Crítica de ‘La Bestia (La Belva)’: Vendetta sin Liam Neeson

Las críticas de Daniel Farriol:
La Bestia (La Belva)
 
La Bestia (La Belva) es un filme de acción italiano dirigido por Ludovico Di Martino que cuenta con guion del propio director junto a Claudia De Angelis y Nicola Ravera. Nos cuenta la historia del secuestro de la hija de un militar retirado, el cual vive traumatizado por sus recuerdos de la guerra y acaba convirtiéndose en el principal sospechoso para la policía. Está protagonizada por Fabrizio Gifuni, Lino Musella, Monica Piseddu, Andrea Pennacchi y Giada Gagliardi. La película se ha estrenado en España a través de la plataforma VOD de Netflix, el día 27 de Noviembre de 2020.
 

El motor de la venganza

La película italiana La Bestia (La Belva) se ha convertido esta semana en uno de esos éxitos inesperados que repunta constantemente entre lo más visto del extenso e internacional catálogo de Netflix. ¿Qué tiene de especial esta película? Pues la verdad es que no mucho. Su guion es un compendio de lo que podríamos considerar como subgénero de venganzas y cuenta con el típico protagonista atormentado por un pasado bélico que despierta su bestia interior cuando tiene que defender la vida de su familia. Leyendo la sinopsis a uno le viene indefectiblemente a la memoria la saga de Taken protagonizada por Liam Neeson. En realidad, La Bestia (La Belva) asume todos los clichés del cine de acción hollywoodiense que lleva desarrollando desde los años 80-90, repitiendo una fórmula que por lo visto sigue funcionando bien entre el público mayoritario.
 
En esta ocasión, el fornido protagonista interpretado por Fabrizio Gifuni es un ex soldado de las Fuerzas Especiales. Solitario, irascible y poco hablador, se medica en exceso para soportar el peso de la conciencia por la muerte de sus compañeros durante una misión en Oriente Medio en la que fue capturado y torturado. Es el peso de la culpabilidad por haberles sobrevivido. Tras su imponente físico hay un hombre bueno y con un gran corazoncito. Sí, todo nos sonará a visto y no esperes rascar mucho más a partir de ahí. El retrato psicológico de los personajes es epidérmico y, en realidad, el protagonista es el único con cierta dimensión ya que los secundarios son de cartón-piedra.  
 

La Bestia apaleada

La Bestia (La Belva) hubiera hecho mejor en titularse la bestia apaleada o la bestia invencible porque menudas tundas recibe el pobre. Disparos, golpes, acuchillamientos, palizas… Es como un saco de boxeo que absorbe la fuerza de sus agresores. La convalecencia siempre le dura poco y pronto se vuelve a poner en pie para seguir con la búsqueda de su hija. Su camino solo es entorpecido por unos policías que lo acusan sin fundamento y que se empeñan en estorbar más que investigar. Hay algunas secuencias de lo más absurdo como la del tiroteo a lo Atraco Perfecto (Stanley Kubrick, 1956) que están metida con calzador, mientras que otras como el clímax final carecen de intensidad dramática necesaria.
 
La película acaba siendo un entretenimiento pasajero enfocado a un público poco exigente que guste por repetir las fórmulas de consumo rápido preexistentes en el género de acción. No debes cuestionarte porque los «malos» se enfrentan al «bueno» cuerpo a cuerpo y de uno en uno en lugar de hacer uso de sus armas cuando lo tienen a tiro. Poco tiene sentido en la trama. Es una mera excusa para insertar secuencias de lucha que están filmadas con brío, pero sin demasiada astucia. Creo que la película hubiera funcionado mejor con un poquito de humor, algo de lo que carece por completo. Con un montaje dinámico, pero irregular, y una estructura tan clásica en el género como previsible, lo único destacable es la caracterización de Fabrizio Gifuni como La Bestia (La Belva), especialmente cuando no tiene diálogos.
 

¿Qué te ha parecido la película? 

2.6/5 - (5 votos)

La Bestia (La Belva)

4.5

Puntuación

4.5/10

2 comentarios en «Crítica de ‘La Bestia (La Belva)’: Vendetta sin Liam Neeson»

  • el 4 abril, 2021 a las 07:37
    Enlace permanente

    Espantosa película como nosntiene acostumbrado netflix con sus producciones de poca monta e imaginación .

    Respuesta
    • el 10 abril, 2021 a las 20:22
      Enlace permanente

      No esperaba mucho más de lo que es. También existe la posibilidad de ver películas en otras plataformas. Gracias por visitar ‘No es cine todo lo que reluce’!

      Respuesta

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: