliot Salt), una secretaria perezosa que todo lo hace con desgana.

Bajo la atenta mirada de los fans de Friends

Ciertamente Friends fue una de las series más populares del mundo, pero no sólo en su momento de emisión, sino que años después todavía se puede disfrutar en las plataformas de vídeo bajo demanada, y no son pocos los espectadores que se aventuran a disfrutarla o queremos revisionarla. Y cuando una serie es larga, como es el caso, después de 10 temporadas sus protagonistas deben rehacer sus vidas y cuesta mucho quitarse el encasillamiento que sufren. David Schwimmer, como al resto del reparto, consiguió en su momento ser uno de los actores mejores pagados de la televisión, pero no siempre se consigue salir adelante, y aunque se hagan series y películas, pocas veces se mantiene el nivel de fama alcanzado por una producción mítica como es el caso.

Desde el final de Friends, Schwimmer ha pasado por muchas series y películas sin demasiado éxito, y su papel más recordado quizás sea el de Robert Kardashian en American Crime Story, pero todavía deseábamos volver a ver al actor en una comedia, y aunque pudimos verlo en 7 episodios de Will & Grace, no era un papel protagonista. Pues la espera ha llegado a su fin, y ya podemos disfrutar de una nueva comedia con Schwimmer al frente del reparto, y cumple de sobra con las expectativas generadas.

De acuerdo, son solo 6 episodios, y estamos acostumbrados a meternos maratones de series largas entre pecho y espalda cuando se trata de comedias, por eso nos alegra que esta serie se dosifique con un episodio semanal, y nos haga disfrutar con su humor fresco, siguiendo los esquemas clásicos del género, y centrándose en el choque cultural entre británicos y estadounidenses. No creo que ningún espectador asiduo a las comedias de este estilo salga defraudado, pues cada episodio se devora con facilidad, se hace corto, y nos deja con ganas de más.

Nadie sale bien parado en Intelligence

No, con este titular no queremos decir que ninguno de sus protagonistas no salga bien parado, sino que gracias al choque cultural que nos muestra podemos comparar expresiones y formas de trabajar muy diferentes entre británicos y estadounidenses, y la serie no se corta a la hora de azotar a ambas nacionalidades, sacando punta a todos los estereotipos y logrando recrear con humor, más que parodiar, el día a día en una oficina llevada de dos formas muy diferentes.

Al tratarse de una serie de episodios cortos, con una duración de 22 minutos, deben ir al grano, y logran mostrarnos la premisa principal rápidamente para poder sacar adelante la historia de cada episodio de Intelligence. En cada uno de ellos sacan a relucir los defectos de ambas nacionalidades, sin dejar títere con cabeza, y eso provoca que la serie contenga una gran carga de humor pero, como su propio título indica, también busca tener su toque de humor inteligente.

Un reparto con tanta química como informática

Schwimmer tiene en Intelligence una excelente oportunidad para volver a la comedia, con un gran papel que da mucho juego, interpretando a un estadounidense en una oficina llena de británicos, pero no un estadounidense medio… no, sino un personaje descaradamente estadounidense para poder entrar más en conflicto con los demás personajes. Su forma de ser genera grandes escenas repletas de humor, sobre todo cuando Jerry comparte pantalla con la directora Christine (Sylvestra Le Touzel). Y si algo se puede echar en cara a Schwimmer -o no-, es que muchas de las reacciones de su personaje nos recuerdan a las que habría tenido Ross, casi forzando las semejanzas, pero a la vez es lo que muchos fans de Friends queríamos.

Está claro que muchos esperábamos esta serie por el reclamo de David Schwimmer, pero no está solo, y en el reparto cabe destacar al humorista Nick Mohammed, coprotagonista y encargado del guion además de productor ejecutivo de la serie. En series cortas es difícil conseguir que los personajes desde el principio encajen a la perfección, pero existe una gran química entre ambos. Aunque un 90% este guionizado, se nota que ese 10% de margen surge de la complicidad entre ambos, y provoca situaciones que hacen más reales y humorísticas las escenas.

Intelligence es una comedia muy completa, con diálogos inteligentes, una frescura natural y un reparto que encaja como las piezas de un puzle, a la que podemos criticar por constar solamente de 6 episodios, pero para esto están las renovaciones, por lo que esperamos divertirnos mucho con esta primera temporada, y revisionarla las veces que haga falta mientras esperamos más episodios.


Listado de episodios de Intelligence

La serie Intelligence está compuesta por 6 episodios de unos 22 minutos cada uno.
 

Episodio 1


¿Qué te ha parecido la serie?

6.5

Puntuación

6.5/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: