El director de ‘Wanted’ podría dirigir el reinicio de ‘Ben-Hur’

Hace un tiempo, cuando se habló de la resurrección de Metro-Goldwyn-Mayer gracias a Skyfall y a El Hobbit: Un viaje inesperado, lo que propició saliera de la bancarrota en la que se encontraba inmersa, se comentó que decidieron apostar por el remake de uno de sus mayores éxitos: Ben-Hur.

Por ahora sabíamos que la “nueva” película volverá a adaptar la novela de Lew Wallace de 1880, llamada “Ben-Hur: A tale of the Christ” y, con esta, ya será la tercera vez que se lleve al cine el libro. En 1925 se realizó una versión muda, con el mismo título que el libro, que estuvo dirigida por Fred Niblo y protagonizada por Ramon NovarroFrancis X. BushmanMay McAvoy y Betty Bronson.

Aunque la versión de 1959, titulada simplemente Ben-Hur, sea la más recordada por la dirección de William Wyler y la interpretación de Charlton Heston como protagonista, junto a Stephen BoydJack Hawkins y Haya Harareet.

Ahora nos enteramos que el director de Wanted, Timur Bekmambetov está en conversaciones con MGM para rehacer este clásico que se basará en un guión de Keith Clarke (The Way Back), que ha escrito una historia fiel al libro, pero diferente de la película de Charlton Heston.


MGM vendió a Ted Turner su clásico en la década de los 80, pero el libro es de dominio público, lo que significa que puede volver a hacer una película de Ben-Hur, aunque no puede ser idéntica a la original.

Ben-Hur cuenta la historia de dos amigos que crecieron mientras el Impero Romano tomaba el control de Jerusalén. Judah Ben-Hur es un príncipe judío y Messala el hijo de un recaudador romano. Tras separarse durante un tiempo, cuando Messala vuelve a encontrarse con Ben-Hur lo ridiculiza y se burla de su religión.
Un accidente contra el gobernador es aprovechado por Messala para inculpar a Ben-Hur y que sea vendido como esclavo y embarcado en un barco de guerra romano, con su madre y su hermana. El ansia de venganza será lo único que permita a Ben-Hur sobrevivir en semejante situación.
La novela presenta ocasionalmente (y siempre como personaje secundario) a Jesucristo, contando su historia paralela influyendo y entremezclándose con los acontecimientos que suceden en la vida de Ben-Hur y Messala.
Fuente: deadline

También te puede interesar

Deja un comentario