Rueda de prensa de Mónica Bellucci para presentar ‘En la Vía Láctea’, la nueva película de Emir Kusturica

Esta mañana se ha presentado en el Hotel Urso de Madrid En la Vía Láctea, la nueva película de Emir Kusturica que se estrenará en España el próximo 14 de julio distribuida por Surtsey Films. Dicha presentación ha contado con la presencia de su protagonista femenina, Mónica Bellucci y No es cine todo lo que reluce ha estado presente para preguntar a la actriz italiana acerca de su personaje en la película y escuchar las respuestas a nuestras preguntas y a las del resto de los medios.

A continuación os ofrecemos una transcripción de cuánto ha dado de sí el encuentro con los medios celebrado en la capital de España.

Mónica Bellucci durante la rueda de prensa
Buenos días, en primer lugar nos gustaría felicitarle por su presencia en esta extraordinaria película, y en particular por su excepcional trabajo interpretativo. Querríamos preguntarle por un momento de la película en el que el personaje de Kosta, interpretado por Emir Kusturica, le dice a la novia, su personaje: “tienes que enseñarme a vivir de cero” y usted le responde “no sabes lo difícil que es estar siempre huyendo”. Curiosamente en las notas de prensa que se nos han facilitado a los medios, el propio Emir Kusturica dice literalmente: “Lo increíble del cine es que nunca se sabe nada; es como empezar de cero”. ¿Comparte usted como actriz este pensamiento de Kusturica que ha trasladado a los personajes de su película, tiene la sensación de estar empezando siempre de cero?

En primer lugar, cada película es diferente con una historia diferente. Ocurre que algunas veces el cine es similar a la vida. Y una película como esta ocurre una vez en la vida, y por tanto es una situación nueva. Hay que señalar que en realidad esta película nos ha tomado cuatro años, la hemos rodado durante 2013, 2014, 2015 y se terminó en 2016. Ha sido una película diferente para mí, me ha llevado desde el pasado hasta el presente y en cierto modo al futuro. También porque en cuatro años yo he cambiado mucho. En cuanto a actuar, nunca dejamos de aprender porque siempre que empiezas es con algo distinto, y esta película en particular ha sido una experiencia nueva. Trabajar con Emir Kusturica es una experiencia muy especial porque él es un talento muy ecléctico, es más que un director… es actor, es escritor, es músico… trabajar con él es un reto y al mismo tiempo muy enriquecedor. Y es cierto lo que plantea usted, que en la película él me pregunta eso que usted menciona, y recuerdo que cuando ví mi personaje me di cuenta de que es una mujer muy especial, Kusturica construyó un personaje femenino muy rico que es al mismo tiempo maternal, generosa y dispuesta a sacrificarse por amor. Y puede matar. Si es capaz de escribir un personaje así es porque conoce muy bien el mundo femenino. Kusturica es un hombre especial, que puede parecer un hombre secreto, tímido… pero es me ofreció un guion tan fascinante que me rendí ante el reto.

Bien, yo quería preguntarle por los criterios que sigue para elegir sus personajes, ha trabajado ahora con Kusturica, anteriormente con otros directores como Bahman Ghobadi que no son precisamente comerciales ¿qué le interesa para participar en este tipo de propuestas?

Yo sigo el cine. Supongo. Cuando un guion llega a mí y me parece interesante. Yo quiero trabajar con ese director y formar parte de su universo especial. Para mí el cine es descubrimiento y formar parte de diferentes directores con diferentes trayectorias, diferentes culturas, eso es más que ser una actriz. Cuando trabajé con Ghobadi no sabía nada de su cultura, trabajar con Kusturica me ha dado la oportunidad de estar durante cuatro años en esta tierra de gran belleza y me he acercado a su cultura desde un punto de vista humano y artístico, he aprendido mucho y eso es lo interesante para mí. Si yo estuviera en otra época, en los años cuarenta o cincuenta era mucho más difícil salir a hacer películas por todo el mundo. Hoy no es así. En Italia hay grandes directores y actores, pero no me ocurre muy a menudo que me ofrezcan proyectos interesantes, y sí me vienen de otros sitios y me siento muy afortunada por ello.

Me gustaría preguntarle por el final de la película (¡atención spoiler!) Si fuera usted la que queda viva ¿cómo le gustaría recordar al personaje de Kusturica?

Sería otra película. Pero en una historia de amor como esta, una mujer recordaría a un hombre así para siempre. Son dos personajes tan sumamente interesantes que cuando se conocen son como dos almas gemelas, algo mágico surge cuando se conocen, después de él no puede haber nada más. Y hay otra cosa de esa historia de amor que me gusta mucho es que no son jóvenes, y eso significa que el amor, la sensualidad y la sexualidad no son una cuestión de edad, son una cuestión de energía.

Quería pedirle que desarrollara algo que ya ha dicho, que usted ha cambiado durante estos cuatro años a través de esta película. Me gustaría que explicara en qué ha cambiado y qué es lo que le ha marcado esta película.

Bien, en primer lugar he tenido la suerte de trabajar con actores serbios, tuve también que hablar serbio por primera vez en mi vida y cuando empecé esta película me abandoné totalmente al proyecto, estaba en un mundo que no era el mío y del que no sabía nada, entré en contacto con cosas que me hicieron aprender mucho como persona y como actriz. Y luego claro está, cambia el físico. Creo que los actores somos como bailarines y utilizamos nuestro cuerpo para transmitir emociones al espectador a través de nuestro físico, y nuestro físico cambia. Y hoy, yo como actriz madura, ya no soy la chica que hizo Malena o Matrix, La Pasión de Cristo u otras películas que he hecho. Creo que ahora tengo un instrumento nuevo para dar otras cosas, hacer otros papeles y con mi nuevo físico puedo crear otros personajes y estos personajes como, por ejemplo, la novia de En la Vía Láctea, no hubieran sido posibles para mí hace seis o diez años porque es una mujer que expresa una madurez y una experiencia que yo no tenía. Es una mujer que lo sabe todo de la vida, ha atravesado experiencias que hacen que la muerte no sea nada para ella.

