La Identidad Digital del Cine a examen

El pasado día 11 tuvimos la suerte de acudir invitados a la presentación del estudio “La identidad digital en el sector del cine”, realizado por Estudios Internet, Consultoría Técnica de Factoría Interactiva.
El evento contó con la presencia de la directora general del ICAA,  Susana de la Sierra, y el director general de FAP, José Manuel Tourné, así como varios representantes del sector cinematográfico. El Objetivo del Estudio era analizar “La identidad digital” de las distribuidoras y exhibidoras de cine en España para tener una visión global de cómo han implementado su Estrategia Digital ante un consumidor que ha modificado sus hábitos afectando de forma alarmante el modelo de negocio convencional del sector.

La presentación fue muy interesante y productiva, pues pudimos aprender mucho sobre como las empresas del sector se adaptan, o lo intentan, a las nuevas tecnologías, y cómo intentan acercarse al espectador, pero la conclusión final del Estudio es que las distribuidoras de cine no están preparadas para el usuario digital. Ciertamente, siembre es bueno que haya empresas que analicen desde otras perspectivas lo que está fallando en el sector, o más bien lo que se puede mejorar, pues tras la presentación me di cuenta que hay mucho trabajo por hacer si se quiere que las distribuidoras y exhibidoras estén en la misma sintonía que el espectador, o consumidor, según hablemos de asistencia al cine o de comprador de películas, bien en soporte físico, bien en soporte digital.
Con las cifras en la mano del análisis de 34 distribuidoras de forma individual, sorprenden datos como que el 94,11% de las distribuidoras no disponen de web accesible para smartphones o el 85,3% no disponen de e-commerce en su web en un país en el que el 66% de la población dispone de smartphones y más de la mitad de ellos han comprado con sus terminales. En plena era digital, donde casi todos navegamos la mayor parte del día desde el móvil o tableta, dado que casi siempre se suele estar de un lado para otro, poder acceder a la información de forma precisa es, cuanto menos, vital.
Fernando Botella, Javier Sirvent y Jesús García fueron los encargados de presentar el estudio, y comentaron como la situación del mercado, unido a un cambio de hábitos de consumo, obligan al sector a reestructurar su Estrategia Digital desarrollando su Identidad Digital para interactuar con el nuevo consumidor, que está conectado constantemente y potenciará a corto plazo el próximo canal de ventas, en multipantalla.
Tras la presentación del estudio se celebró una mesa redonda moderada por José Manuel Serrano Cueto, donde se habló del futuro del cine y se plantearon los nuevos retos a los que se enfrenta el sector en el entorno de aguda crisis en España, donde la piratería y el incremento del precio del cine y otros espectáculos está provocando una severa caída de asistencia a las salas.
José Antonio de Luna, director de contenidos de Filmin, fue el primero en tratar el tema sobre cómo actualmente se consume más contenido audiovisual que nunca, y afirmó que “tenemos que ser capaces de adaptar nuestros servicios a las necesidades del consumidor. El usuario ya tiene el hábito de consumir en internet y cuando toma la decisión de consumir un producto y no lo encuentra de forma legal en la oferta, se rompe la baraja”.
Sonia Salas Gutiérrez, Responsable de Programación VOD de Movistar TV, corroboró lo que De Luna comentó: “El espectador conoce la oferta mundial y cuando quiere un producto lo quiere ya”. Por otra parte, plantea el beneficio de este tipo de plataformas “Mucho cine no llega a todo el territorio español y las plataformas de VOD fomentan y ayudan a que se vaya haciendo más usual un tipo de consumo legal”.
El coloquio prosiguió con Susana de la Sierra, directora General del ICAA: “La expresión ‘Vamos al cine’ ha dejado de ser la expresión que te lleva a la película. Desde las instituciones públicas estamos aquí para aprender y poner los instrumentos que tenemos a nuestro alcance para dinamizar el sector. Hay que trabajar en la cadena de valor, analizando elemento a elemento para ver qué soluciones podemos aportar”.
Algo que comentaron durante la mesa redonda, y creo que tuvieron gran razón, es que en muchos casos hay que luchar en conjunto contra la impunidad y la noción de que quién paga por contenidos, socialmente incluso, no está bien visto. ¿A cuántos no os ha pasado, asiduos compradores de películas, que vuestros amigos no entienden los motivos por los que compráis muchas películas (o incluso aunque sean pocas) pues están en la red para su “deleite gratuito”? 
José Manuel Tourné, director General de FAP, afirmó que “se están haciendo esfuerzos en la lucha con la piratería y la voluntad es real, sin embargo, no es todo lo rápido y ágil que debería aunque se mostró convencido de que se llegará a poder controlar. El mensaje durante ocho años sin acción legislativa por miedo a la contestación social envalentona a un sector del consumidor que prefiere verlo gratis antes que pagar, mientras que el mensaje en otros países de nuestro entorno es distinto:  La piratería es un delito y hay que perseguirla”.
Arturo Guillén, Vicepresidente de Rentrak, afirmó: “El VOD viene a sumar, no viene a restar”. Augura un futuro positivo para el VOD que tiene que pasar por un proceso de adaptación del consumidor, pero que a la luz de los datos de recaudación de EEUU especialmente en el video  transaccional (vídeo que se ve en el momento), está generando cifras de negocio millonarias.
Enrique Costa, director de márketing  de Avalon, cree que “hay que buscar fórmulas sin culpar a terceros de cómo recuperar a la gente que estamos perdiendo y educar desde el colegio en ir al cine, una experiencia que no está en ninguna otra plataforma. Nos estamos equivocando en el producto porque el  producto que ofrecemos no es atractivo y me gustaría una flexibilidad de precios del exhibidor mayor de la que hay ahora en comparación con otros países y flexibilidad en las ventanas de comercialización en función del producto”.
Quizás no se consiguieron dar respuestas a las preguntas planteadas, pero sí que este estudio dará que pensar a las grandes empresas sobre qué están haciendo para estar más cerca de nosotros, clientes potenciales, que acudimos cada vez más al cine para ver una película en concreto, y no por pasar la tarde sin escoger demasiado lo que vemos en el sala de cine. Lástima que en este tipo de debates siempre acabe hablándose de la piratería y el precio de las entradas, cuando podría haber dado más juego centrándose en el interesante estudio, pero lo bueno es que los datos ya están ahí, y cualquiera puede disponer de ellos para tomar sus propias decisiones.

También te puede interesar

Deja un comentario