La chica del tren

De donde no hay no se puede sacar y, aunque la magia del cine a veces hace milagros, no es el caso de La chica del tren, la adaptación cinematográfica de la novela homónima de Paula Hawkinsque ha coronado las listas de bestsellers de este año en medio mundo y que, como le ocurre al libro, no es más que un mediocre thriller cuyo éxito continúa siendo un misterio para esta lectora. 
 
Si aceptamos sin rechistar la afirmación de que una novela es siempre mejor que su versión cinematográfica,  debemos decir que el actor y director Tate Taylor (Criadas y señoras, I Feel Good), que se hace cargo de la cinta, hace un trabajo estupendo manteniéndose fiel al libro, porque La chica del tren es tan infumable en la pantalla como lo es en las páginas. Más delito tiene su guionista, Erin Cressida Wilson. Quien hace años ganara un Independent Spirit Awards por la controvertida y extrañamente bella Secretary, se hace cargo de la adaptación a guion de una historia que sufre goteras por todos lados, comenzando por la falta de desarrollo de unos personajes antipáticos y planos. En fin…todos tenemos que llegar a fin de mes. 
 
Lee la crítica completa aquí.

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: