Festival de Málaga 2014. Sección oficial. ‘Por un puñado de besos’

Las criticas de Fernando Quintero en el Festival de Málaga 2014: Por un puñado de besos

Dirigida por David Menkes (Mentiras y gordas), Por un puñado de besos se centra en la figura de Sol (Ana de Armas), una guapa joven que decide empezar su vida desde cero y cambiar completamente, Para ello, decide arriesgarse en el amor y, después de pensarlo mucho, pone un anuncio en un periódico buscando a su media naranja. Para su sorpresa, y aunque su sueño de encontrar el amor parece imposible, un chico responde al anuncio. Se llama Dani (Martín Rivas) y los dos sienten una conexión especial desde el momento en que se ven. Pero Dani esconde algo y sus mentiras podrían acabar con su romance y los sueños de Sol.
David Menkes se muestra ante la gente como una persona seria, impenetrable y demás calificativos, pero luego nos muestra este tipo de películas. ¿A que me refiero cuando digo este tipo de películas? Pasteladas donde las adolescentes gritan con la primera levantada de camiseta del protagonista y las que antaño hubieran puesto una foto de él en una carpeta forrada para ir al colegio e instituto. Básicamente esta es la definición de Por un puñado de besos.
Ayer reclamaba la proyección de una película en el Festival de Málaga que no tuviera el amor de telón de fondo, pero poco a poco me está defraudando, mostrando películas salidas de la mente de los creadores de series de televisión hechas para las mismas adolescentes de las que he hablado antes. 
¿Qué esperar de esta película? Lo típico de una cinta de este estilo. Actores de moda españoles mostrando sus encantos, dándose el lote y expresando el amor que sienten el uno por el otro de una manera empalagosa y que a nadie interesa, salvo a las personas que sueñan con un amor parecido al mostrado (niñas de 8 a 15 años). 
Los actores que encarnan los roles protagonistas de la película que adapta la novela juvenil “Un poco de abril, algo de mayo, todo septiembre”, cumplen con su papel a la perfección. En el caso de Ana de Armas, enamora desde la lejanía que proyecta su personaje. Sus gestos y mirada vuelven loco al espectador, bien se ha demostrado cuando las hormonas masculinas han llenado el teatro en el momento (uno de tantos) que Ana de Armas muestra sus curvas. Por otro lado está Dani, el personaje de Martín Rivas (o Martiño, como se le conoce en el Festival de Málaga y ha despertado mucha confusión) y que no hace más de lo que hemos vistos en otras películas o series televisivas por el estilo. Ningún apunte más al respecto.
Al no leer la novela no sabría decir si existe un narrador omnisciente, pero en la película este tipo de narrador se muestra y se le pone cara, curiosamente sólo aparece en una sola escena de tres minutos, un gran fallo en este sentido, ya que si el director se presta a manifestar la figura de este personaje, debería llevarlo hasta el final o no hacerle aparecer. 
Un punto a favor de Por un puñado de besos, es la falta de una escena de sexo (aunque ha estado muy cerca de producirse). Esto es algo que se agradece en el cine español, ya que son películas contadas las que no muestran el pecho de una actriz, una toma donde los protagonistas hacen el amor y últimamente de manera más asidua, los genitales de algunos protagonistas. A lo mejor algunos directores no se han enterado que no hace falta desnudar a sus protagonistas para que una película triunfe en España, es más, las películas que triunfan son precisamente las que no muestran nada sus protagonistas, solo hay que mirar las recaudaciones de estas cintas.
Como conclusión final, hay que decir que esta película sigue un objetivo y que lo encuentra y, pese a ser reiterativo, diré que este objetivo no es más que hacer taquillas con toda esa juventud que está deseando ver a sus actores preferidos, así que los padres que acompañen a este grupito de chavales, pueden ir tomando algo para no dormirse en la sala, aunque el mejor remedio serán los gritos que inundarán el cine cuando se vean a los dos protagonistas sin camisetas.

2 comentarios en «Festival de Málaga 2014. Sección oficial. ‘Por un puñado de besos’»

  • el 26 marzo, 2014 a las 17:01
    Enlace permanente

    Quisiera remarcar esta crítica con un apunte. A pesar de no gustarme ni un ápice la película, al menos la he respetado en todo momento e incluso me he presentado a la rueda de prensa para intentar cambiarme de idea un poco. Lo que no he hecho ha sido reírme como la mayoría de los estúpidos en muchas de las escenas dramáticas de la película y no es que esta gente (por no llamarles de otra manera) fueran jóvenes precisamente, todo lo contrario, muchos ya mostraban el cartón y, a pesar de llamarle una mujer la atención preguntándoles de qué se reían, seguían a carcajadas mientras los protagonistas estaban en medio de una de las escenas más dramáticas de la cinta. Por un momento he querido levantarme y salir del teatro, pero bien asimilado después, ¿por qué tengo que salir yo si los que están molestando son otros? También quiero dar las gracias a esa persona que en mitad de la película ha iluminado el teatro con el flash de su Ipad al hacerle una foto a la pantalla. Por estas dos tonterías de nada, quisiera agradecer a la organización del festival por no hacer nada al respecto y permitir la entrada a este tipo de personas que fastidian el trabajo de otros y desprecian las proyecciones que han sido elegidas para representar la sección oficial.

    Respuesta
  • el 26 marzo, 2014 a las 17:26
    Enlace permanente

    Por desgracia cada vez veo que se falta más el respeto al resto de espectadores en los cines en general, y lamentablemente es muy difícil para un Festival poder mantener la sala en silencio, pues ese es trabajo del responsable del cine donde se proyecta, y no siempre están atentos… pero sí que es para quejarse.

    Respuesta

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: