63 SEMINCI: El actor Matt Dillon recibirá este sábado la Espiga de Honor

Esta tarde hemos recibido con alegría una gran noticia, pues durante 8 días estaremos encerrados en las salas de cine disfrutando de la 63 Semana Internacional de Cine de Valladolid, y arrancará de la mejor manera posible, pues el actor estadounidense Matt Dillon recibirá este sábado la Espiga de Honor durante la Gala de inauguración del festival como reconocimiento a una extensa carrera que atesora títulos tan destacados como Rebeldes, La ley de la calle, Drugstore Cowboy, Todo por un sueño, Beautiful Girls, Algo pasa con Mary o Crash.

A lo largo de casi cuatro décadas, Dillon ha pasado de ídolo adolescente a actor fetiche del cine independiente, demostrando su gran talento y versatilidad como actor en thrillers, dramas y comedias, y trabajando bajo las órdenes de directores como Francis Ford Coppola, Gus Van Sant, Anthony Minghella, Cameron Crowe, Ted Demme, Frank Oz, John MacNaughton, Paul Haggis, M. Night Shyamalan o Lars Von Trier, además de escribir y protagonizar en 2002 La ciudad de los fantasmas, su único título como director hasta el momento.

La Seminci ha programado varios títulos protagonizados por el actor norteamericano. La primera aparición de Dillon en el festival fue en la 39 Seminci con Target (Agente doble en Berlín, 1994), dentro del ciclo dedicado al realizador Arthur Penn. Dos años después, en la 41 Semana, la Sección Oficial programó a concurso Grace of My Heart (Corazón rebelde, 1996), de Allison Anders. En 2006, Dillon narraba Once In A Lifetime: The Extraordinary Story Of the New York Cosmos (La increíble (pero auténtica) historia del mítico equipo de fútbol New York Cosmos, 2006), de Paul Crowder y John Dower, documental que clausuró la 51 edición. El actor se asomará una vez más a las pantallas de Seminci con Head Full of Honey, que protagoniza con Nick Nolte, cuyo estreno mundial tendrá lugar en la clausura de la 63 Seminci.

Debutó en el cine a la edad de 15 años en la película dirigida por Jonathan Kaplan Over The Edge (1979), siendo descubierto en su instituto por un cazatalentos cuando era adolescente, Dillon se convirtió en uno de los actores adolescentes más populares de Estados Unidos de los 80 cuando Francis Ford Coppola lo reclutó para las películas The Ousiders (Rebeldes, 1983) y Rumble Fish (La ley de la calle, 1983), adaptación cinematográfica de las populares novelas de Susan Eloise Hinton. De la mano de Coppola, Dillon protagonizó otras dos adaptaciones cinematográficas de S.E. Hinton. Las películas alcanzaron gran popularidad y convirtieron a Dillon uno de los actores más importantes de su generación.

Dillon cambia de registro con la comedia The Flamingo Kid (1984), de Gerry Marshall, y en los años sucesivos empezó a interpretar personajes más adultos, hasta llegar a 1989, cuando da vida a un drogadicto en Drugstore Cowboy, de Gus Van Sant. A partir de ese momento, Matt Dillon se decanta por papeles ricos en matices, como el ambicioso y calculador asesino de A Kiss Before Dying (Bésame antes de morir, 1991), de James Dearden, o Singles (Solteros), segundo trabajo de Cameron Crowe.

En esa década, Dillon demuestra su versatilidad en títulos como The Saint of Fort Washington (Ángeles sin cielo, 1993), Mr. Wonderful (Un marido para mi mujer, 1994), Golden Gate (1994), To die for (Todo por un sueño, 1995), su reencuentro con Gus Van Sant, y el drama musical Grace of My Heart (1996). Matt Dillon avala con su presencia la recordada Beautiful Girls (1996) y aparece en las populares comedias In & Out (1997) y There Something About Mary (Algo pasa con Mary, 1998), de Bobby & Peter Farrelly, y el thriller erótico Wild Things (Juegos salvajes, 1998).

Ya en los inicios de la década de los 2000 estrena uno de sus proyectos más personales: el thriller policiaco City of Ghosts (La ciudad de los fantasmas), que escribe, dirige y protagoniza junto a Jamen Caan, Natascha McElhone y Gerard Depardieu. En 2004, da vida a un policía amargado e intolerante en Crash, de Paul Haggis, que explora varias historias que se entrecruzan en Los Ángeles, gana el Oscar a la Mejor Película y otorga a Dillon su primera nominación al Oscar en la categoría como Actor Secundario, así como al Globo de Oro y al BAFTA. Finalmente, logra el Premio del Sindicato de Actores por su interpretación compleja del oficial de policía con prejuicios.

Tras Crash, alterna títulos como Factotum (2006)  con comedias familiares como Herbie Fully Loaded (Herbie: a tope, 2005), You, Me and Dupree (Tú, yo y ahora… Dupree, 2006) o Old Dogs (Dos canguros muy maduros, 2009); dramas como Nothing But the Truth (Nada más que la verdad, 2008) y thrillers como Takers (Ladrones, 2010).

En 2015, Dillon interpretó a un agente del Servicio Secreto que busca a dos compañeros que han desaparecido misteriosamente en una pequeña ciudad de Idaho en la aclamada serie Wayward Pines, dirigida por M. Night Shyamalan. Sus últimos trabajos llegarán próximamente a los cines como Head Full of Honey (2018), de Til Schweiger, cuyo estreno mundial tendrá lugar en la gala de clausura de la 63 Seminci, y en la que interpreta el papel del hijo de un paciente de Alzheimer, al que da vida Nick Nolte, que acaba de quedarse viudo tras 50 años de matrimonio, y decide ir a un último viaje por carretera a Venecia con su nieta.

También te puede interesar

David Pérez

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.