El viajante

Si algo tiene Asghar Farhadi es que nunca me defrauda, y siempre logra que salga de sus películas atónito ante la sutileza con la que presenta temas tan escabrosos como la vergüenza y la humillación en el Irán actual, como es el caso de El viajante, donde trata las consecuencias morales del ataque a una mujer.

En la película nos presentan a Emad y Rana, una pareja que debe dejar su piso en el centro de Teherán a causa de los trabajos que se están efectuando y que amenazan el edificio. Se instalan en otro lugar, pero un incidente relacionado con la antigua arrendataria trastoca la vida de la joven pareja: la esposa (Taraneh Alidoosti) es golpeada por un extraño en su propia casa, y el marido (Shahab Hosseini) debe lidiar con la crisis nerviosa de su cónyuge y, por otro lado, con el sentimiento de honor ultrajado.

Crítica completa aquí.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: