El cine por dentro: Stop Motion

Hoy en día la tecnología abarca todas las producciones cinematográficas, pero de vez en cuando se utiliza un recurso tan antiguo como el mismo cine para crear ilusiones que nos lleven nostálgicamente a nuestro pasado, cuando jugábamos con plastilina. Hablamos del stop motion.
¿Pero qué es realmente el stop motion? Básicamente la utilización del movimiento de objetos o personas delante de una cámara fotograma a fotograma y así aparentar el movimiento continuo de éstos en una sola secuencia.

Sin duda, para muchos, el hablar del stop motion es hablar de Tim Burton, aunque siempre que se habla de historia en cuanto algún recurso cinematográfico hay que remontarse a la creación del cinematógrafo de los hermanos Lumiére, pues no se tardaría mucho más para, gracias a la utilización de este invento, hacer la primera película en stop motion.
Hay que remontarse hacia el año 1900 para saber que Stuar Blackton fue el pionero de esta técnica y fue gracias a sus dos películas,  The enchanted drawing en 1900 y Humurous Phases en 1906, aunque el primero en utilizar objetos y concrétamente muñecos para el stop motion fue uno de los más famosos (y a su vez desconocidos) cineastas de la historia Edwins S. Porter, conocido sobretodo por Asalto y robo a un tren. Como curiosidad, cabe mencionar al español Segundo de Chomón, otro pionero de esta técnica, quien realizó películas como La casa encantada y El hotel eléctico.
La realización de esta técnica es ardua y tediosa, y cualquiera que pretenda hacer una escena en stop motion debe tener en cuenta que la paciencia es una virtud que se ha de tener. Para ello se puede utilizar elementos plásticos como plastilina u objetos rígidos y moverlos de manera lenta y progresiva para crear el movimiento deseado. 
Muchas son las películas que han utilizado el stop motion en su totalidad o en alguna de sus partes, siendo ejemplos Pesadilla antes de Navidad, Bitelchús, King Kong (versión de 1933) y las más actuales Boxtrolls o Fantastic Mr. Fox.

También te puede interesar

Deja un comentario