Crítica de ‘Cosmética del enemigo’: Un viaje al pasado repleto de turbulencias

Las críticas de David Pérez “Davicine”:
Cosmética del enemigo

Cosmética del enemigo es la última película de Kike Maíllo (Eva, Toro) que adapta la novela homónima de Amélie Nothomb, editada en nuestro país por Anagrama. Protagonizada por Tomasz Kot (Cold War), Marta Nieto (Madre) y la gran revelación de la película, Athenea Strates, es un thriller psicológico absorbente, un combate interpretativo entre dos grandes actores que concursó en la última edición del Festival de Sitges y que se ha ganado el halago de cineastas como Paco Plaza o Francis Ford Coppola. La película se ha estrenado el viernes 29 de enero de 2021 en Filmin en exclusiva en España.

Thriller de altos vuelos

Cosmética del enemigo narra el encuentro entre un reputado arquitecto polaco, Jeremiasz Angust, que tras ofrecer una conferencia en París debe coger un avión para regresar a su país, y una joven desconocida a la que recoge con su taxi bajo la lluvia y que se va a convertir en una de sus peores pesadillas. 

Los dos comienzan a hablar en el coche y posteriormente se reencuentran en la sala VIP del aeropuerto, donde ella le sugiere al arquitecto que le cuente la historia de su vida. Al principio todo parece divertido y un mero motivo para pasar el tiempo muerto mientras esperan sus vuelos, pero Jeremiasz queda sorprendido cuando la joven le cuenta muchos acontecimientos preocupantes de su vida. Asustado por lo que considera una broma enfermiza de la joven, el arquitecto quiere retirarse, pero ella no lo deja escapar tan fácilmente y le cuenta el resto de su historia… Una conversación que, aunque parece fortuita, pronto se convierte en algo mucho más siniestro y criminal.

Kike Maíllo regresa al género del thriller para hablarnos de los pecados que tratamos de ocultar a los demás y a nosotros mismos, siendo muy peculiar la conexión entre los temas que aborda la película y el poder expresionista de la arquitectura. El propio protagonista declara en su conferencia inicial la importancia de la perfección, y como ésta no se consigue cuando no queda nada por añadir, sino cuando no queda nada por quitar. Y es que el concepto de la perfección está presente tanto en la vida y los recuerdos de los protagonistas como en la obra de Jeremiasz.

Puesta en escena milimétricamente detallada

Durante las larchas charlas de los protagonistas nos muestran un reflejo de la situación de ambos en la maqueta de la ampliación del aeropuerto de París, obra de Angust, y en ella vemos una mancha roja que se extiende rápidamente y hace que él se pregunte si lo está imaginando o es una irregularidad en su obra, y por tanto en su vida.

Toda la puesta en escena está destinada a dejarnos pistas sobre las imperfecciones que hay en su vida, y lo consiguen con un gran trabajo de fotografía de la mano de Rita Noriega en el que las líneas que trazan las obras arquitectónicas son tan visibles como las que delimitan nuestros errores y debilidades.

El apartado visual tiene un gran impacto en el resultado de la película, y nos sorprenden con un juego de imaginación, pues como alternativa a la vida “perfecta” que siempre se busca, Angust debe imaginar cómo ha sido la vida de ella según narra su historia, pero una y otra vez interrumpe la narración para mostrar las discrepancias entre su imaginación y la realidad, para que sea capaz de ver los defectos y la violencia, tan incompatibles con el concepto de perfección que él tiene.

Cosmetica del enemigo es un thriller psicológico que nos atrapa gracias a sus diálogos y sus giros, pero en especial por sus dos personajes principales. Un brillante ejemplo de cómo lograr captar la atención de los espectadores, aunque sepamos que nos intentan engañar, pero que nos mantiene alerta hasta el final.

La perfección en cada aspecto de la vida y la película

El director sigue las pautas de la perfección, y si se logra al no poder quitar nada más, él mismo lo cumple al reducir al máximo el número de protagonistas, y con solo 3 actores principales teje una historia sobresaliente y nos atrapa intentando conocer las historias que se ocultan tras ellos.

Tomasz Kot, actor de cine y teatro ganador de múltiples premios que hasta la fecha ha protagonizado más de 40 películas, es un rostro especialmente conocido por Cold War, y conseguimos entrar en su juego y estar convencidos de su propia vida y pasado, pero especial atención merece Athena Strates.

Conocida por El buen mentiroso y la serie Deutschland 86, Strates interpreta un personaje dentro de su propio personaje, una joven que quiere dejarse ver como alguien que ha sufrido desde su infancia, que no es culpable de nada, y que ha eliminado por completo de su vida el sentido de la perfección. Interpreta con acierto a una persona vulnerable y sensible, pero con la capacidad de desesperar y mostrar su lado más oscuro sin perder su inocencia. Marta Nieto completa el reparto en un rol alejado de sus grandes interpretaciones como Madre, pero que por guion tiene poco tiempo para lucimiento y cumple con lo que se espera de ella.

Cosmética del enemigo consigue gracias a sus protagonistas que los confusos diálogos lleguen a nosotros de una forma intrigante y competente, integrados en unos decorados milimétricamente preparados para acompañar la historia, reforzados por una buena partitura de Alex Baranowski y un trabajo excepcional de fotografía. Si la perfección es el eje central de la película, Kike Maíllo ha seguido perfectamente el ejemplo de sus protagonistas y nos mantiene en tensión en todo momento.


¿Qué te ha parecido la película?

8

Puntuación

8.0/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: