61 SEMINCI. Punto de encuentro (corto). Crítica de ‘Miles of Sand’: Una realidad más dura que la ficción

Las críticas de David Pérez “Davicine” en la 61 SEMINCI:
Miles of Sand (Millas de arena)
 
Sonejuhi Sinha, residente en Nueva York, tiene una larga trayectoria en el mundo de los documentales, muchos de los cuales han estado presentes en festivales de renombre como el South by Southwest, el BAM Cinemafest de Nueva York o el Festival de Cannes. Pero no sólo ha logrado hacerse un nombre en ese género, sino que también ha cosechado éxitos con sus cortometrajes, presentando en Sección Oficial su corto Love Comes Later en la Semana de la Crítica del Festival de Cannes de 2015, por ejemplo.
 
Con Miles of Sand vuelve a dejar su sello patente y tiene entre manos un corto que, casi a modo de documental, nos muestra las dificultades para sobrevivir una madre soltera de la India rural y el alto precio que tiene que pagar para saldar sus deudas, lo que es algo más habitual de lo que cabría desear.
 
En el mundo actual parece que cuando se habla de cine de la India debemos imaginarnos películas repletas de color y ritmo, al más puro estilo Bollywood, pero cada vez son más los cineastas que nos acercan la otra realidad del país, la de las zonas más pobres o, simplemente, la de la población de clase baja o media que sufre grandes dificultades para terminar el mes, y donde no hay tiempo para bailes. Y Sonejuhi Sinha pertenece a ese grupo de cineastas.
 
Realismo es la palabra que definiría mejor este cortometraje, con una gran interpretación de la madre, que es sobre quien recae el peso actoral de esta producción. Miles of Sand no necesita de demasiadas escenas para que entendamos que estamos ante una mujer que se esfuerza por sacar adelante a sus hijas, que quiere que estudien y desea lo mejor para ellas, pero que la vida no la ha tratado tan bien como cabría esperar para que cumpla sus objetivos. Rápidamente nos introduce en el conflicto moral que la lleva a tener que tomar decisiones que la cambiaran la vida, y sin emplear recursos fáciles para jugar con nuestros sentimientos es capaz de colocarnos el corazón en el puño y apretarlo hasta que reaccionemos con la realidad que nos quiere mostrar.
 
Un gran trabajo de fotografía, un guión bien hilado y un desenlace impactante son más que suficientes para que este corto sea digno de estar al lado de largometrajes centrados en la crítica social.

También te puede interesar

Deja un comentario