SITGES 2017. Crítica de ‘Terminator 2 3D’: Corre Sarah Connor, te persigue el cyborg (en 3D)

Las críticas de Agustín Olivares en Sitges 2017: Terminator 2 3D

A principio de año James Cameron anunciaba que iba a reestrenar Terminator 2 en una renovada versión en 3D, con algunos ligerísimos cambios digitales (“mejoras”, según él, tratando de alejar la idea del despropósito que George Lucas hizo con Star Wars). Para desgracia del fandom español tiene pinta que dicho reestreno no llegará a nuestro país, pero los asistentes a Sitges 2017 hemos tenido la oportunidad de verla. ¿El resultado? ¡¡BRUTAAAAAL!!

Creo que el 3D de Terminator 2 es el mejor 3D postproducido que he visto jamás, a la altura del grabado estereoscópicamente. El prólogo en el que se nos muestra el futuro es sencillamente ESPECTACULAR. Los pelos como escarpias, la piel de gallina, el esfínter en el punto máximo de tensión. ¡Qué colores! ¡Qué efectos! ¡Y ninguno rehecho para la ocasión, todos 100% vintage! Qué maravilla, Dios.

Los principales cambios que podemos encontrar es una ligera variación en la colorometría, dando un aspecto global un poco más pálido que en el etalonaje original. Además hay algún efecto digital añadido, como en la escena de la moto en la que Arnold salta desde la autopista al río. En este corte se veía claramente el rostro del doble de acción, así que para esta edición han pegado un parche con Arnold. Si, un parche. Creo que el efecto lo hizo el chico de prácticas, porque menudo gazapo. Es el único punto negativo que le he visto.

Esta nueva versión es perfecta para disfrutar de un peliculón atemporal de una forma totalmente inmersiva. El gran defecto del 3D es que pasados unos minutos la vista se acostumbra y pierde impacto, pero por suerte tenemos ese magnífico prólogo que nos transporta al decadente y roñoso futuro en el que John Connor tiene que luchar contra los cyborgs.

En definitiva, olvidaos del 3D chungo postproducido de Furia de Titanes, esto es otra cosa. James Cameron ha conseguido un efecto tridimensional totalmente verosímil, permitiendo tanto a los fans como a los profanos flipar pepinos con Sarah Connor. ¡Tenéis que verla ya!

También te puede interesar

Deja un comentario