Crítica de ‘Noé’: La biblia con modificaciones y detalles dignos de Disney

Las críticas de Óscar M.: Noé
Se estrena por fin la versión de Aronofsky sobre el personaje de Noé y no lo hace exento de polémica: un rodaje complicado, continuos retrasos, insatisfacción del estudio y de los católicos por el resultado final… puedo entender (hasta cierto punto) el desacuerdo del estudio, pero no alcanzo a comprender por qué los católicos no están contentos con la representación.
Noé es una buena adaptación de las narraciones escritas en la biblia (exceptuando las licencias dramáticas que luego comentaré), de hecho podría considerarse la mejor que han hecho hasta ahora sobre el personaje, pero tal vez les ha molestado que la historia sea representada como lo que es: un relato fantástico que bordea la ciencia ficción.

Quizás esperaban algo más “respetuoso” con su religión, como Los diez mandamientos o La pasión de Cristo, pero la pretenciosidad de la historia (y, por extensión, de la película) no daría para tal equivalencia y, al final, queda como un cuento con una manida moraleja final.
El origen de la historia no deja de ser un capítulo de una novela (real o no, según las creencias) y, como tal, tiene elementos que rozan la credibilidad en favor de la idea general que quiere transmitir: (según la biblia) Noé es el elegido por Dios para salvar parte de la humanidad de un gran diluvio que cubrirá (y arrasará) todo el planeta (y la vida existente) y después comenzará la repoblación de La Tierra.
Partiendo de una historia que tiene más agujeros que un queso gruyer, Aronofsky ha rellenado donde le ha venido en gana y se ha tomado unas licencias artísticas que (en beneficio de la película) intentan añadir tensión a una historia que no tiene ninguna emoción.
La “inspiración” de El señor de los anillos queda bastante clara desde que el mundo industrializado son los malos y los que viven de lo que da la tierra son los buenos, pero convertir a los “ángeles caídos” en casi gemelos de la raza Ent (árboles que hablan y caminan) y que ayudan a Noé llega a rozar el patetismo argumental.
Esta ayuda de los ángeles caídos no está nada clara: primero ayudaron a Caín y (como les fue mal) ahora ayudan a Noé. Es una explicación tan poco coherente como la de la piel de la serpiente del jardín del Edén (si la serpiente es malvada, porque tienta a Adán y Eva, ¿por qué su piel es usada para continuar el linaje de la bondad? ¿y desde cuándo la piel de la serpiente es mágica?).
Ya puestos a hacer cambios en el texto, habría estado mucho mejor si no continuara dejando a las mujeres a la altura de simples parturientas. Según el guión, ellas sólo sirven para servir, sufrir, llorar y parir. Como en la biblia. Su opinión no se tiene en cuenta en ningún momento y no se les permite participar en ninguna decisión. Biblia 100 % Aronofsky 0 %.
También podría haber aprovechado para explicar la extinción de los dinosaurios o la separación de los continentes, sin embargo, prefiere repetir el prólogo (la segunda vez de forma extendida) del origen del universo en el último tercio de la película (por si a algún espectador se había olvidado lo que había visto dos horas antes).
Aunque donde realmente el director se ha lucido ha sido en la inclusión de “elementos Disney” dentro de la trama: el típico villano malvado (que es feo, sucio, y mata sin pudor por placer y sin conciencia), animales que hablan entre ellos, el incienso mágico que duerme animales durante un tiempo ilimitado, los poderes curativos de cierto personaje, los momentos Noé psicópata (es sencillamente genial cuando, en su frustración, el personaje se vuelve alcohólico y se aparta de su familia) o los arcoiris finales son verdaderamente hilarantes y dignos de aquella soporífera versión de Dreamworks de El príncipe de Egipto.

Hablar de la grandilocuente composición musical o de las planas (y simples) interpretaciones no haría ningún favor a la película: no es que sobreactúen, sencillamente es que los personajes son planos, con motivaciones básicas, confusas y que apenas están desarrolladas.

Noé, a pesar de ser la versión definitiva del relato (por favor, que no hagan más), es un gran desastre argumental de proporciones bíblicas, es fiel al texto (el realismo del arca es lo único salvable), pero las modificaciones introducidas no satisfarán ni al católico ferviente ni al espectador que busque emoción o tensión. La verdad es que la historia tampoco daba para mucho más.

Un comentario en “Crítica de ‘Noé’: La biblia con modificaciones y detalles dignos de Disney

  • el 12 abril, 2014 a las 18:42
    Permalink

    Lo único que sobresale en la anterior crítica es el escepticismo del narrador y su molestia con la historia bíblica, además se aprecia que no comprendió muchas escenas que fueron en realidad bien explicadas.

    El repetir la historia del origen al principio y casi al final en mi opinion es muy acertado, están contadas con diferente finalidad, se puede apreciar que la primera vez te guía en la historia para entender como se dividió el mundo si llamar por completo la atención (una simple narración) en la cual ahondan en los desendientes de Adán y Eva, en la segunda te muestra el relato de la creación bíblica con los efectos pertinentes e increíbles cabe resaltar, mientras comparte con su familia en un momento.

    Este es sólo uno de varios elementos que el crítico no se da a la tarea de entender sino que por el contrario observa la película totalmente predispuesto y su comprensión es mínima.

    Algo de su crítica es cierta, pero lo que debería sobresalir es una crítica a la película, al director, a las escenas, a los actores, pero aunque lo hace lo que sobresale es su molestia con la historia bíblica.

    Respuesta

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: