Atlàntida Film Fest 2020: Crítica de ‘Charter’: Ni frío ni calor en un film fácilmente olvidable

Las críticas de José F. Pérez Pertejo en el Atlàntida Film Fest 2020: 
Charter
 

No es difícil convenir en que cuando una pareja con hijos se rompe, especialmente si estos son pequeños, hay que protegerlos todo lo posible del sufrimiento y evitarles, especialmente, los chantajes emocionales o las obligaciones a tomar partido. Probablemente la clave de todo esto sea algo tan (teóricamente) sencillo como no convertir el divorcio en un asunto de buenos y malos, pero la sencillez de las teorías no siempre es aplicable a cada realidad concreta y, a menudo, a pesar de que no haya buenos ni malos, todos sufren.

De una de estas realidades concretas se ocupa la directora sueca Amanda Kernell en su segundo largometraje, Charter, que tras su paso por el Festival de Sundance de este mismo año (uno de los pocos festivales que, al celebrarse en enero, no ha visto alterado su desarrollo por la pandemia Covid 19) puede verse estos días en el Atlàntida Film Fest de Filmin. Y esta realidad concreta está en Suecia, donde una madre vive en Estocolmo separada de sus hijos que siguen viviendo con su padre en el campo a la espera de una resolución judicial sobre la custodia.

Tras dos meses sin verlos por el aislamiento al que son sometidos por la familia paterna, Alice (Ane Dahl Torp) decide intervenir llevándoselos sin permiso de los fríos paisajes nórdicos a la cálida isla de Tenerife para pasar una semana de vacaciones en la playa. En un vuelo chárter que da título al film, Alice “secuestra” a su hija adolescente Elina (Tintin Poggats Sarri) y al pequeño Vincent (Troy Lundkvist).

Amanda Kernell, que también es autora del guion se apoya demasiado en la incomunicación para justificar muchas de las decisiones que toman los personajes. Ninguno es capaz de verbalizar lo que piensa, lo que siente o, simplemente lo que ocurre. Este excesivo empeño en mantener cierto aire de misterio en torno al pasado de los personajes provoca que, como espectador, uno tenga la permanente y molesta sensación de que algo que desconoce va a terminar desencadenando el desenlace de la película. Esto, que incuestionablemente ayuda a Kernell a no convertir su historia en el asunto de buenos y malos del que hablaba al principio, hurta al espectador tanta información que, durante gran parte del film, uno no sabe a qué atenerse.

El guion está lleno de pistas vagas acerca de un incipiente trastorno de la imagen corporal en la hermética Elina, algún indicio de malos tratos o de autolesiones, el inexplicado llanto del pequeño Vincent o incluso un conato de violencia vagamente justificado contra otra niña en la piscina. Asuntos demasiado trascendentes para ser tratados de manera tan superficial. Kernell da la sensación de no querer juzgar a sus personajes, lo cual es agradecible, pero el resultado final es que apunta hacia todas partes sin llegar a disparar realmente a ninguna y eso, hace que su película vaya perdiendo consistencia a medida que avanza el metraje.

Lo más notable de Charter es, sin duda alguna, la extraordinaria interpretación de la actriz noruega Ane Dahl Torp dando vida a esta madre vulnerable y fuerte al mismo tiempo, que trata de recuperar a sus hijos a golpe de carisma a pesar de ser consciente de no haber acertado en todas sus decisiones.  


¿Qué te ha parecido la película?

5

Puntuación

5.0/10

Un comentario en «Atlàntida Film Fest 2020: Crítica de ‘Charter’: Ni frío ni calor en un film fácilmente olvidable»

  • el 6 agosto, 2020 a las 11:46
    Enlace permanente

    Comparto tu opinión. La película está en tierra de nadie y no profundiza en las situaciones que se van sucediendo a lo largo del metraje. La actriz principal está estupenda en su papel mientras que el padre y los hijos están desdibujados. Se agradece la corta duración.

    Respuesta

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: