Mis 12 peores películas de 2014 (por Óscar Márquez)

Bienvenidos un año más a este pequeño resumen de las peores películas vistas durante este año 2014, como viene siendo habitual no he tenido compasión por procedencia, recaudación o reparto, así que sin más dilatación (y en orden alfabético, como novedad) vamos con los horrores de este año:

Aunque ya la primera parte mostró signos de no saber cómo llevar una original idea a buen puerto, esta secuela latina tampoco aprovecha el planteamiento inicial y se dedica a regalar gratuitamente secuencias absurdas y poco concluyentes. Buenas ideas con un nefasto desarrollo. Carne de alquiler.
Debería existir una ley que permitiera que se realizaran remakes sólo si se va a hacer algo mejor. Ya hemos sufrido remakes calcados con diferentes actores, pero hacer una versión americana peor que la europea debería estar penado con cárcel. Vehículo para el lucimiento de sus dos actores protagonistas: David Belle para que demuestre lo bien que hace parkour y Paul Walker para colocar otro ladrillo más en su filmografía de cine de acción. Un derroche de dinero innecesario.
Si ya Los juegos del hambre era un plagio no reconocido de Battle Royale, lo de Divergente (que es una burda copia de Los juegos del hambre) ya no tiene nombre. El guión es un pastiche mal hecho con ínfulas de denuncia social. La protagonista es una horrible elección de cásting, que ni física ni interpretativamente están a la altura, tiene suerte de estar rodeada de secundarios que trabajan mejor infinitamente desaprovechados, pero que están ahí para poder pagar sus hipotecas. Desafortunadamente la cosa no mejorará con las secuelas.
Un atentado contra el espectador. Si alguien no termina horrorizado es porque es familia del director. Aberrante, aburrida, pedante, pesada, desesperante… El problema no es la temática, es que está mal escrita, montada, dirigida, con una música atroz y exasperante. Todo lo malo que se puede hacer en una película está aquí. Es el mejor ejemplo de cómo tirar el dinero y el tiempo. No estuvo ni una semana en la cartelera de Madrid capital. No la vean.
Tanto monta, monta tanto. Saltándose el pacto que los estudios hicieron para no producir dos películas (malas) sobre el mismo tema, hemos sufrido dos versiones del mito de Hércules, a cada cual más insatisfactoria: La protagonizada por Kellan Lurtz por estar excesivamente aniñada, tener un argumento infantiloide y poca originalidad cinematográfica. La versión de Dwayne Johnson, por abusar de los personajes y ser poco satisfactoria a todos los niveles.
Aunque muchos se lleven las manos a la cabeza, es misógina, pretenciosa, aburrida y muy relamida. La estupefacción con la que el espectador asiste a más de dos horas de delirio, absurdez inconexa y sin orden es innenarrable. Sólo para seguidores gafapasteros o familiares de Jodorowsky.
O cómo una buena idea se puede perder entre chistes sobre caca, culo, pedos y pis. MacFarlane dirige y protagoniza una satírica versión del viejo oeste americano, pero desafina cuando se olvida de la idea inicial y se entretiene en las bromas escatológicas. Te ries, pero con asco.
Llegó llena de problemas de producción y no supo estar a la altura. Se ahogó rodeada de críticas, tanto por su poca fidelidad a las escrituras en las que se basa como por su poca estabilidad como película de desastres. Aronofsky rellena los agujeros del pan con efectos visuales poco novedosos.
Ocho apellidos vascos
Tonta, grandilocuente, sobrevalorada, pedante, absurda… pocos calificativos hay para definir a la película española más taquillera del año. Llena de tópicos cinematográficos estúpidos y chistes sin gracia, aún no alcanzo a comprender por qué la gente iba a verla en masa. Interpretaciones planas y escenas cogidas con pinzas. Es un descarado publirreportaje sobre el Pais Vasco.
Otra adaptación que llegó tarde y mal. Intento fallido de recuperar el cine de romanos, claro ejemplo de qué no se debe hacer cuando el guión no cumple las expectativas: intentar apabullar al espectador con efectos especiales. Una historia aburrida, poco novedosa y con muchas orejas a la vista.
Incomprensiblemente cuantas más hacen, peores son. La cuarta tortura de Transformers nos dejó escenas hiperretocadas por ordenador, abrumadoras digitalmente aunque con un argumento tan fantástico y poco entretenido como aburrido y previsible. Mark Wahlberg sólo es un poquito mejor que LaBeoulf, pero no compensa para soportar las memeces de Ehren Kruger pasado de bebidas energéticas durante tres horas.
Casi es el mismo caso que el de Divergente: una propuesta para explicar a niñas de colegio el mito del vampirismo, la homosexualidad femenina y el paso a la madurez. Lástima que el argumento sea el que no está maduro y las interpretaciones sean aberrantes. Un horror al que ya le han cancelado las secuelas propuestas. Era de esperar.
Quedan fuera, pero se le acercan mucho, Need for speed, por previsible y aburrida, Extraterrestrial, por tener tantos finales (a cada cual más insatisfactorio), Wolf creek 2, por intentar vendernos un descarado autoplagio como una secuela, Líbranos del mal, por aburrida y poco novedosa o asustadiza, y El hobbit: La batalla de los cinco ejércitos, por extenderse demasiado y apartarse del texto original donde no debía.