Usted, además de una gran actriz es una de las mujeres más deseadas del mundo, ¿hay algún secreto para conquistarla?, ¿cómo se conquista a Mónica Bellucci?

Menuda pregunta. No creo que tenga que ver con un modo de ser. A mí me gusta ser sorprendida, si ya sabes lo que va a venir es aburrido, me gusta lo imprevisible y es por eso que soy actriz, porque el cine siempre es imprevisible, y nunca sé lo que va a ocurrir cada vez.

Mónica Bellucci durante la rueda de prensa 2
Nos podría hablar de sus próximos proyectos.

Ahora mismo estoy en la producción de un proyecto internacional para una serie de televisión sobre la que no puedo hablar demasiado. Va sobre una mujer muy interesante que quiero mostrar en la pantalla como productora y como actriz. Pero no puedo decir mucho más ahora.

Quería saber cómo ha recibido la invitación de la Academia de Hollywood para votar en los premios de la Academia y si cree que la Academia está en el camino correcto para acabar con la falta de diversidad que tanto se criticó hace dos años.

En primer lugar me siento muy honrada. Yo nunca he formado parte de Hollywood. Nunca he vivido en Estados Unidos y todas las producciones americanas en las que he participado, las he hecho siempre desde Europa. Por tanto me sorprendió. Es conmovedor, me hace sentir respeto y afecto hacia mí y mi trabajo, y mi trabajo es mi pasión y todo lo bueno que me pase con ello es hermoso. Quiero seguir por ahí, en mi camino que es hacer películas.

En esa madurez maravillosa en la que usted se encuentra ahora, me gustaría saber si ha tenido la inquietud de pasarse al otro lado de la cámara y dirigir.

No. Nunca. Siento demasiado respeto por la dirección. Quiero implicarme en la producción, en el guion, me interesan todos los aspectos de una película, explorar los diferentes talentos. Pero no la dirección. Porque además quiero tiempo para mí misma, porque tengo dos hijas y quiero tener tiempo para mis hijas y para hacer mi trabajo.

Antes ha comentado como el físico y la edad determinan el tipo de papeles que hace una actriz. ¿Cree usted que a las actrices llegada una edad, empiezan a escasear los papeles que se les ofrecen?

Cuando yo tenía veinte años, no sabía cómo iba a ser a los cincuenta, estaba tan lejos… podría estar incluso muerta. Estoy descubriendo ahora mismo lo que significa ser una actriz en sus cincuenta, y en realidad, aunque en el pasado era muy diferente porque las actrices cuando llegaban a los cuarenta o cincuenta, aunque siguieran siendo hermosas y talentosas, sufrían parones en sus carreras porque era muy difícil trabajar. Pero yo creo que las cosas han cambiado y hoy es diferente, y lo he visto en mi propia piel cuando me ofrecieron trabajar en Spectre, una película de James Bond. El propio Sam Mendes me dijo que iba a ser revolucionario que una mujer de mi edad estuviera en los brazos de James Bond. También en una serie de televisión en la que trabajo, Mozart in the jungle, represento el papel de una cantante de ópera que se hace mayor y tiene problemas con su cuerpo y con su voz. Y en esta propia película de Kusturica, también es un papel para una mujer madura. Yo creo, como he dicho, que el cine es un reflejo de la realidad y si hoy las grandes actrices tienen buenos papeles en la madurez es porque la sociedad está cambiando y se ve de otra manera la madurez de las mujeres y eso es realmente bueno.

Ha dicho que está produciendo una serie de televisión. Las series están en alza y hay quien dice que las series están empujando al cine, tienen contenidos más valientes, más actuales. Usted lo ve así.

En esa serie voy a trabajar también como actriz. En cuanto a las series, Jean-Luc Godard decía que el cine se veía de una manera y la televisión de otra, pero nuevamente los tiempos están cambiando y la televisión está ganando en calidad y es un formato que te permite tener más tiempo para contar una historia. También los formatos para verlo, y eso lo veo en mis hijas que ven series de televisión en el teléfono móvil. Yo creo que la televisión puede ser grande también. Cuando estaba doblando la serie Mozart in the Jungle al francés, recuerdo que el director de doblaje decía “qué buena es, qué pena que sea televisión y no cine” y yo le decía “¿por qué?”, este show entra en las casas de los espectadores en lugar de que los espectadores tengan que salir al cine. Es sencillamente un modo diferente de comunicarse.

En relación con lo que ha dicho en cuanto al cambio de rol de las mujeres ¿cree usted que es una conquista de las mujeres o es una conquista de la sociedad o es una cuestión circunstancial porque ha cambiado la vida y todos vivimos más?

Yo creo que somos las mujeres las que nos vemos a nosotras mismas de un modo diferente y esto lleva a que la sociedad nos vea de un modo diferente. Las mujeres estamos mucho más presentes en la sociedad, no solo como madres, y esto es lo que hace que hayamos crecido y haya una mirada más amplia. Pero yo no creo en la lucha de géneros. Creo en la comunicación. Las mujeres necesitamos a los hombres y los hombres necesitan a las mujeres y ahí es donde está la clave. En la comunicación.

Un comentario en “Rueda de prensa de Mónica Bellucci para presentar ‘En la Vía Láctea’, la nueva película de Emir Kusturica

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: