Mis 12 mejores películas del 2013 (por David Pérez)

Termina en unos pocos días el año 2013 y es hora de comenzar a hacer balance. Desde hoy, y hasta finalizar el año, os vamos a ir dejando nuestras listas de las mejores películas de este año. Cada uno de los colaboradores que realizamos críticas en ‘No es cine todo lo que reluce’ os vamos a ofrecer nuestras 12 mejores películas del 2013, y cuando hayamos concluido todas las listas, las uniremos para ofreceros la que será, por la media de votos recibidos, la lista de las 12 mejores películas del año según el blog.
Hoy arrancamos con las que han sido para mi las 12 mejores películas del 2013 (aunque faltan un par de estrenos por ver de aquí a fin de año), es decir, aquellas que a mi punto de vista me parece que me han aportado más y han cumplido con creces lo que espero de una película.
Ha sido, no obstante, un año muy completo, con muy buenas películas que seguro me dejo fuera de la lista, pero no voy a otorgar menciones especiales para esas películas que no puedo dejar de citar, dado que no pararía, y me quiero ceñir a 12, aunque me cueste.  Así que, sin más…. acción:

1. Gravity, de Alfonso Cuarón
Une película emocionante e intensa que nos recuerda algo que Avatar nos enseñó: El 3D puede ser útil en una película, y no una mera excusa para encarecer entradas. Una experiencia visceral de sencillez narrativa pero gran complejidad visual que nos deja sin respiración agarrados a la butaca para evitar que la la ausencia de gravedad nos arrastre. Una experiencia inolvidable.
2. 12 años de esclavitud, de Steve McQueen
Fascinante y épico relato repleto de fuerza y pasión, que tiene todos los ingredientes para convertirse en un clásico, en el que la historia combina a la perfección con el sonido y el montaje para crear una bella composición.  McQueen muestra con acierto el horror de la vergüenza de la esclavitud de Estados Unidos, pero no se olvida de enseñarnos la humanidad en la determinación de un hombre por liberarse y regresar con su familia.
3. Una familia de Tokio, deYoji Yamada
Si la imitación es la forma más sincera de adulación, Yamada no escatima esfuerzos para inclinarse ante su maestro Yasujiro Ozu. Es sorprendente cómo parece que veamos sets de rodaje de Cuentos de Tokio, así como algunos movimientos de cámara o planos, lo que provoca que toda la película tenga un aspecto anticuado, que para algunos será negativo, y para otros un gran homenaje.
4. Short Term 12, de Destin Cretton
Trata sobre la vida de unos adolescentes en un centro de acogida y la relación que mantienen con sus cuidadores, un drama adolescente que se mezcla con toques de humor, lo que sirve de desahogo en temas de tanta transcendencia. Captura los sombríos estados de ánimo y el dolor, pero también el humor que ayuda a sobrellevar cada día. Quizás no sea una película visualmente espectacular, pero quien necesita eso cuando es profundamente conmovedora.
5. Prisioneros, de Denis Villeneuve
Película oscura e inquietante, con hermosas escenas bajo una lluvia torrencial, que no es fácil de ver por la tensión que nos introduce, pero sí que es necesario verla por la gran calidad que tiene. Existe un tipo de ambigüedad sobre la violencia y sobre qué se supone que debemos sentir al respecto, siendo la película una mezcla evasiva de condena y exoneración sentimental. 
6. La mejor oferta, de Giuseppe Tornatore
Inteligente y ambiciosa, repleta de misterio, originalidad, sentimiento y, sobre todo, unos personajes fascinantes que nos introducen de lleno en este thriller que nos recuerda a las grandes películas de cine negro.
7. Django Desencadenado, de Quentin Tarantino
Auténtico homenaje al spaguetti-western que Tarantino consigue llevar a cabo de forma más que satisfactoria, con una banda sonora auténtica, un reparto espectacular, y grandes dosis de entretenimiento repleto de mensajes. Película larga, de gran alcance, con amplias y coloridas pinceladas dramáticas, donde sus puntos psicológicos son realizados con considerable sutileza e ingenio.
