Ciberataques, amenazas… ¿Que está pasando con ‘The Interview’?

En Junio fue la primera vez que escuchamos noticias sobre una de las películas que más han dado que hablar en estos últimos meses. La historia de la cual trata ha hecho que, a día de hoy, haya un conflicto abierto entre dos de los países importantes del mundo pero, ¿qué ha pasado para que The Interview haya provocado esto?
Empezando desde un principio. The Interview mostraba un teaser tráiler que desvelaba la historia de la película: El asesinato de Kim Jong-un por parte de dos periodistas que tienen la oportunidad de sus vidas al entrevistarle. Este teaser provocó un gran número de carcajadas y que muchos de los amantes de la comedia de Seth Rogen y Evan Goldberg, apuntasen en rojo la fecha de estreno de la película en sus calendarios. Pero había otra parte que no gustaba nada y esta era el gobierno de Corea del Norte, que rápidamente se pronunció, calificando el estreno de la película como un “acto de guerra“.

A pesar de las múltiples amenazas de Corea del Norte hacia Sony Pictures, los responsables de la película e incluso al propio gobierno de E.E.U.U, hicieron oídos sordos, más aun la productora y distribuidora, que prosiguió adelante con el estreno y la promocionaba con los lanzamientos de pósters y tráilers de ésta. 
Se las prometía muy felices y se frotaban las manos por el ruido que habían hecho, sabiendo que esto no haría más que provocar un mayor número de asistentes a las salas de cine para ver The Interview… hasta que a finales de Noviembre, Sony confirma que ha sido hackeada, robando algunas de las películas cuyo estrenos están por llegar de mantera inmediata (Fury, Annie…), así como datos de la compañía. Todos los ojos miraban entonces a Corea del Norte, quien hasta día de hoy niega que haya sido la responsable de este hecho. A pesar de esto, la productora decidió acabar con la polémica en dos fases, dando opción a que los cines eligieran o no el colocar su película en las pantallas (siendo Nueva York y Los Ángeles las ciudades donde no se proyectarían por el temor de una amenza) y finalmente con la cancelación total del estreno de la película en tierras estadounidenses.
Este hecho ha sido dúramente criticado por muchas personalidades, incluso por el propio presidente de los Estados Unidos Barack Obama, quien declaró que “un dictador no puede imponer la censura a E.E.U.U.” Todo esto vino a raíz de la confirmación por parte del FBI de que Corea del Norte había sido finalmente la responsable de este hackeo. Precisamente, hoy mismo Corea del norte le ha propuesto al gobierno de Estados Unidos, crear una comisión conjunta para investigar el ataque informático hacia Sony Pictures, asegurando que puede probar su inocencia y aprovechando para amenazar a la Casa Blanca con “graves consecuencias” si no acepta esta oferta, según la agencia de noticias KCNA.
Entre todas estas declaraciones, amenazas y demás problemas diplomáticos creados por los responsables de la cinta, Sony empezó a buscar otros medios y plataformas para poder distribuir la película, siendo Netflix la que tiene más posibilidades de ello según la cadena de noticias CNN. El deseo de estrenar la película ha sido reflejado por Michael Lynton, Director ejecutivo de Sony Pictures en unas declaraciones en las que decia: “Indudablemente nos sorprendimos y alarmamos al recibir estas amenazas que ponían en un peligro potencial al público que iba a asistir al estreno de The Interview, no teníamos más alternativas que cancelar el estreno. Sin embargo, no nos hemos rendido, tenemos todas las intenciones y deseos de que el público vea esta película”
Parece ser que este no es el fin de la historia tanto para Sony Pictures y The Interview y la guerra verbal entre Corea del Norte y el gobierno estadounidense, pero lo que si está claro que los responsables de la película han conseguido su objetivo, dar polémica.

También te puede interesar

Deja un comentario