Crítica de ‘Al filo del mañana’: Descomunal, impactante y divertida

Las críticas de Carlos Cuesta: Al filo del mañana

El director de El caso Bourne, Doug Liman, da con la tecla en la difícil tarea de lograr que una aventura sobre un día que se repite una y otra vez no parezca repetitiva. Partiendo del manga de Hiroshi Sakurazaka, ha logrado una selección de escenas fantásticas, trepidantes y llenas de acción de calidad para realzar una épica emocionante que se permite el humor como recurso clave para mantener al público prendado de la historia. Al filo del mañana no es más que una película de ciencia ficción sobre una invasión extraterrestre y los seres humanos que quieren detenerla, pero en su género es una de las más divertidas que he visto.
El comienzo nos sorprenden con un Tom Cruise (Teniente coronel Bill Cage) a punto de la deserción cuando se entera de que el siguiente cometido de su trabajo de relaciones públicas es ir al frente de batalla. Es arrestado y obligado a pelear utilizando la tecnología que tanto tiempo llevaba alabando, pero que no sabe cómo manejar. En esas circunstancias su muerte parece inminente, pero el contacto con uno de los extraterrestres justo antes de ser abatido le confiere la habilidad automática de repetir el día cada vez que muere. Día tras día trata de salir vivo de una ofensiva que el enemigo conoce de antemano y que no es más que una matanza. En una de estas repeticiones encuentra a la oficial que llaman El ángel de Verdún (Emily Blunt). Ella estuvo en la misma situación de Cage y cree saber cómo poner fin a esta guerra.

La premisa parece simplona pero la trama se desarrolla de tal manera que no agota nuestra curiosidad, sino que la renueva con cada reseteo, gracias a un humor resultón que no desenchufa el dramatismo del momento; a dos protagonistas excelentes, a unos efectos especiales durante los combates absolutamente impresionantes (la producción de los trajes de guerra y las criaturas extraterrestres es fabulosa) y a una ambientación estupenda. Pero sin duda el principal acierto de Al filo del mañana, es lograr que la sucesión continua del mismo día no sea sólo una cuestión de los personajes, sino que uno pueda llegar a sentir a través del protagonista la angustia de ver morir una vez tras otra a personas que se van volviendo queridas y el hastío de lo imposible, la terrible encrucijada de decidir si poner fin a la batalla es una victoria si no logramos que sobreviva una persona que para nosotros se ha vuelto insustituible.
Cristophe Beck, responsable de la banda sonora de Frozen, firma unos temas musicales que ensalzan la trascendencia de una misión que pone en juego a la raza humana pero que inevitablemente desciende a lo personal y a lo singular para centrarnos en la relación de tutelaje entre Cage y Rita, su entrenamiento y una amistad que sólo él puede recordar. En ese camino vamos viendo como el oficial acomodado pasa a ser un patético desertor (un papel que en principio parece antagónico para la clase de héroes que interpreta habitualmente Cruise) pero la situación le coloca sin remedio en la necesidad de ser valiente y sacar lo mejor de sí mismo.
Tom Cruise no llega a explorar una nueva vertiente a la acostumbrada en el grueso de su filmografía, tan solo un matiz, y no parece que lo vaya a hacer en un futuro próximo (con Mission Impossible: 5, Van Helsing, Top Gun 2 y la secuela de Jack Reacher como siguientes proyectos). Sí que es cierto que en lo que se refiere a cine de acción y de ciencia ficción es una de las figuras más solventes y preparadas de la escena actual gracias a su profesionalidad y su carisma. En Al filo del mañana acompaña a un buen elenco en el que Blunt se nos muestra más que satisfactoria y en el que Breendan Gleeson borda el breve papel del general que coloca en la peor situación de su vida al oficial falto de experiencia.
Al filo del mañana se trata de una de esas películas que pese a su marcado carácter comercial y, como suele decirse, palomitero, no desmerece el tiempo que pasamos viéndola ni el dinero que gastamos en ella. Es divertida, es emocionante y es espectacular, que es todo lo que se le puede pedir a una película de estas características. Sin duda una de las grandes producciones de su género. En cuanto al protagonista de este ciclo, esperamos que no se conforme con un repetir una y otra vez con este tipo de historias de ciencia ficción y de acción y nos regale un nuevo gran papel dramático que permita contestar a los que no ven en Cruise la gran figura del cine mundial que hace tiempo que es.

También te puede interesar

Un comentario sobre “Crítica de ‘Al filo del mañana’: Descomunal, impactante y divertida

  • el 20 junio, 2014 a las 7:13 am
    Permalink

    Comparto la crítica. Muy buena película de puro entretenimiento. Una vez más el bueno de Tom no me defrauda.

    Respuesta

Deja un comentario