8. Blue Jasmine, de Woody Allen
El cineasta recupera su mejor estilo, con un alter ego femenino interpretado por Cate Blanchett que logra un impacto emocional virtuoso, haciendo que sea uno de los mejores retratos del año. Sorprende cómo Allen logra que sus viejas ideas siempre sigan pareciendo frescas.
9. Rush, de Ron Howard
“Veinticinco hombres comienzan la Fórmula 1 y cada año dos mueren. ¿Qué clase de persona hace un trabajo como éste?”, se pregunta Lauda al principio. Los que saben lo que pasa a Lauda conocen la gravedad de la cuestión. Rush mezcla con maestría glamour, sexo, inteligencia, velocidad, grandes interpretaciones y escenas que nos dejarán sin aliento, dejando claro que dentro de esos infernales vehículos hay hombres de verdad, que sudan lágrimas y sangre por ser los mejores.
10. El atlas de las nubes, de Tom Tykwer, Andy Wachowski y Lana Wachowski
Sin duda es una de las películas más ambiciosas jamás realizadas. Una auténtica demostración de las cualidades mágicas y oníricas del cine. Una gran oportunidad para los actores. Y un mundo de posibilidades enorme en el que trabajar para los directores, que se liberan de las cadenas de la continuidad narrativa. Y entonces la sabiduría del anciano mirando las llamas tiene mucho sentido.
11. La noche más oscura, de Kathryn Bigelow
Obra cinematográfica de gran envergadura dramática y emocional de un hecho histórico, donde destaca la fantástica interpretación de Jessica Chastain. Es un thriller, un drama y una reflexión sobre los costes de la violencia, incluso en las circunstancias más aparentemente justificables. Y lo más sorprendente es la ausencia de triunfalismo, sin miedo a mostrar cómo se trató a las víctimas, terminando con la abrumadora sensación de que esto ha sido un episodio oscuro de nuestra historia, que ha marcado un paso hacia un futuro desconocido, dejando cicatrices que nunca se curaran.
El director, que ha sorprendido con Insidious tras el espectacular arranque de Saw, que derivó en muchas secuelas, nos plantea una pregunta ¿Puede una película de casas embrujadas ser todavía aterradora? Puede que no intente revolucionar el género ni tampoco usan recursos actuales de gore y violencia extrema tan usados, pero asusta y nos deja una sensación extraña atípica en las películas de terror. Wan sabe cómo usar puertas que crujen, sótanos espeluznantes y la sensación de que puede haber algo escondido en el armario, y aunque todo esto ha sido visto mil y una veces, el director sabe que aún nos puede desestabilizar y aterrorizar.

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

2 comentarios sobre “Mis 12 mejores películas del 2013 (por David Pérez)

  • el 26 diciembre, 2013 a las 08:50
    Permalink

    Tengo que decir que a mí El atlas de las nubes me decepcionó. No encontré mucha relación entre las historias, y acaba la película después de un excesivo metraje, con una sensación de… ya está? y tanto para esto?
    No sé, no me convenció.

    Del resto, muy de acuerdo en las que he visto.

    Respuesta
  • el 26 diciembre, 2013 a las 11:27
    Permalink

    Me parece un buen listado, si bien sólo he visto cuatro, Blue Jasmine, Rush, El atlas de las nubes (lo ví en DVD), y Expediente Warren: The Conjuring, y por mi parte decir que la de Woody Allen vuelve a estar bien pero no me gustó mucho la película (aunque Cate Blanchett se sale), El atlas… si pillas las historias está bastante bien, Rush es una magnífica película (sobre todo porque me sorprendió y realmente está bastante bien), y la última, Expediente Warren resulta ser una de las de terror mejor hecha en el presente año (y casi de los últimos, teniendo en cuenta "casi" su sencillez).

    Respuesta

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: