Crítica de ‘Gru 2: Mi villano favorito’: Ternura animada

Las críticas de Cristina Pamplona “CrisKittyCris”:  Gru 2: Mi villano favorito

Ya estamos hechos a las secuelas. Sabemos que una buena taquilla siempre animará a los productores a explotar la gallina de los huevos de oro hasta que el producto inicial, a veces bueno, otras no tanto, se deforme hasta el absurdo. 
No nos tiene que extrañar entonces que con una recaudación de más de 540 millones de dólares en su primera parte, Universal Pictures e Illumination Entertainment, se lanzaran a producir una segunda aventura de Gru, mi villano favorito. Sin embargo, si asombra como el guión no ha perdido en absoluto frescura y esta secuela nos resulte tan entrañable y divertida como su antecesora. 
En esta ocasión nos despedimos de la vida criminal del protagonista, que ahora se dedica en cuerpo y alma a la crianza de sus tres niñas. Pero un día es reclutado por la liga antivillanos para pararle los pies a un criminal anónimo que planea gobernar el mundo gracias a un antídoto secreto. Gru no estará sólo en esta disparatada aventura, y por fin le acompaña un personaje femenino a su medida, la eficiente y rara Lucy. 
La dirección de esta producción vuelve a estar en manos del combo Pierre Coffin y Chris Renaud, que se rodean del equipo original, repitiendo con los guionistas Cinco Paul y Ken Daurio, creadores de otras historias animadas como Lorax o Hop, que son capaces de mezclar humor con la ternura más conmovedora sin caer en lo cursi. 
El impecable trabajo de diseño de personajes, a menudo olvidado, pero fundamental en una película de animación, corre a cargo de Carter Goodrich, que ha trabajado en películas como Monstruos SA, o Buscando a Nemo, y cuyos dibujos aquí no sólo tienen gracia sino que están creados con una elegancia que ya había mostrado en Ratatouille.
El reparto original lo encabezan Steve Carell (Pequeña Miss Sunshine, Virgen a los 40) como Gru, Kristen Wiig (La boda de mi mejor amiga, Friends with Kids) como Lucy, y Benjamín Bratt (Miss agente especial, Demolition Man) como Eduardo, un papel que rechazaron anteriormente Javier Bardem y Al Pacino.  Aquí en España el protagonista es interpretado por Florentino Fernández, que hace un magnífico trabajo, y al que le acompaña la voz de Patricia Conde, tal vez demasiado reconocible como para que no te ponga de los nervios. 
No podemos olvidarnos de una banda sonora magnífica donde suenan temas interpretados por los minions, como la hilarante versión de “I swear” de Boyz II Men o “YMCA” de los Village People. 
La película se lanza junto a Monstruos University, como principal título familiar de las vacaciones. Los niños disfrutaran con ella, pero los padres no se aburrirán un segundo. Ya sea con su genial 3D, o la versión convencional, Gru2: Mi villano favorito es una opción perfecta para combatir el calor de las calles. 

Besos de cine…

Nota: Agradecer a Universal Pictures contar con nosotros en este pase de prensa al que no le ha faltado el detalle de obsequiarnos con unas gafas 3D color amarillo minion.

También te puede interesar

Deja un comentario