Otros compañeros del blog han señalado que Over your dead body, The stranger o Goodnigh mommy fueron de lo peor visto en Sitges 2014 para Agustín, mientras que GodzillaDrácula: La leyenda jamás contada o Dragon Ball Z: La batalla de los dioses han sido las más insoportables para Carlos, y para Fernando las peores fueron Guardianes de la galaxia y  Los mercenarios 3. Para David la peor película de 2014 coincide con la peor película que ha visto en su vida: Lucifer.


Aquí podéis leer las que fueron para mi las peores películas de 2012 y de 2013.

¡¡Feliz año nuevo 2015!!

También te puede interesar

6 comentarios sobre “Mis 12 peores películas de 2014 (por Óscar Márquez)

  • el 31 diciembre, 2014 a las 7:07 pm
    Permalink

    Te va a sacrificar media España por poner en tu lista de las peores a 8 apellidos vascos. Yo no, yo coincido contigo

    Respuesta
  • el 31 diciembre, 2014 a las 7:29 pm
    Permalink

    ¡¡Feliz año 2015!!

    Salvo la versión de Hércules con Dwayne Johnson que a mí si me entretuvo, supongo que será porque tampoco esperaba nada del otro jueves. Pero muy de acuerdo con el resto. Lo de Ocho Apellidos Vascos creo que sino hubiera sido el taquillazo del año, la gente no hubiera hecho tanta sangre con ella.

    Respuesta
  • el 1 enero, 2015 a las 10:06 am
    Permalink

    No estoy para nada deacuerdo con la mitad de tu lista, la primera pelicula que me hizo descojonarme española es 8 apellidos vascos, y e de reconocer que iba al cine sin muchas ganas de verla.

    No te permito que esté en esa lisra el hobbit: la batalla de los 5 ejercitos, es sublime y espectacular, gran fotografía y con mucha energía, tampoco te permito que fueses a poner need for speed, soy de los primeros que dijo que era injustificable una peli de ese videojuego, que no me iba a gustar, que otra chavacanera pelicula sobre un videojuego, cual fue mi sorpresa?? A verla visto minimo 10 veces, 5 de ellas casi seguidas diariamente.

    La de hercules el origen, a mi me entretuvo, de echo me llamó más la atención el hercules humanizado que la de dweyne jhonson, que ni fu ni fa, no la he visto aún.

    Respuesta
  • el 1 enero, 2015 a las 10:12 am
    Permalink

    He de admitir que es un clásico la lista de lo peor del año para Óscar, y que este año hemos hecho la lista de lo mejor (https://www.noescinetodoloquereluce.com/2014/12/las-10-mejores-peliculas-del-2014-para.html) entre todos, pero lo peor sólo la ha hecho él, y alguno ha añadido su opinión, pero también discrepo en cosillas.

    A mi '8 apellidos vascos' me entretuvo, me reí mucho, y no es una obra maestra pero para estar entre lo peor es mucho, la verdad.

    'Noé', por su parte, cumple y poco más, no es una película épica, pero no es mala mala.

    'Divergente' la voy a ver este puente de año nuevo y comentaré, pero tengo ganas de verla.

    'El Hobbit'… sí, salí despotricando por estropear el recuerdo del libro, y haber estirado demasiado la historia. Impresionante visualmente, pero ese romance elfo-enano me sobraba, batallas demasiado realizadas por ordenador sin carisma, forzando enlazar con ESDLA… me hubiera gustado que fueran dos películas y punto

    Respuesta
  • el 2 enero, 2015 a las 10:38 pm
    Permalink

    Ocho apellidos vascos no es una película, es un publireportaje vasco que parte de un solo chiste.
    Lo vimos 4 personas y sólo nos reímos del corte de pelo de Clara Lago. El resto: prescindible y aburrido. Y bastante mal dirigido.

    Respuesta

Deja un comentario