SEFF 2013. Entrevista a Giancarlo Rosi, director de ‘Sacro Gra’

El ganador del León de Oro de Venecia respondía poco después de la proyección de Sacro GRA a las preguntas de los periodistas en una rueda de prensa demasiado corta.
La entrevista que tuvo lugar en el Salón Cartuja del Hotel NH Plaza de Armas, fue de lo más completa y se encontraban en ella muchos de los periodistas que habían acudido a la proyección de Sacro GRA, quizá por el interés de que el propio Giancarlo Rosi les explicase el trabajo y el por qué había decidido llevar una historia tan “liante” a los ojos del público.

La entrevista ha empezado con una presentación de Gianfranco Rosi donde explicaba un poco sus sensaciones: “Mientras hablaba la presentadora, estoy empezando a entender la película ahora.” Decía el director entre las risas de los asistentes. “,Sobre todo escuchando el análisis de los periodistas porque creo que la crítica nos sirve a los directores para trabajar a través de los instintos. Cuando el trabajo termina hay algo que te pertenece y gracias a las interpretaciones de los demás, uno empieza a entender y con esta pequeña premisa el León de Oro fue una sorpresa enorme. Para mí era una victoria llegar a Venecia porque cuando llegué a la Escuela de Cine de Nueva York con un profesor de nombre Scorsese, es cuando decidí hacer documentales y esto me pareció una forma de timidez frente al trabajo en grupo, por lo que decidí adentrarme en solitario en este mundo pero con la idea de hacer cine. Sólo he hecho cuatro películas en 20 años. El rodar esto, me ha ofrecido el descubrimiento de un lugar que desconocía y esta película no me llenaba de una manera interior y tras cuestiones personales acepte este proyecto pasando dos años en este lugar (GRA), ya que me parecía como una muralla que protege un castillo, aunque esta muralla lo protegían personas “marginadas” y aunque sea un documental, para mí el documental también es cine. Luego tuve que encontrar un elemento pequeño dentro de sus vidas que pudiera ser parte de una historia y quería hacer una película que restara en vez de sumara y que las puertas se cerrasen en vez de que se abriesen. No he querido hacer una estructura narrativa y el desconocimiento de los personajes y el lugar no tiene no tiene ninguna historia. El documental te permite experimentar e investigar, por lo que para mí no consiste en hacer ninguna película más hasta que encuentre un tema que realmente me llame la atención.”
P –¿Como ha sido la decisión de los personajes que ha seleccionado y ha excluido y por qué la elección de algunos personajes estereotipados?
G. R. -“Los personajes fueron elegidos con una lógica que la vida nos lleva a encontrar a ciertas personas, el azar, como cuando nace el amor o se crea  un conflicto. Usaría la palabra arquetipo en vez de estereotipo. Lo que me ha conmovido de este lugar (decía mientras se le llenaban los ojos de lágrimas de la emoción), es lo que está sucediendo en el país y esto me duele mucho. No quería hacer una película sociológica, quería hacer una película con personajes con identidad y en un lugar privado en un lugar desconocido y con fuente poética. El personaje de la ambulancia se encuentra en un papel institucional y liviano. Las prostitutas me las encontré, las escuché, las traté y había algo que me conmovía. Su ligereza a la hora de la espera. Ellas esperan algo que nunca llega, porque por el mismo precio encuentras otras más guapas y estas mujeres están esperando con mucha gracia.Cuando visité este edificio estaban las habitaciones vacías y cuando lo inspeccioné, encontré 5 habitaciones vacías que, incluso vacías, representaban la espera de algo. De ahí mi curiosidad ¿Quién vive? La primera puerta que llame me abrió Paolo (noble de Turín) y me enamoré de él. Abajo vivía una familia de ecuador en no más de 15 metros cuadrados, más abajo una familia que había vivido una inundación y otro apartamento estaba vacío donde se iban a trasladar una madre y una hija. Para mi rodar me cuesta mucho trabajo, casi lo detesto, es algo que lo dejo para más tarde, pero luego llega un momento en el que la disciplina me hace superar este obstáculo y como comprimir todas las historias y este ha sido un poco el método con los personajes y lugar, que también es un personaje de esta película.” 
P- ¿Cómo ha sido el proceso del montaje?
G.R.-“El montaje ha sido algo muy complicado. En mis otras películas me pasaba días rodando sin mirar el material y cuando pensé que estaba listo, empezaba a mirarlo. Por lo que a la hora del montaje, me ha parecido siempre muy lineal y muy simple y gracias a esta linealidad en la historia era muy fácil montarlo. Pero en esta película tenía que visionarlo antes de enseñárselo al productor y esto para mí ha sido de una violencia directa porque tenia que enfrentarme a una película que no sabía cómo iba a ser. Por lo que he estado haciendo montajes frecuentes y cuando empecé a montar, finalmente perdí esa relación de miedo. Ha durado 7 meses y era como tener un cubo de Rubik hasta llegar al montaje final y al igual del método del cubo, en el cine es igual y hay que encontrar el montaje que tiene cada película. Cuando interrumpes una historia y empiezas otra, la historia estaba perdida por lo que hay que buscar la nota que concuerde con la anterior hasta que se llegue a la sinfonía. Lo que había que hacer es encontrar los momentos adecuados.”
El director ha querido acabar con un aviso: “Una información para los detractores del documental. Esta película en Italia, ha estado en primera posición en las 2 primeras semanas y ha superado el millón de euros y por primera vez un documental ha tenido una importancia tan relevante. Esto quiere decir que la gente quiere historias distintas y contadas de otra manera.”

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: